Familias completas se alimentan en comedores escolares de Pavas durante vacaciones

De acuerdo con el legislador del PUSC, Pedro Muñoz, Hacienda adeuda a las Juntas de Educación fondos para alimentación por ₡12 mil millones.

A mediodía del viernes 11 de enero, una larga fila de padres de familia y sus hijos atiborró los pasillos que llevan al comedor del Colegio Rincón Grande de Pavas, en espera de recibir un almuerzo que les aplacara el hambre.

Ese es el caso de la familia Vega Alemán, vecinos de Pavas, quienes tanto el jueves como el viernes de esa semana comieron (todos sus miembros) en el comedor de ese centro educativo, pues como ellos dicen “la situación económica en la casa está difícil”.

De acuerdo con la madre, Lidiette Alemán, el único proveedor en la familia es su esposo, Lenin Vega, pues ella se dedica al cuido de los pequeños Junior, Samuel, Priscilla y Ashley, quienes tienen 12, 6, 5 y 4 años respectivamente.

No obstante, a Vega lo despidieron del trabajo la semana pasada y ahora se encuentran viviendo con “lo que quedó de su último pago”.

“Ahorita estoy sin empleo porque me echaron la semana pasada. Espero que me vuelvan a llamar. Tenemos ahorita para vivir mientras me vuelven a llamar. Además lo que uno como trabajador obrero no es suficiente, no compensa para comprar lo que uno necesita de la canasta básica”, señaló Vega.

La madre de familia destacó también que el servicio que brinda el comedor del colegio a los padres de familia y niños de la comunidad es de gran ayuda.

“Si se da la oportunidad hay que aprovecharla y traerlos a comer; igualmente se favorece uno también porque a veces uno no tiene qué darles en la casa”, destacó Alemán.

Durante las vacaciones, estos menores y sus padres desayunan en la casa, almuerzan en el comedor y su madre prepara la cena. Esta situación se aliviana en el período lectivo, pues los menores comen en la escuela o en el CEN-Cinai.

“En la casa se hacen uno o dos tiempos de comida si acaso. Ahora venimos al comedor en la tarde y yo solo hago la cena”, aseguró la vecina de Pavas.

Familia numerosa

En otra de las mesas del comedor se encontraba también Hazel Martínez, quien es vecina de Pavas, junto a sus hijos Fátima, Milagro y Baruch, de 9, 7 y 3 años respectivamente.

Martínez trabaja solo dos días por semana limpiando casas, donde gana ₡10 mil diarios, y cuenta con la ayuda económica del padre de su tercer hijo; sin embargo, comenta que alimentar a sus hijos se ha vuelto una tarea compleja.

“Esto es una gran ayuda para nosotros y para los niños. En la casa desayunamos pan, luego almorzamos aquí y finalmente cenamos a las tres de la tarde en la casa.

Desde que empezaron las vacaciones hemos estado viniendo y la atención es muy buena”, indicó Martínez.

La madre además destacó que no sabe qué haría para brindar el almuerzo a sus hijos si no fuera por el servicio que le da el comedor.

“En realidad no sé cómo haría. Por lo menos en período de clases la escuela les da de comer y uno se despreocupa un poco. La verdad es que uno puede aguantarse el hambre, pero ellos no”, aseguró la vecina de Pavas.

Martínez alquila una casa junto a una amiga, sus seis hijos y esposo (guarda de seguridad); es decir, en el hogar conviven doce personas, de las cuales solo trabajan dos. Ambas familias han asistido al comedor del Colegio Rincón Grande de Pavas durante todo el período de vacaciones.

Comer de “fiado”

Cada día -durante las vacaciones- el Colegio Rincón Grande de Pavas recibe a cerca de 340 personas, entre estudiantes del centro educativo, niños de la comunidad y sus padres de familia, quienes actualmente comen de “fiado” pues el Ministerio de Hacienda aún le debe dinero del mes de diciembre a la Junta Administrativa de la institución.

De acuerdo con el director del Colegio Rincón Grande de Pavas, Rolando Solano, el comedor se encuentra operando gracias a los proveedores quienes les han brindado más tiempo para ponerse al día con los pagos de diciembre del año pasado.

“No se les ha pagado a los proveedores. Ellos más bien nos están ayudando para poder darles comida a los estudiantes y si no fuera por ellos estaríamos cerrando. A las cocineras (cuatro funcionarias) tampoco se les ha pagado porque la Junta no ha recibido el dinero”, señaló el director.

Solano señaló a UNIVERSIDAD que incluso el pago del mes de noviembre se realizó el lunes 14 de enero.

“Hoy nos dijeron, desde el Programa de Alimentación y Nutrición del Escolar y del Adolescente (Panea), que el atraso no proviene desde esa unidad sino que viene del Ministerio de Hacienda”, señaló el director.

El funcionario incluso destacó que a otras instituciones cercanas el Ministerio de Hacienda aún les debe el mes de noviembre, y que a ellos “les fue bien” porque ahora solo se les debe diciembre.

A esta situación se suman los comedores de la Región Grande de Térraba, a quienes el Ministerio de Hacienda también debe dinero desde el mes de noviembre.

El presidente de la Junta Administrativa de la Escuela Rogelio Fernández Güell ubicada en Buenos Aires de Puntarenas, Marco Vinicio Villanueva, destacó que por rubro de comedores a la institución le deben ₡3 millones 100 mil, que corresponden a los meses de noviembre y diciembre.

“Nosotros le decimos a los proveedores que nos tengan paciencia. Ellos nos han dado chance pero la idea es empezar el curso lectivo en cero y al parecer eso no se va a dar. Ese es el problema”, afirmó el presidente de la Junta.

Villanueva aseguró que en período de vacaciones a la institución asisten cerca de 50 niños, quienes reciben un almuerzo cada día.

Uno de los proveedores afectados de esta región es Wálter Bogantes, quien es dueño de un supermercado y a quien las juntas administrativas le deben ₡15 millones.

Bogantes comentó que tuvo problemas para cancelar los aguinaldos y salarios de sus 25 empleados durante el mes de diciembre.

“Yo tuve que hacer un préstamo en un banco para pagar los aguinaldos. Ese fue el caos de diciembre. Yo no quiero seguir en esta situación, quiero que los dineros lleguen cuando tienen que llegar, que es la última semana del mes”, mencionó el proveedor.

El empresario destacó que los atrasos empezaron desde el mes de octubre; sin embargo, no ha pensado en retirar su servicio pues le beneficia tener como clientes a las juntas.

El diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Pedro Muñoz, junto a sus compañeros de bancada, reprocharon la tardanza del Ministerio de Hacienda.

De acuerdo con el legislador, el Ministerio adeuda a las Juntas de Educación por concepto de alimentación cerca de ₡12 mil millones, monto que corresponde al último trimestre del 2018 (según datos del MEP).

Muñoz aseguró también que la deuda pone en vilo la atención eficiente, alimentación y condiciones de los centros educativos de cara al inicio del nuevo curso lectivo que iniciará el próximo 6 de febrero.

Hacienda y MEP se defienden

Ante los retrasos en los pagos a las Juntas de Educación, la viceministra de Planificación del Ministerio de Educación Pública (MEP), Amparo Pacheco, reiteró la semana pasada que el Ministerio de Hacienda se encuentra realizando los pagos y que los completará a más tardar el próximo 18 de enero.

“En lo que respecta al pago para cubrir los servicios del personal que presta funciones en los comedores escolares, el MEP previó al cierre financiero del año 2018 la propuesta de pago para honrar los compromisos. Restando únicamente el depósito en las cuentas correspondientes por parte de la Tesorería Nacional, mismo que se empezará a cubrir a partir del día 08 de enero de 2019 y se completará en su totalidad a más tardar el día 18 de Enero de 2019”, explicó la viceministra.

Por su parte, el subtesorero Nacional, Mauricio Arroyo, señaló que en este momento se encuentran al día con estos pagos.

“El Ministerio de Hacienda realizó en el transcurso de esta semana los pagos pendientes de finales de diciembre con las Juntas de Educación, por los que al día de hoy no se tienen pagos sin realizar”, externó Arroyo ante la consulta de UNIVERSIDAD.

Durante el período de vacaciones 2018-2019 el MEP abrió 210 comedores escolares en todo el país. La idea del Ministerio es beneficiar a cerca de 30.000 personas durante este tiempo de descanso.

La apertura de comedores escolares fuera de horario lectivo fue una medida que el Ministerio empezó a implementar en el año 2015, cuando la entonces ministra Sonia Marta Mora y su equipo se cuestionaron sobre las necesidades de alimentación de los estudiantes vulnerables socialmente durante este período.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/familias-completas-se-alimentan-en-comedores-escolares-de-pavas-durante-vacaciones/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments