País

Experto asegura que reducir de 5,57% a 1% las exoneraciones permitiría establecer Renta Básica Universal

UNED planteó beneficios de crear un ingreso mínimo a las familias y una opción para financiarlo sería con impuestos progresivos a sectores privilegiados

Establecer una Renta Básica Universal (RBU) en Costa Rica sería posible con sólo reducir del 5,57% a 1% las exoneraciones que se otorgan a algunos sectores privilegiados. Con esta medida se contaría con los recursos suficientes para financiar esta iniciativa, aseguró Andrey Badilla, investigador del Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo (CICDE) de la Universidad Estatal a Distancia.

La Renta Básica Universal es una transferencia de dinero que el Estado realiza a una población, sin importar su condición laboral o ingresos, es un mecanismo de transferencia o repartición de la riqueza de una sociedad.

De acuerdo con el experto, la RBU representaría un 4,22% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, mientras que el fraude fiscal asciende al 8,20%, el gasto tributario es del 5,57% y el déficit fiscal es del 9,30%.

Además de la posibilidad de reducir un punto de las exoneraciones, otras vías de financiamiento para llevar adelante una Renta Básica Universal sería el establecimiento de impuestos progresivos altos, que estarían dirigidos a los sectores privilegiados del país.

“Otras opciones menos populares es utilizar rentas provenientes de la explotación de commodities, pero en Costa Rica este es un tema muy poco popular, porque mantenemos en alto nuestra conciencia ambiental; pero podríamos explorar otros mercados como la legalización parcial o total de las drogas, lo que generaría recursos nuevos”, señaló Badilla.

El modelo de RBU que propone el investigador de la UNED deberá contar un monto suficiente, el cual estimó en unos ¢300.000 y tendrá que estar acompañado de una política fiscal progresiva que permita una tasa de retorno entre los más privilegiados.

Adicionalmente, sería indispensable hacer los rebajos de las cargas sociales, para que todos tengan acceso a los servicios de salud y porque la seguridad social requiere de ingresos constantes.

Cinco características

Badilla indicó que desde la realidad que vive Costa Rica, esta RBU deberá cumplir con cinco características esenciales, ser individual; regular; permanente; incondicional y universal.

Individual: la transferencia se realizaría a cada sujeto beneficiario en particular, podría ser para hogares o ciudadanos y la condición es que sean ciudadanos.

Regular: sería una entrega mensual.

Permanente: se daría durante toda la vida de la población beneficiaria.

Incondicional: no dependerá de su condición laboral, nivel de escolaridad o condiciones preexistentes.

Suficiente: el monto estimado para la Renta Básica debe permitir a cada individuo tener un nivel de vida digno y de paso crear condiciones laborales dignas.

“El tema de la suficiencia es vital, porque al establecer un monto suficiente evitaría el dumping salarial; esto está relacionado con la tendencia de los patronos de negociar salarios a la baja, ya sea por una condición migratoria irregular o por la desesperación de conseguir un empleo”, señaló Badilla.

En este sentido, crear una renta universal permite contar con un piso de bienestar y los trabajadores tienen la posibilidad de rechazar empleos con salarios muy bajos, altos niveles de peligrosidad o que violen los derechos laborales, impulsando al mercado del trabajo a mejores oportunidades.

Asimismo, una persona realizará emprendimientos, sin que su subsistencia depende del resultado y al ser un monto suficiente se rompe con la herencia intergeneracional de la pobreza extrema.

A favor y en contra

Existen muchos argumentos en contra de la Renta Básica Universal. Quienes la adversan sostienen que tiene un costo económico muy elevado; desalienta el trabajo y eso puede incidir en la productividad de la economía.

Pero el experto aseguró que existen factores más allá de los salarios que los trabajadores valoran para querer trabajar, como la oportunidad de ejercer su carrera u oficio; aprender o dar un aporte a su país o comunidades.

Además, algunos de los planteamientos es que las personas que son beneficiarias de este tipo de transferencias monetarias las gastan en bienes de tentación (alcohol, drogas, etc), sin embargo, investigaciones de organismos como el Banco Mundial sostienen que las rentas en sectores más pobres no aumentan el consumo de esos productos.

“Otro argumento se dirige a la presión migratoria; pero hay que entender que estas rentas son un dividendo de la riqueza socialmente productiva, por lo que tendrían derecho de recibirlo en condiciones migratorias de regularidad”, añadió.

Pero los argumentos a favor aseguran que Razones a favor de una Renta Básica Universal:

Tiene efecto compensatorio sobre actividades productivas no remuneradas: esto se dará sobre todo en las mujeres, que deben cumplir dobles o triples jornadas, con labores domésticas y de cuido; además le permitiría a la población trans romper con los procesos de marginalización a los que se enfrentan desde jóvenes.

Reduciría la presión migratoria del territorio: la gente que migra de las zonas rurales a las urbanas buscando mejores oportunidades, con el piso de bienestar ya no tendrían que salir de sus comunidades.

Una acción a favor del empleo: el neoliberalismo ha colocado al trabajo como el axioma central encima de la vida misma. Al crear un ingreso universal las condiciones laborales deberán ser beneficiosas.

Ruptura de la transmisión intergeneracional de la pobreza: actualmente el sistema excluye a los pobres y pobres extremos, aunque se mantengan en el sistema educativo.

Creadores artísticos y culturales podrían continuar: en los últimos meses se ha discutido mucho sobre la preocupación del cierre técnico de entes culturales, pero al crear un piso de bienestar los actores y miembros de este sector no verían vulnerabilizadas sus condiciones de empleo.

Efecto multiplicador de la economía: habría una reacción de crecimiento de la economía, debido al aumento de la capacidad de consumo de la población.

Ir al contenido