País

Estado de la Nación alerta a diputados: transporte es el principal desafío en temas energéticos del país

Los coordinadores del capítulo ambiental del Programa comentaron que principales problemas para desarrollo energético están en un consumo que aumenta la dependencia de derivados del petróleo, y no en las áreas de producción eléctrica, que son una fortaleza

Los coordinadores del capítulo ambiental del proyecto Estado de la Nación cambiaron la corriente en la Comisión de Energía en la Asamblea Legislativa, que ha estado concentrada en intensos debates sobre el peso de la generación de electricidad en el desarrollo del país. Los investigadores sostuvieron ante los diputados que el principal problema energético de Costa Rica está en la actividad del consumo y no en la producción,  y se relaciona con el transporte.

«La producción de energía presenta muchas de nuestras fortalezas, aunque requiere ser adaptada a los tiempos. Pero el principal reto es nuestro consumo energético, en el que el 72% depende de los hidrocarburos, y esto debido al transporte», declaró Leonardo Merino, quien junto con Karen Chacón expusieron ante los legisladores los retos en la materia, desde la perspectiva de los informes del Programa.

Este desafío se relaciona con el tipo de crecimiento en Costa Rica, que según Merino corresponde al modelo 3 D: disperso, distante y desconectado, lo que hace que las personas tengan que utilizar un transporte poco eficiente.

«El principal problema energético es la planificación territorial, no se construye pensando en el transporte público, eso empuja a las personas hacia los vehículos particulares», comentó Merino.

La flotilla particular crece entre cinco o seis veces mas que la población, lo que se combina con un sistema de transporte público que no es eficiente, y que se agrava con situaciones como la antigüedad de la flota de buses, que generan contaminación ambiental.

Por su parte, Chacón resaltó que los temas de generación de electricidad se encuentran entre las grandes fortalezas para el desarrollo de Costa Rica, por una generación limpia, un aspecto que incluso la diferencia de países desarrollados.

El otro ángulo que destacó Chacón fue que los datos del crecimiento de la producción son mayores que el aumento de la demanda, lo que genera una oportunidad para tratar de modificar la matriz energética del país, que en los últimos 30 años prácticamente no se ha modificado.

«También hay que considerar amenazas, como la reducción significativa en la cantidad de las lluvias, cerca de un 14% en los últimos años, lo que genera retos en varios frentes, por el tema del uso del recurso hídrico», expresó Chacón.

Ante este panorama, Merino comentó que el país debe procurar revisiones de los temas de planificación territorial, para vincular estas discusiones y debates al desarrollo energético.

Adicionalmente, se debe realizar una revisión de parámetros en temas como el transporte público, en el que el país tiene un atraso de dos décadas. Merino comentó que se trata de temas con impacto ambiental, pero también económico, y de cambios tecnológicos y de normativa que se deben impulsar.

Por su parte, Chacón comentó que hay espacio para un cambio cultural, porque una encuesta del Programa detectó que hay un alto porcentaje dispuesto a cambiar las prácticas de uso de vehículo particular, pero solicitan condiciones como una mejoría en aspectos como cercanía de los medios públicos, seguridad, eficiencia y tiempos. Además, resaltó que hay acciones que se han planteado en esta dirección desde hace años, pero no se han concretado, como la sectorización del transporte público y las interlíneas.

 

Suscríbase al boletín

Ir al contenido