Partido Costa Rica Justa

Costa Rica Justa no dará adhesión a ningún candidato en segunda ronda

Según dijo el secretario general del partido, ambas opciones en segunda ronda representan un "modelo absolutamente neoliberal", por lo que como alternativa socialdemócrata no apoyan a ninguna y no se ven "haciendo parte o apoyando a esas estructuras partidarias en la segunda vuelta".

El Partido Costa Rica Justa, que presentó como candidato presidencial a Rolando Araya en las pasadas elecciones, anunció este miércoles que «no dará adhesión ni apoyará a ninguno de los candidatos que someterán sus nombres en la segunda ronda electoral».

Mediante un comunicado de prensa la organización agradeció a las personas que les apoyaron pues «a pesar de ser una opción política muy reciente en la estela política, hemos logrado construir una estructura a nivel nacional, de poder expresar nuestra visión país, de tener una plataforma de pensamiento que se expresa en nuestro plan de gobierno».

En consecuencia y «por respeto a los miles de ciudadanos que expresaron su voluntad a través de las urnas electorales», dijero, el comité ejecutivo de ese partido tomó la decisión de mantenerse en defensa del estado social de derecho, en contra del modelo neoliberal, en defensa del sector agro, los modelos asociativos y la pequeña y mediana empresa, por lo que no apoyará a ningún candidato.

«Nosotros pensamos que para ser candidato a la presidencia debe contarse con la mayor integridad moral y eso no lo sentimos de parte de uno de los candidatos. Además creemos que el otro representa un modelo económico que va en camino a la destrucción del Estado social de Derecho, que apoya la regla fiscal y que va a venir en detrimento de los servicios públicos, un modelo económico economista», dijo Jorge Vargas, secretario general de la agrupación.

Según dijo, ambas opciones en segunda ronda representan un «modelo absolutamente neoliberal», por lo que como alternativa socialdemócrata no apoyan ninguna de estas posturas ideológica y no se ven «haciendo parte o apoyando a esas estructuras partidarias en la segunda vuelta».

Para Vargas eso implica que como organización no participarán y como militantes no van a tomar parte en el proceso electoral y en cambio, van a mantenerse «como una opción socialdemócrata y en defensa del Estado social de Derecho, en defensa de la libertad», pero en la acción individual, cada uno de los votantes deberá decidir su proceder.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido