Negar y negar

Qué arma más poderosa utilizan, día y noche, los sinvergüenzas para demostrar que no son mafia; pero son mafia de marca.

Qué arma más poderosa utilizan, día y noche, los sinvergüenzas para demostrar que no son mafia; pero son mafia de marca.  No conocen la valentía, la hidalguía, la calidad humana para reconocer y aceptar sus vergonzosos errores.  La honorabilidad la han enterrado a gran profundidad. Se escudan en la mentira, en la manipulación, en el “yo no fui”; culpan a otros y niegan de mil maneras sus fechorías y esconden, así, sus altas dosis de corrupción; pero esos también son corruptos de marca.

Para estos descarados, la “técnica” maldita de negar y negar sus errores cometidos es su tabla de salvación; creen que la utilizan en forma perfecta, sin percatarse que al pueblo ya no se le engaña.  Negar es mentir, es engañar, es mantener su personalidad manchada, con conocimiento pleno de su conciencia sucia. Desde luego, nos referimos al negar hechos reales ocurridos que comprometen al culpable; o sea, negar de una verdad que se les acusa.

Una persona correcta, si ha cometido un error del tamaño que sea, acepta su responsabilidad y las consecuencias de su acto cualquier que sea; no utiliza abogados corruptos, ya reconocidos en Costa Rica; para que le defiendan. Antepone su calidad de dignidad humana, como diciendo: “soy diferente y tengo gran valor”, y tiene cara que se sonroja.

Los descarados que niegan sus malas acciones son seres muy inferiores, son basura y son dignos de toda lástima; son enanos en moralidad. Son seres que se arrastran como las serpientes; son verdaderas ratas; son seres que tienen dificultad para caminar por la enorme cola que manejan. Caminan y caminan dejando huellas profundas de descaro, de desfachatez y manchando con la peor pintura a todos sus familiares, que quedan marcados para siempre.

La honorabilidad, la sensatez, el orgullo de ser una persona digna, de ser un ser humano valioso, debe prevalecer siempre en todos los seres humanos.

Proponerse a cambiar, a caminar, como un verdadero ejemplar de la raza humana, reconociendo que ha cometido un error y lo pagará (lo que sea y como sea); así mi conciencia estará tranquila y toda mi familia gozará de prestigio.

Algún día la suciedad de la raza humana será limpia y los zorros, cerdos, ratas y serpientes estarán en el lugar que les corresponde; por el momento, deben de estar en la cárcel, conjuntamente con todos los prisioneros.

El negar y negar acciones oscuras es un pésimo mal ejemplo para las futuras generaciones. Caminar correctamente en esta vida es un ejemplo que trasciende y tendrá vigencia cristalina siempre, siempre.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/opinion/negar-y-negar/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments