El tema en el léxico

El tema de este artículo es la crítica al uso lexicológico que actualmente algunos opinantes dan a la palabra y concepto gnoseológico

El tema de este artículo es la crítica al uso lexicológico que actualmente algunos opinantes dan a la palabra y concepto gnoseológico “tema”.

Acerca del tema podría decirse que es un concepto primordialmente académico, el cual siempre nos remite a la denominación concreta de algún asunto que, a la vez, puede devenir problema (objeto de solución), estado o situación de algo. Caso contrario y erróneo es cuando en un escrito su título, más que denominar el tema lo describe, degradando así el primer contacto con el lector. Y aunque el “algo” nombrado por el tema se presente con distintos matices de abstracción (a mayor grado de abstracción menor nivel de concreción y viceversa), este objetivamente reflejará una realidad susceptible de denominación incluso mediante alguna abstracción metafórica o, como lo es la presente reflexión, a través de una relación.

Hoy vemos cómo la voz de los expertos en distintos “temas” se ve permeada de modas, estereotipos y facilismos lexicológicos que deterioran el discurso; entre ellos los eufemismos -para que nadie se resienta. Entonces todo asunto, situación, problema o fenómeno que podrían caracterizar un tema, y que a la vez, según sea el caso, también subdividirse en manifestaciones puntuales (ej. el tema del “medio ambiente” con sus particularidades reflejadas en problemas o áreas para discutir, indagar o resolver: estado ambiental, sostenibilidad, contaminación, recuperación, protección de…, etc.), ahora resulta ser tema y sólo de temas se habla. Por tanto, ya no se habla de problemas o asuntos que escocen, sino del “tema de los niños abandonados, de los huecos en las calles o de la platina, de las niñas embarazadas”.

Mas lo dicho no significa que cuestiones relacionadas con algún tema determinado y abstraídas del mismo, bajo rigor metodológico y en respuesta a una necesidad académica, no puedan ser abordadas como temas, sino que el término-concepto “tema” debe visualizarse en su contexto epistemológico y no emplearlo indiscriminadamente, evitando así su relativización.

Claro, es más sencillo tematizar nominalmente cualquier cosa que determinar su naturaleza y de ahí llamarle por su nombre, y de paso contribuir con el bagaje lingüístico, tan venido a menos últimamente. Ojalá que el problema aquí esbozado en forma somera no corresponda al “tema” de “la importación lexicológica” que algunos “expertos” suelen reproducir en sus discursos.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/opinion/el-tema-en-el-lexico/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments

Otros Artículos

La agenda de cambio climático involucra a los sectores económicos, sociedad civil, empresa privada, organismos internacionales, académicos, científicos, municipalidades, Gobierno y partidos políticos

Claude Levi Strauss nos acerca al tema de la inclusión y la exclusión, al aportar el concepto de “etnocentrismo inmediato