¡A sus órdenes jefe!

¡Todo era soportable, menos tocar al sacrosanto capital!

El pasado jueves, a eso del mediodía, el ministro de Hacienda Rodrigo Chávez anunciaba desde el Museo de los Niños, convertido en Sede de la Asamblea Legislativa como algo muy simbólico, que el Gobierno de Carlos Alvarado enviaría al Primer Poder un proyecto de ley para crear una “contribución solidaria” pagadera por quienes ganaran más de 500.000 mil colones al mes, bien fuera en el sector público o privado, porcentaje que iría subiendo según fuera el monto del suelo. PERO ESO NO ERA LO MAS IMPORTANTE, sino que adelantó que TAMBIÉN LAS GANANCIAS DE CAPITAL serían objeto de la contribución solidaria y ahí, al proyecto le sucedió lo que, según el dicho popular… le pasó a Tere!

¡Todo era soportable, menos tocar al sacrosanto capital! ¿Cómo se le ocurría eso al imberbe que nos gobierna? ¡De inmediato tocaron a rebato! Es de imaginar al representante plutocrático en el gobierno, don André  Garnier, recibiendo las llamadas de los miembros de los Panamá Papers reclamando semejante desaguisado, que los obligaría a repatriar algunos de sus cinquillos”.

Así y antes que el cura ñato terminara de santiguarse, la ministra doña Pilar lee el aguerrido twit del presidente: ¡Mentira, el gobierno no presentará ningún proyecto, pobrecitos los trabajadores de 500.000 colones! Como mampara para ocultar la verdadera razón de la baja de piso, nada menos, que al Ministro de Hacienda. Y para que no quedara duda, el “Ministro Jefe de la Tombería Nacional”, que supuestamente ninguna vela tenía en el entierro ( ¿Del Ministro de Hacienda?), ratificaba lo mandado a decir por don Carlos Presidente, como recordando que él tenía la Seguridad en sus manos.

Hoy nuevamente en el marco informativo del Coronavirus, ya más calmados y obedientes, el Presidente y su Ministro de Hacienda de poca autoridad y vergüenza, aclaraban que si habrá ley de aporte solidario para trabajadores del sector público y privado, con salarios de un millón en adelante y escalonado cada medio millón, y de feria, sin temblarles la barbilla, dijeron que lo justo era que, quien ganaba más fuera más solidario y que en eso iban los salarios desde el Presidente para abajo, pero… ¿Y LAS GANANCIAS DEL CAPITAL? Qué cosa… ¡A NINGUN PERIODISTA SE LE OCURRIÓ PREGUNTAR!, ni a Don Ignacio desde el estudio, ni a nadie… qué “extraño” verdad? ; omertá o ley del silencio, lo llama la mafia italiana.

Por supuesto que estoy de acuerdo con colaborar solidariamente, pero creo que se debe tomar en cuenta una serie de condiciones antes de poner en difícil situación a muchas personas. Hoy, por ejemplo, el Diario Extra trae un editorial infame propio de ese pasquín, donde dice que el 80% de los empleados públicos están en la casa de “vacaciones o haciendo teletrabajo” y que se “echan más de un millón a la bolsa” como si fuera robado. Nada más falso, manipulador y aberrante de un periodismo de baratija, que junto con sus colegas de La Nazi-On y Canal 7, se han dedicado en los últimos años a hacer una sociedad de odios hacia los empleados públicos y los pensionados, que justamente pagaron sus pensiones y ¡LES ROBARON CINCO BILLONES DE COLONES!, pero eso no lo dicen… ¡Manipuladores!

Así terminó esa historia, con los costarricenses asalariados solidarios, las ganancias de capital ganando intereses en Panamá, Bahamas e Islas Vírgenes y el Presidente, su Gabinete, sus colegas de la prensa todos obedientes…muy bien, muchas gracias.

Esta historia me hizo recordar la película El Gendarme Desconocido de Cantinflas cuando, cuadrado y  mano en la visera de su quepis decía… ¡A SUS ORDENES…JEFE!

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments