8 de marzo Día Internacional de la Mujer

Por la Liga Internacional de Mujeres pro Paz y Libertad, sección Costa Rica (Limpal). 

Por la Liga Internacional de Mujeres pro Paz y Libertad, sección Costa Rica (Limpal).  Limpal es parte de una organización mundial fundada en la Haya en 1915 para promover la paz y libertad y cuenta con secciones en países alrededor el mundo.

El 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer originó en 1909 para conmemorar los logros de las mujeres. Aunque la fecha varió entre los países y los años, las mujeres aprovecharon la idea para mejorar sus vidas. En las ciudades grandes de Europa y los Estados Unidos mujeres marcharon por el derecho al sufragio, para mejorar las condiciones de trabajo, en contra el hambre que afectó muchas poblaciones y, con la llegada de la guerra mundial, por la paz.

En los años más tarde la fecha se fijó para conmemorar la muerte de las 123 mujeres trabajadoras en el incendio de la fábrica Triangle en Nueva York en 1911. Las víctimas, la mayoría migrantes y pobres, perdieron sus vidas porque los dueños de la fábrica cerraron las puertas con llave para prevenir robos. La vida de una mujer valió menos que el precio de una blusa.

De verdad las mujeres han ganado muchos de los derechos desde entonces, pero la igualdad todavía no existe. En la calle, en el trabajo, en los centros de educación las mujeres enfrentamos acosos sexuales de toques en el pecho, el trasero y la cara. Aguantamos comentarios sobre el cuerpo, sobre la ropa o sobre el estado civil y el físico. Hombres no conocidos sacan fotos para poner en los redes. La pornografía presenta a la mujer como víctima o prostituta, un objeto para desechar.

La violencia familiar afecta más a las mujeres. En el año 2018 veintiuna mujeres fueron asesinadas por su pareja, expareja o un hombre conocido. Las llamadas al 911 por violencia doméstica contra la mujer llegaron a 51.000.       Las llamadas aumentan durante los partidos de fútbol y los feriados.

En el campo laboral la mayoría de las mujeres quedan en el más bajo rango. Son operadoras, limpiadoras, oficinistas, ayudantes, y solamente un porcentaje pequeño llega a la jefetura. Hoy en día no hay ni una presidenta en todas las Américas, aunque hubo presidentas en varios países. En el mundo de fianzas, en la máquina que maneja la economía del mundo, pocas mujeres toman el volante. Solamente el 20% de los integrantes de la reunión del Foro Económico Mundial en Davos son mujeres. En Costa Rica una mujer, Rocío Aguilar, es la primera contralora general pero la verdad es que una mujer en una posición alta no significa igualdad.

Ocupamos poco terreno en las ciencias y tecnología.  El mundo corre hoy en día en la tecnología, una profesión que no requiere fuerza física, ni testículos, ni testosterona, pero es dominado por hombres.  Existe todavía la creencia de que la mujer no tiene la capacidad para entender la tecnología.

Nuestro lenguaje también tiene un sesgo contra la mujer. Si dice a una mujer maneja como un hombre es un halago. Si se dice que un hombre  maneja como una mujer, es un insulto. Palabras como “puta” se usan para expresar ira o insultar.

La discriminación es también notable en deportes. Las mujeres han sido campeonas mundiales en fútbol, escrima, boxeo, natación, atletismo, y mujeres ticas participan en maratones y otros eventos físicos duros y ponen el nombre de Costa Rica en alto. Pero, ¿dónde están en los periódicos y comunicaciones de deportes? (radio, TV, You Tube etc.) Muchas mujeres practican ciclismo, tenis, gymnasia, y otros deportes.

Las mujeres viven con la presión social de casarse y tener hijos lo que no es para los hombres. Todavía existe el prejuicio de que una mujer es soltera porque “el tren la dejó”. La decisión de casarse o tener hijos o no es una decisión personal.

Nosotras mujeres seguimos luchando en todo el mundo por nuestro género por los derechos básicos, educación, salud, justicia, protección contra la violencia y las violaciones, los conflictos, y por una vida digna.

En 2015 doscientas mujeres perdieron la vida en un taller de ropa en Bangladesh cuando colapsó el techo.  Y en Nigeria en 2014 250 niñas fueron secuestradas de su escuela. Cinco años después nadie sabe el paradero de más  de 100 de las niñas.  Hasta que cada vida femenina valga sin ser discriminada, seguiremos luchando por la igualdad.

0 comments