Francia, Inglaterra y Golfo Pérsico:

Tres nuevos escenarios en la política mundial, todos inciertos

Solo las elecciones francesas estaban en el calendario: la presidencial del mes pasado y las parlamentarias, de este mes.

Solo las elecciones francesas estaban en el calendario: la presidencial del mes pasado y las parlamentarias, de este mes.

El triunfo de Emmanuel Macron en las presidenciales no era el resultado esperado. Otros candidatos parecían mejor colocados. Pero no fue así. Ni la derecha republicana, ni lo socialistas, de tendencia cada vez más liberal, pudieron revalidar una tradicional alternancia en el poder. Los primeros por el escándalo de corrupción que afectó a su candidato; los segundos, por haber abdicado de toda aspiración socialista. Triunfó entonces la alternativa: Emmanuel Macron. Los resultados del primer turno de las elecciones parlamentarias, el domingo pasado, la garantizan una holgada mayoría, muy superior a los 400 escaños, en un parlamento de 577 diputados. En todo caso, su conformación definitiva solo será conocida después de la segunda vuelta, el próximo domingo. [Sobre las perspectivas electorales francesas se puede ver el artículo en esta página].

Inglaterra también celebró elecciones la semana pasada. La elección inglesa, adelantada por decisión de la primera ministra conservadora, Theresa May, resultó una apuesta arriesgada, que no cumplió sus objetivos. May pensó que podía reforzar su ajustada mayoría en el parlamento de cara a las difíciles negociaciones con la Unión Europea (UE) para la retirada de Gran Bretaña de esa organización. Negociaciones que deberían comenzar aun este mes, pero que los resultados electorales y el necesario ajuste en el gobierno podrían obligar a aplazar. Un escenario complicado porque el plazo para negociar la retirada británica no se amplía.

Finalmente, el acontecimiento más inesperado de la semana: el anuncio de tres monarquías del Golfo Pérsico y Egipto de su ruptura de relaciones con Catar. Una lectura de las informaciones y comentarios sobre esta renovada tensión en un escenario particularmente conflictivo en el mundo muestra el desconcierto ante la medida y las diversas interpretaciones sobre lo que está en juego. Los dos temas –la elección británica y el nuevo conflicto en Medio Oriente– están tratados también en esta página, en un intento por poner en perspectiva tres de los acontecimientos más importantes de esta semana.

(Créditos: Foto AFP)

0 comments

Otros Artículos

En México, una guerra interna motivada por el tráfico de drogas tiene al Estado nacional más desarticulado y desangrado que nunca

Conocí al artista Max Ulloa, de la manera más inaudita. En el año 2012, yo pretendía saludar a la persona que hizo la segunda restauración

La comparación resulta tan ilustrativa como inevitable. En un partido de fútbol cualquiera puede fallar sin que el resultado se vea afectado de manera decisiva