Profesor Mohammed Ihsan

«No queremos que Irak sea escenario de una guerra entre Irán y Estados Unidos»

Mohammed Ihsan ha sido ministro en varias ocasiones, en diversas carteras –de derechos humanos, de Asuntos Extrarregionales, de las Áreas en Disputa– del Gobierno de Kurdistán. También representó a Kurdistán ante el Gobierno Federal de Irak.

A unos 370 kilómetros al norte de Bagdad, con su antigua ciudadela, sus mezquitas y parques, enclavada entre Turquía, al norte; Irán, el este; y Siria, al oeste, está Erbil, en una rica zona petrolera, uno de los escenarios más complejos del Oriente Medio. Es la capital del Gobierno Regional del Kurdistán.

Desde 2001, Mohammed Ihsan ha sido ministro en varias ocasiones, en diversas carteras –de derechos humanos, de Asuntos Extrarregionales, de las Áreas en Disputa– del Gobierno de Kurdistán. También representó a Kurdistán ante el Gobierno Federal de Irak.

Entre 2015 y octubre del año pasado, fue presidente de la Universidad Internacional de Erbil. Ahora visita Costa Rica como profesor invitado por la Universidad para la Paz.

Hablamos de la vida en Erbil, pero también de las expectativas ante las renovadas tensiones entre Estados Unidos e Irán. “No queremos que Irak sea escenario de una guerra entre Irán y Estados Unidos. Sería muy destructiva”, afirmó. Su visión del conflicto quedó documentada en esta conversación, sostenida en San José el pasado jueves 16 de enero.

¿Cómo es vivir en Erbil? ¿Es como vivir en un Estado kurdo?

Vivir allá es como vivir en un Estado kurdo. Pero es un Estado no reconocido internacionalmente. Erbil, la capital de la República de Kurdistán, es una vieja ciudad, de más de cuatro mil años, pero muy moderna, en la que viven 1,7 millones de personas. Es una combinación de muchas naciones. Es una ciudad multicultural, donde conviven diferentes nacionalidades y religiones.

La economía, basada en la explotación del petróleo y del gas, de la agricultura y el turismo, es próspera. Pero son el petróleo y el gas sus principales recursos. Se usa el dólar más que el dinar iraquí.

La naturaleza es muy bonita, con grandes montañas, ríos y las cuatro estaciones. Puede hacer mucho calor y mucho frío.

La gente en Kurdistán está mirando hacia el futuro. La gente en el sur de Irak mira hacia el pasado. Es pacífica la vida; hay pubs, bares; hay vida nocturna. La gente de Irán y de Irak viene a Erbil a divertirse, ahí se puede tomar alcohol, no es un estado islámico.

Tenemos 15 universidades entre públicas y privadas, donde se imparten cursos en inglés, además del kurdo y del árabe. La generación más joven no habla árabe, porque entre 1981 y 2003, durante el gobierno de Saddam Hussein, las relaciones con Bagdad fueron nulas. El kurdo y el árabe son lenguas totalmente diferentes. El kurdo es un idioma de la familia hinduísta.

¿Es la misma la situación de los kurdos en Irak, Turquía, Siria o Irán? ¿Cuáles son las diferencias? 

El territorio del Kurdistán está dividido en cuatro países. Los problemas en cada uno cambiaron. En Siria es totalmente diferente a Irak; también es diferente en Turquía o en Irán, incluyendo el porcentaje de kurdos en cada país. En Irak representan un 23% de la población; en Turquía, 15%; en Siria, de 4 a 7%; en Irán son poco más de 5%.

Es por eso que la situación de los kurdos en Irak es totalmente diferente a la de los demás países. Los kurdos son la principal fuerza partidaria en un Irak federal. En Turquía, la mayor parte de los kurdos se identifican con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PPK), de izquierda. En Irak tenemos la mayoría del Partido Democrático del Kurdistán (PDK), de derecha. Eso es totalmente diferente en los dos países. En Irán también la mayoría kurda es de izquierda. En Siria es mixto.

Los problemas son totalmente diferentes. Los kurdos en Irak no apoyan al PKK, que reivindica la creación de un Estado kurdo en Turquía, algo a lo que el Gobierno turco se opone decididamente. El presidente Tayip Erdogan está totalmente en contra de un Estado kurdo, aún de un Estado kurdo en Irak.

Por razones, históricas, políticas y geográficas, las relaciones con Irak son más cercanas y están determinadas por dos factores principales: la seguridad y la energía. Nosotros tenemos energía y ellos no.

El sábado 11 de enero, el primer ministro de Irak, Adil Abdulmahdi, se reunió en Erbil con el presidente del Gobierno Regional del Kurdistán, Nechirvan Barzani, para discutir sobre las tensiones entre Irán y los Estados Unidos, la situación en Irak y las relaciones entre Irak e Irán. ¿Cuál es la posición kurda en estas materias?

No queremos que Irak sea escenario de una guerra entre Irán y Estados Unidos. Los kurdos no quieren que se instale en Irak un escenario de guerra. Nosotros queremos nuestra área lejos de la guerra. Aunque tampoco queremos ser proxis de Estados Unidos o de Irán. 

Estados Unidos pueden ayudar mucho, económica, política y militarmente ellos pueden apoyar a Irak. Queremos aprovechar la protección norteamericana y las inversiones, porque Irak no ha sabido aprovechar ese apoyo de Estados Unidos.

Los norteamericanos gastaron billones de dólares en Irak. ¿Quién puede pagar esto? Algunos grupos chiitas, que tiene armas, quieren que los americanos salgan, pero no son todos. Estados Unidos no saldrá de Irak de ningún modo.

Nuestros hermanos iraquíes, los chiitas, no pueden decir “no” a Irán. Si lo hacen, el día siguiente Irán los golpea. Pero nosotros no queremos depender de Irán.

Tras la derrota de ISIS en Irak y Siria, ¿usted cree que Washington continuará apoyando a las fuerzas kurdas en Siria? El exembajador de Estados Unidos en ese país, Robert Ford, advirtió a un comité del Congreso, en febrero pasado, que ese apoyo podría hacer mucho más difícil trabajar con Turquía para enfrentar a Irán. El gobierno turco no ve con simpatías el apoyo de Washington a los kurdos.

Estados Unidos saldrá de Siria (Siria no es su área de influencia), se concentrará en Irak. Si los kurdos son inteligentes podrán aprovechar y negociar de mejor manera con el Gobierno sirio para asegurar una mejor situación para ellos en el futuro.

Estados Unidos no podrá proteger a los kurdos en Siria porque están repartidos en diversas localidades en esa región, que tiene una geografía muy fragmentada. Los kurdos en Siria deberían negociar con Estados Unidos, o Rusia, o con quien gobierne en Damasco y tratar de conseguir algo. No apostar a obtener todo o nada.

 

¿Usted cree que Estados Unidos necesita a los kurdos para contener Irán y presionar a los rusos?

Ellos necesitan bases en el Kurdistán iraquí para contener a Irán. Actualmente tienen cinco, una de esas fue la que los iraníes atacaron; pero eso fue un show, pura propaganda.

Ellos quieren tener ahí bases de operación. Por eso necesitan el Kurdistán. Sin esa presencia, Irán y Turquía podrían ocupar el Kurdistán, tanto por su petróleo como por razones de seguridad.

 

Finalmente, ¿cuál es la posición del Gobierno del Kurdistán frente al conflicto entre Irán y los Estados Unidos?

Irán es muy importante para Kurdistán. Tenemos una frontera larga con ellos; tenemos muchas conexiones sociales. Irán también apoyó a Kurdistán durante el período de Saddam Hussein.

No queremos que Irán se comprometa en una guerra con Estados Unidos de largo plazo, sería muy destructivo. Al mismo tiempo, no queremos que Irán intervenga en otros países. No pueden continuar con esa intervención. Es muy costoso. La situación económica en Irán es desastrosa por el embargo norteamericano, y eso deteriora su imagen internacional.

Estados Unidos e Israel no van a permitir nunca que los iraníes tengan armas nucleares. Lo razonable es que eviten ese conflicto. Si tenemos que elegir, no vamos a estar del lado de los perdedores.

 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments