Mundo

Expresidente francés Nicolas Sarkozy condenado a 3 años de cárcel por corrupción

De la pena de tres años, uno quedó en firme, ante acusación de que el exmandatario buscó influir en diligencias abiertas relacionadas con el denominado caso Bettencourt, en el que se reveló un esquema de financiación ilegal de su partido Unión por un Movimiento Popular.

El expresidente francés Nicolas Sarkozy (2007-2012) fue condenado este lunes a 3 años de cárcel, uno de ellos firme, por corrupción y tráfico de influencias.

El tribunal de París dictaminó que hubo un «pacto de corrupción» entre el mandatario de 66 años, su abogado habitual Thierry Herzog y el exmagistrado Gilbert Azibert, que fueron condenados a la misma pena.

La fiscalía había solicitado una pena de cuatro años de prisión, dos de los cuales firmes, alegando que la imagen presidencial se había visto «afectada» por este caso.

Sarkozy fue condenado por haber intentado corromper, junto con Herzog, a Azibert, cuando éste era juez del Tribunal Supremo.

Según la acusación, el exmandatario buscaba obtener informaciones cubiertas por el secreto profesional e influir en las diligencias abiertas ante la alta jurisdicción relacionada con el denominado caso Bettencourt, en el que grabaciones reveladas en el marco de una disputa interna de la familia propietaria de L’Oreál revelaron un esquema de financiación ilegal de la Unión por un Movimiento Popular, el partido de Sarkozy.

A cambio, habría ofrecido a Azibert su ayuda para obtener un puesto de prestigio al que éste aspiraba en Mónaco, aunque nunca lo consiguió.

Nicolas Sarkozy es el segundo expresidente de Francia en haber sido condenado por la justicia.

Antes de él, solo Jacques Chirac, su antecesor y mentor político, fue juzgado y condenado por malversación de fondos públicos cometida cuando era alcalde de París, pero debido a problemas de salud nunca compareció ante la corte.

Ir al contenido