Estados Unidos reconoce Jerusalén como capital de Israel

Decisión de Trump causa preocupación sobre la estabilidad futura de Medio Oriente

Este miércoles el presidente de Estados Unidos anunció que su gobierno reconoce a Jerusalén como capital de Israel y giró instrucciones para la construcción de una nueva embajada de su país en esa ciudad.

El anuncio fue hecho por el propio Donald Trump acuerpado por su vicepresidente Mike Pence, al medio día hora de Costa Rica.

Trump aseveró que “no podemos resolver nuestros problemas repitiendo las mismas estrategias fallidas del pasado. Mi anuncio marca el inicio de un nuevo enfoque en el conflicto entre Israel y los palestinos”.

Tras recordar que en 1995 el Congreso de Estados Unidos votó por trasladar su embajada a Jeruslén y reconocer que esa ciudad es la capital de Israel. Afirmó que “por más de 20 años todos los presidentes previos se negaron a mover la embajada a Jerusalén o reconocer Jerusalén como la capital de Israel. Después de más de dos décadas de atrasos no estamos más cerca de un acuerdo de paz duradero”, por lo que “he determinado que es hora de reconocer oficialmente a Jeruslén como la capital de Israel”.

Trump afirmó que con su acción de hoy “reafirmo el fuerte compromiso de mi administración con la paz en la región”, e informó que próximamente Pence viajará a la región para “refirmar nuestro compromiso para trabajar con nuestros aliados en Medio Oriente para vencer el radicalismo”.

DECISIÓN “TREMENDAMENTE ABSURDA”

Jorge Barrientos, profesor de la Cátedra Ibn Khaldun de Estudios del Medio Oriente y África del Norte, coincidió en calificar la medida tomada por Trump como “tremendamente arbitraria y unilateral” y dijo que constituye un “voto de apoyo a una política ilegal de pasarle por encima al derecho internacional y a todos los acuerdos de 1948 tras la partición del territorio palestino”.

Cabe recordar que Israel ocupó Jerusalén tras la guerra de 1967.

Añadió que también es un espaldarazo al gobierno de Benjamín Netanyahu “sionista, virulento, reaccionario de la derecha israelí más militarista”, y previó que además generará “un crecimiento del sentimiento de odio hacia Estados Unidos y hacia Occidente, en tanto sea aliado de la política internacional” de los estadounidenses.

Barrientos además destacó la importancia que la ciudad de Jerusalén tiene para el islam. “Es una zona importante para tres religiones, el islam, el judaísmo y el cristianismo, por lo tanto esta decisión es tremendamente absurda”.

El académico sin embargo apuntó que la decisión se Trump “se podía ver venir”, pues según dijo el mandatario estadounidense es afecto al lobby “del sector de derecha más radical del sionismo y del partido Likud”, del primer ministro Netanyahu.

PREOCUPACIÓN

El anuncio había sido anticipado horas antes por la propia Casa Blanca y se reviste de una profunda polémica, pues la ciudad es el epicentro del conflicto entre las poblaciones árabes y judías de Palestina, pues ambas reivindican la ciudad como su capital.

Al conocerse las intenciones de Trump, muchos líderes mundiales expresaron su desaprobación. El papa Francisco durante una audiencia este mismo miércoles, manifestó que “no puedo callar mi profunda preocupación ante la situación que ha sido creada en los últimos días”, con respecto al anuncio de Trump.

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, mediante un comunicado “sobre el proceso de paz de Medio Oriente” expresó que “consistentemente he hablado en contra de medidas unilaterales que podrían poner en riesgo las posibilidades de paz entre israelíes y palestinos”.

Tras apuntar que el tema de Jerusalén debe resolverse mediante “negociaciones directas entre ambas partes sobre la base de las resoluciones del Consejo de Seguridad y la Asamblea General”, Guterres añadió que “en esta hora de gran ansiedad quiero dejarlo claro: no hay alternativa a la solución de dos estados, no hay un plan B”.

“Es sólo mediante la materialización de la visión de dos estados viviendo lado a lado en paz, seguridad y el reconocimiento mutuo, con Jerusalén como la capital de Israel y Palestina, y con todos los temas finales de negociación resueltos permanentemente a través de la negociación, que las aspiraciones legitimas de ambos pueblos pueden ser alcanzadas”.

La preocupación de que la decisión de Estados Unidos incida en un agravamiento de la situación en Medio Oriente fue expresada por gobiernos aliados clave de Estados Unidos, como el Reino Unido o Arabia Saudita.

Además, las reacciones adversas en la región no se han hecho esperar. La cadena Al Jazeerra informa de protestas en la franja de Gaza y en el campo de refugiados de Bourj el-Barajneh, en Líbano.

La agencia Reuters informa que desde el Cairo, Ahmed al-Tayeb, imam de la mezquita al-Azhar -una de las más importantes para el islam- afirmó que la decisión de Trump “incita sentimientos de ira entre todos los musulmanes y amenaza a la paz mundial”. Añadió que “las puertas del infierno se abrirán en Occidente antes que en Oriente”.

A pesar de posiciones históricas de Costa Rica sobre la neutralidad perpetua y el respeto a los derechos humanos, la Cancillería comunicó que “no emitirá un pronunciamiento al respecto, al considerar que esta es una decisión exclusiva del Gobierno de Estados Unidos”.

Antes de conocer la posición de la Cancillería, Barrientos manifestó que “no hay mucho q esperar del actual Canciller, ha tenido posiciones ambiguas y conservadoras, cercanas a sectores hegemónicos a nivel mundial”.

Información actualizada a las 3 p.m.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/mundo/estados-unidos-reconoce-jerusalen-capital-israel/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments