En África, lo peor de la pandemia está por llegar

Medidas de confinamiento tempranas y estrictas permitieron retrasar la propagación del coronavirus, pero la epidemia se acelera pues muchos países flexibilizaron restricciones para favorecer la economía.

La pandemia de COVID-19, que al principio progresó más lentamente en África, se está acelerando en el continente y es fuente de preocupación para la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un balance de la AFP este martes dio cuenta de 860.000 contagios en el continente y alrededor de 18.000 decesos, cifras bajas, en comparación con Europa o Estados Unidos.

Pero el director de emergencias sanitarias de la OMS, Michael Ryan, expresó recientemente su preocupación por la «aceleración» de la epidemia en África, donde los sistemas sanitarios tienen carencias.

Medidas de confinamiento tempranas y estrictas, al principio, «permitieron retrasar la propagación» de la enfermedad, señaló Mary Stephens, experta de la oficina de la OMS en África, interrogada por AFP.

Pero la epidemia se acelera, advirtió, pues muchos países flexibilizaron restricciones para favorecer la economía.

He aquí la situación en países claves del África sub-sahariana:

Sudáfrica, el epicentro

Sudáfrica es de lejos el país más afectado, con 450.000 contagiados (quinto en el mundo) y más de 7.000 muertos.

La tasa de mortalidad es baja, pero las cifras pueden estar subestimadas, según expertos.

El ministro de Salud, Zueli Mjize, advirtió que el pico llegará entre julio, agosto y septiembre.

Nigeria, el más poblado

Nigeria, con 200 millones de habitantes, es el segundo más damnificado de la región: 41.000 casos, y 860 muertes.

Pero, las cifras podrían ser superiores ya que  Nigeria realiza apenas 3.000 pruebas cotidianas, un décimo respecto a Sudáfrica, mucho menos poblada.

«Por cada caso constatado, muchos se escapan porque no podemos testear a todos», admitió Sani Aliyu, al frente de la ‘taskforce’ de combate al coronavirus.

Lagos, capital económica y epicentro de la pandemia pronto no dispondrá de lugares donde aislar enfermos, advirtió el responsable sanitario municipal, Akin Abayomi.

Año escolar perdido en Kenia

Kenia triplicó los casos en un mes, con casi 18.000 constatados, y 285 muertes.

Por presión del sector privado, recientemente se levantó la prohibición de salir o ir a Nairobi y Mombasa (este), principales focos de la epidemia.

Pero el lunes, el presidente Uhuru Kenyatta anunció una prohibición de venta de alcohol en restaurantes y extendió un mes el toque de queda nocturno, para contener la propagación de COVID-19.

Las escuelas primarias y secundarias reabrirán en enero de 2021.

Camerún sin confinamiento

Camerún, que no impuso confinamiento estricto, es el más afectado de los centroafricanos, con más de 16.000 casos.

«El primer tope de la epidemia ocurrió entre fines de junio y comienzos de julio», según Yap Boum, representante para África de Epicentro, la rama de investigación y epidemiología de Médicos sin Fronteras (MSF). Pero «no significa que la pandemia haya terminado, ¡no!», insistió.

Madagascar y su «tisana»

El presidente malgache Andry Rajoelina avala las virtudes preventivas y curativas de un té de hierbas contra COVID-19, a base de artemisia, pero ningún estudio científico confirma su efectividad.

La tisana se ha distribuido amplia y gratuitamente pero el número de contagios aumenta (9.690, y 91 muertes).

El caso Yibuti

Yibutí, pequeña nación con un millón de habitantes, es el segundo más afectado en África Oriental en cuanto a infectados (más de 5.000).

Aún así, el gobierno alaba su capacidad de tests (5% de la población) y su gran trazabilidad de casos.

Tanzania: la negación

Tanzania es uno de los pocos países del mundo que niega la gravedad del coronavirus. A fines de abril publicó su último informe: 509 infectados.

El presidente John Magufuli afirma que ya no hay contagios. «Es la razón por la que no usamos mascarillas. ¿Cree que no tenemos miedo a morir? Es porque no hay COVID», afirmó el lunes.

por Susan Njanji con la oficinas en África de la AFP

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments