Edipcia Dubón: ”En Nicaragua hay una rebelión cívica que demanda la salida de dictador”

Exdiputada nicaragüense de visita en Costa Rica busca solidaridad

“Lo que hay hoy en Nicaragua es una rebelión cívica y pacífica que demanda la salida de un dictador”, según caracterizó la actual situación política del vecino país la exdiputada nicaragüense Edipcia Dubón.

Dubón participó la noche del martes en la Universidad de Costa Rica (UCR) en un conversatorio sobre la crisis política en Nicaragua y sus implicaciones internas y en la geopolítica regional.

El foro fue organizado por la Escuela de Ciencias Políticas, el Programa de Posgrado en Ciencias Políticas y el Centro de Investigaciones y Estudios Políticos de este centro de estudios.

La exdiputada es economista, hija de familia sandinista, y en Nicaragua coordina el Diálogo de Mujeres por la Democracia y forma parte del Grupo de los 27, integrado por figuras del arte y la intelectualidad nicaragüense, y en el ámbito regional participa en la Red Latinoamericana por el Derecho a la Democracia.

Electa a la Asamblea Nacional de Nicaragua por el Movimiento de Renovación Sandinista para el periodo 2012 – 2014, Dubón formó parte de un grupo de diputadas y diputados despojados de su cargo por manejos políticos del gobierno de Ortega, que acaparó el control de los poderes del Estado.

En el foro de Ciencias Políticas Dubón hizo un repaso de los procesos de reacomodo del poder a través de la historia de Nicaragua, hasta culminar con revolución encabezada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional que derrocó la dictadura somocista en la década de los 80 del siglo pasado, al que siguió un periodo de construcción de institucionalidad democrática, luego desmontada por el orteguismo en la última década.

Las protestas en Managua y otras localidades de Nicaragua que se suceden desde el pasado 18 de mayo se dan en el contexto de “un movimiento que demanda democracia y justicia, y la salida de Ortega del poder para la reconstrucción de nuestro país”.

“Los nicaragüenses estamos determinados a que Ortega se vaya, y lo queremos hacer pacíficamente”, proclamó la dirigente opositora, tras explicar el momento actual como la expresión de una demanda de justicia contenida por el temor a las acciones represivas del régimen que se habían venido dando en los últimos años y que no siempre trascendían por el control de medios por parte del régimen.

El cese de la represión de un pueblo desarmado y la posibilidad de tener democracia es el clamor actual de los nicaragüenses, afirmó la dirigente, quien el martes se unió a una protesta de decenas de costarricenses y nicaragüenses que marcharon desde el campus de la UCR hasta la embajada de Nicaragua en San José.

“Estamos aquí en un acto de denuncia del régimen de Ortega”, expresó Dubón, quien destacó que a ese momento ya se estaba hablando de 146 jóvenes asesinados, más de 438 personas detenidas y 1.000 personas heridas en 55 días.

-Transformación democrática –

La exdiputada afirmó que lo que está pasando en Nicaragua es una nueva forma de hacer las cosas para transformar el país y hacerlo viable de manera democrática.

“Tengo fe que va a ser así y estoy trabajando en esa dirección; por eso estoy aquí en la lógica de hacer un trabajo internacional para compartir con ciudadanos de distintas partes y que son importantes para la presión internacional y la construcción de solidaridad y de una narrativa que coloque las cosas en su lugar, que coloque a los actores que están jugando un rol importante, y se comprenda la naturaleza de la lucha del pueblo de Nicaragua”, explicó.

¿Cuál es el camino que vislumbra en las condiciones actuales de Nicaragua para lograr el retiro de Ortega y el traspaso del poder por cauces democráticos?

Su respuesta es que la vía está establecida en una agenda de 40 puntos que presentó al Conferencia Episcopal al Gobierno y a la Organización de Estados Americanos (OEA).

La agenda señala paso a paso cómo se debe construir una transición democrática en este momento en Nicaragua, y es compartida por la Coalición Cívica por la Justicia y la Democracia que reúne a los sectores nicaragüenses sumados a la lucha, señaló.

“Estamos compartiendo con distintos pueblos en América Latina y en el hemisferio la situación del país con el objetivo de construir redes de solidaridad y apoyo y actos del habla que permitan construir una narrativa que ponga las cosas en su lugar a favor de la democracia, de los valores universales de justicia, democracia y libertad”, dijo.

Por otro lado explicó que las comisiones de derechos humanos que existen en Nicaragua han estado acompañando a las familias de las víctimas de la represión en las denuncias ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Las organizaciones han estado recabando toda la información documental que se necesita para comprobar la represión que sufre el pueblo, y tratar de avanzar en el logro de mecanismos de justicia para Nicaragua.

Obtener justicia en el país es imposible porque la Policía, la Corte Suprema y las instituciones llamadas a poner orden están controladas por el gobierno y no van a actuar al lado del pueblo, afirmó.

Como ejemplo mencionó que la Asamblea Nacional (parlamento) conformó una “comisión de la verdad” que está presidida por quien dirige a las turbas sandinistas y los nicaragüenses ven cómo actúan impúnemente.

Actualmente hay un proceso iniciado dentro del sistema interamericano y esperan que el informe final de la Comisión Interamericana de Derechos humanos sobre Nicaragua sea presentado próximamente al consejo permanente de la OEA, confió Dubón.

Ahí los países del hemisferio van a tener una responsabilidad acerca de cómo abordar la situación de Nicaragua y así cumplir su rol, porque los Estados también se componen de su población, y los gobernantes responden a las demandas de los pueblos.

En la medida que haya una demanda de solidaridad con el pueblo de Nicaragua, en esa misma medida los gobiernos van actuar en esa dirección, como lo hizo el martes en una intervención en la OEA el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, y en días anteriores lo hizo la Canciller y vicepresidenta Epsy Campbell, destacó la dirigente opositora.

0 comments