Mundo

Oposición en Nicaragua denuncia asedio oficialista antes de elecciones

Informe presentado por el bloque opositor Unidad Nacional Azul y Blanco denuncia que al menos 52 personas en posición de liderazgo fueron "perseguidos, asediados, golpeados, requisados, robados y detenidos" durante el 2020 por agentes de la policía o civiles allegados al gobierno.

Líderes opositores en Nicaragua denunciaron este viernes amenazas, persecución y asedio de parte de autoridades y allegados al gobierno del presidente Daniel Ortega, con el fin de complicar su participación en las elecciones generales de noviembre.

Al menos 52 líderes fueron «perseguidos, asediados, golpeados, requisados, robados y detenidos» durante el 2020 por agentes de la policía y civiles allegados al gobierno, según el informe «Nicaragua bajo represión y violación de derechos».

El documento fue presentado a la prensa por el bloque opositor Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), que agrupa a organizaciones de la sociedad civil, derechos humanos y partidos políticos no parlamentarios.

La policía «mantiene encerrados arbitrariamente en sus propios domicilios a varios de nuestros líderes» en distintos puntos del país sin que haya ninguna causa penal de por medio, añadió el reporte.

«La situación más grave entre toda la oposición es la de Félix Maradiaga, que tiene casa por cárcel, agentes apostados frente su domicilio no le permiten salir de la casa, ir al médico ni a la farmacia», dijo el portavoz de la Unab, Josué Garay.

Ivania Álvarez, del consejo político de la UNAB, tiene una situación similar. «Me dijeron que no tengo derecho a circular, que estoy bajo investigación», aunque no hay ninguna causa pendiente ni orden de juez hay policías frente a su vivienda todo el día, apuntó.

El coordinador del departamento de Carazo (oeste), Róger Reyes denuncio en sus redes sociales que personas afines al gobierno ingresaron a su vivienda en la noche del jueves a viernes y dejaron pintas sobre su vehículo: «ojo golpista, plomo».

Según Álvarez, estas acciones «tienen que ver con el tema electoral, el asedio a los liderazgos locales esta más fuerte desde octubre, porque el régimen tiene temor que hagamos algún llamado a protestas».

Nicaragua celebrará elecciones generales el 7 de noviembre para renovar a sus autoridades para un período de 5 años. Opositores de Ortega no descartan que el mandatario busque la reelección a un cuarto mandato consecutivo.

El informe también detalla que hay 120 personas detenidas a los que el gobierno los vincula con las protestas de 2018 que pedían la renuncia del presidente. De estas, 64 fueron arrestadas en 2020.

Los opositores reportaron además 943 ataques a periodistas de medios independientes entre julio y diciembre.

«La intimidación, amenazas, las juicios ilegales, robos de equipos, registros sin orden judicial y las retenciones arbitrarias se han convertido en asuntos cotidianos para las y los periodistas», mencionó el informe.

La represión estatal en las manifestaciones de 2018 dejó 320 muertos, según organismos de derechos humanos, además de miles de exiliados.

Ir al contenido