Elecciones 2022

Encuesta Idespo-UNA: amplia ventaja de Chaves sobre Figueres se reflejó desde mitad de febrero

Medición hecha entre 14 y 19 de febrero da ventaja de 12 puntos al exministro sobre el expresidente. Casi cuatro de cada 10 'chavistas' indican que su principal factor es adversar al figuerismo o al PLN en la segunda ronda del 3 de abril

Menos de dos semanas tardó una quinta parte del electorado en apoyar al candidato presidencial Rodrigo Chaves a pesar de no haber votado por él en la primera ronda del 6 de febrero, lo que permite al exministro de Hacienda mantener una ventaja superior a los 10 puntos porcentuales sobre su rival para la segunda ronda, José María Figueres.

Se trata de unos 640.000 votantes que votarían por Chaves el 3 de abril y se sumarían a casi todos los 351.000 que votaron en la primera vuelta por el candidato de Progreso Social Democrático (PPSD), de acuerdo con la proyección sobre el padrón de la encuesta hecha entre el 14 de febrero y el 19 por el Instituto de Estudios Sociales en Población (Idespo), de la Universidad Nacional (UNA), cuyos resultados fueron divulgados este martes 3 de marzo.

La medición de ese momento indicó que Chaves recibe respaldo del 42,7% de los que se dicen decididos a votar (dos tercios del padrón), mientras Figueres sale con 30,3% y un 20% estaba indeciso para entonces.

Los resultados son similares a los arrojados por la encuesta revelada el martes por el Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP-UCR), aunque esta se basó en entrevistas hechas una semana después, entre el 22 y 24 de febrero.

El estudio de Idespo-UNA, con un margen de error de 3,3 puntos, confirma la fuerte ventaja de Chaves y también el intenso rechazo a la imagen de Figueres o de su PLN en un sector considerable de la población; tan profundo es que el 37,2% de los simpatizantes del candidato del PPSD indican que el principal factor de esta posición es combatir al expresidente o a su partido.

Mientras tanto los razonamientos de los simpatizantes de Figueres obedecen más al apoyo a su experiencia o de equipo y solo 13% de sus simpatizantes manifiestan que el factor principal es evitar que Chaves se convierta en el sucesor del presidente Carlos Alvarado a partir del 8 de mayo.

Al preguntar a los votantes del 6 de febrero cuáles factores incidieron más en su voto, el elemento más mencionado fue «la información sobre casos de corrupción de agrupaciones y figuras políticas», seguido por «la situación económica del país» y «los debates entre candidatos».

De los seguidores de Chaves, 16% dice haber votado por Lineth Saborío (PUSC), 14,5% por Fabricio Alvarado (Nueva República) y 7,4% por Eliécer Feinzaig (Partido Liberal Progresista), además de un 7% que el 6 de febrero se inclinó por José María Villalta (Frente Amplio), según el estudio de Idespo.

Esta investigación también señala que un 24% de los indecisos proviene de las filas del PLN,  18% de Nueva República y 16% de Frente Amplio. Del PUSC procede solo el 6% y entre todo este segmento de indecisión predominan las mujeres jóvenes.

De acuerdo con ese dato del 20% de indecisos entre decididos a votar, se puede inferir que había hasta el 9 de febrero poco menos de medio millón de costarricenses pensando si votar por Chaves o por Figueres, lo que se suma a la posibilidad de algunos cambios entre quienes ya tienen su favorito, por la volatilidad que caracteriza en tiempos recientes a la política electoral.

«Podemos ver que a febrero la población tiene un panorama bastante definido, pero hay volatilidad y no se pueden descartar fluctuaciones», dijo José Andrés Díaz, uno de los investigadores a cargo de la encuesta.

 

 

 

 

Suscríbase al boletín

Ir al contenido