Ahora solo la mitad de los ticos se declara católica

Nueva encuesta CIEP-UCR indica una caída en la población que profesa la religión tradicional y aún mayoritaria en Costa Rica.

Prácticamente la mitad de los costarricenses dice ser católico en este momento, según la última encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Aunque el catolicismo sigue siendo la religión mayoritaria entre la población, sus seguidores alcanzan el porcentaje más bajo en cualquier medición hecha en la historia del país: un 52%.

El estudio de opinión hecho entre el 27 y 28 de febrero con encuestas mediante teléfonos celulares muestran la reducción de la feligresía católica, que en noviembre de 2016 se calculaba en 72%, según otra encuesta del CIEP-UCR realizada a través de teléfonos fijos con una muestra similar a las características de la población.

Ahora se nota una reducción considerable, después de una campaña electoral cruzada por el factor religioso en favor del movimiento evangélico liderado por el candidato Fabricio Alvarado.

El porcentaje de encuestados que se declaró evangélico es del 22%, diez puntos más que en noviembre del 2016, lo que los acerca a una cifra aproximada de 730.000.

Mientras, quienes rechazan tener alguna religión son un 17% de la muestra, siete puntos más que hace 16 meses. La cifra supera el medio millón de ciudadanos.

El criterio religioso es relevante en la actual campaña por la incursión de temas vinculados a los valores cristianos, tanto católicos como evangélicos, en contraposición de las reivindicaciones de derechos humanos de minorías.

Por eso, resulta interesante ver el desglose de votos por cada partido según religión en la elección de febrero. Se determinó que el 70% del apoyo logrado por Fabricio Alvarado provino de la población evangélica y el 20%, de católicos, de acuerdo con la declaración de afiliación religiosa dada en otra encuesta de octubre.

La mitad de los votos del PAC llegó de personas que se declararon católicos, 12%, de evangélicos y casi el 30%, de ciudadanos que no profesan ninguna religión. En cambio, más del 75% de los votantes de Antonio Álvarez Desanti y de Rodolfo Piza dijeron ser católicos y muchos de ellos son parte de los indecisos.

Al desglosar la población católica y evangélica por edad es posible ver que los más católicos son los que tienen más de 55 años de edad (65%), mientras que el mayor porcentaje de evangélicos está entre adultos jóvenes (24%). En los menores de 35 años es donde más se nota la ausencia de religión (27%).

Por grado educativo, son las personas con estudios universitarios las que concentran el catolicismo, en contraste con el cristianismo evangélico, que tiene en la población de menos educación formal su punto más alto (26%).

Los encuestados que aseguraron carecer de religión alguna se concentran sobre todo entre quienes declaran tener estudios superiores y secundarios (22% y 21%), pues en el grupo de quienes solo han ido a la escuela apenas llega a 11%.

Aunque solo tres de cada diez expresan que asiste a actividades religiosas más allá de la misa o el culto semanal, ocho de cada diez aseguran que la religión es importante en sus vidas, y parte de sus vidas podría ser la política.

0 comments