Deportes Hennessy clasifica a tercera ronda, Sancho gana primer combate, McGonagle, Lindo y Alvarado eliminadas, Vargas no termina y Muñoz eliminado sin surfear

Jornada agridulce para costarricenses

Mientras la surfista Brissa Hennessy avanzó directamente a los octavos de final del surf gracias a su participación e Ian Ignacio Sancho se convirtió en el primer judoca costarricense en ganar un combate olímpico, Carlos Muñoz ni siquiera pudo surfear, Neeshy Lee Lindo y Leilani McGonagle quedaron eliminadas en las primeras de cambio

La segunda jornada formal de los Juegos Olímpicos (si bien es cierto el acto inaugural fue el viernes, la actividad deportiva inició dos días antes con softbol y fútbol) deparó resultados variopintos para diferentes deportistas costarricenses.

Por un lado, la surfista Brissa Hennessy consiguió sobrevivir a su heat gracias a que sus dos mejores promedios en las olas le dieron un total de 12,2 puntos; apenas inferior al 12,5 de la australiana Sally Fitzgibbons, pero superior al 11,4 de la sudafricana Bianca Buitendag y al 9,20 de la local Mahina Maeda, con lo cual Hennessy se ganó un pase directo a la tercera ronda u octavos de final, con lo cual se aseguró volver a escena el domingo 25 de julio.

Mientras tanto, su compatriota, Leilani McGonagle, quedó tercera en su heat al lograr un 9,64; a seis centésimas del segundo lugar, la neozelandesa Ella Williams, quien a su vez será la rival de Hennessy este domingo a las 5:12 pm siempre que las condiciones atmosféricas  lo permitan. Y en la segunda ronda, McGonagle  naufragó ante la ecuatoriana Dominic Barona, Buitendag, Maeda y la también nipona Amuro Tsuzuki, pues aunque empató en la tercera casilla del heat ante Maeda, con unos 9,63 puntos, la nipona obtuvo el boleto para los octavos de final por los criterios de desempate vigentes (aunque las dos mejores olas de cada una estuvieron empatadas, en la tercera mejor ola tuvo mejor calificación la asiática).

Por su parte, pese a las carreras para llegar a Tokio,  finalmente al surfista Carlos Muñoz no le alcanzó el tiempo para acceder a la playa y quedó eliminado sin siquiera haberse bajado del avión, por cuanto no apareció en la primera ronda contra el brasileño Gabriel Medina, el francés Jeremy Flores y el alemán Leon Glatzer; ni tampoco en la segunda contra el estadounidense John John Florence, el indonesio Rio Waida, el chileno Manuel Selman y el neozelandés Billy Stairmand.

Mientras que, después de 19 peleas judísticas disputadas y perdidas por costarricenses en la historia de las justas olímpicas, finalmente Ian Ignacio Sancho se convirtió en el primero en ganar una, al eliminar al albanés Indrit Cullhaj con un waza-ari a falta de 23 segundos, pero como esta jugada causó el retiro del europeo, este waza-ari pasó a ser un Ippon, y por lo tanto Sancho se ganó el derecho a un segundo combate contra el surcoreano Baul An.

En esta contienda, el asiático confirmó sus credenciales de tercer sembrado y despachó al alajuelense a falta de 12 segundos gracias a un Ippon vía acumulación de dos Waza-aris infligidos al nacional. Sin embargo, de todas maneras el mayor de los hermanos Sancho Chinchilla ya había alcanzado su objetivo.

Adicionalmente, la taekwondista Neeshy Lee Lindo tuvo una participación de hola y adiós, porque fue despachada apenas en su primer combate ante la turca Hatice Kubra Ilgun, quien aprovechó su calidad como segunda sembrada y su pasado como subcampeona mundial para venir de atrás y ganar 16-5.

La ciclista de ruta María José Vargas, a pesar de ir con el pelotón a lo largo del recorrido, finalmente no consiguió terminar su prueba por descalificación, tras ir con un rezago superior al límite máximo de 12 minutos en relación con la lideresa, al punto que la organización la bajó de la bicicleta en el kilómetro 90. La austriaca Anna Kiesenhofer ganó la prueba de 137 kilómetros al detener el cronómetro en 3 horas, 52 minutos y 45 segundos, seguida por la de Países Bajos Annemiek Van Vleuten a un minuto y 15 segundos y la italiana Elisa Longo a un minuto con 29 segundos.

Finalmente, aun cuando no le alcanzó para llegar a la final de todo evento ni a la final de aparatos, ya que en la primera necesitaba ser una de las 24 primeras elegibles luego de quitar a las gimnastas que excedieran la cuota máxima de dos por país, y en la segunda debía ser una de las ocho primeras elegibles por aparato respetando ese criterio, Luciana Alvarado hizo su mejor puntaje vitalicio en cualquier índole de certamen al reunir un total de 51,306 puntos, gracias a un 13,433 en potro, un 12,741 en barras asimétricas, un 12,966 en viga y un 12,166 en piso. Curiosamente, Alvarado no concursaba en potro, pero en los demás aparatos estuvo a uno o dos puntos de zona de clasificación.

Ir al contenido