Costa Rica dará la pelea en los Juegos Centroamericanos y del Caribe

Costa Rica participa con 250 atletas en 23 disciplinas
Habrá cerca de 36 deportes

La ciudad colombiana de Barranquilla es el escenario en el que, desde este 19 de julio, atletas de 36 disciplinas se disputarán las medallas de los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Los juegos regionales estrenarán en esta edición algunas especialidades, como el baloncesto en su modalidad 3×3, el esquí acuático, el taekwondo poomsae y la lucha libre.

Además, se dará el debut de seis delegaciones recién incorporadas: las Islas Turcas y Caicos y los departamentos franceses de ultramar de Guadalupe, Guayana Francesa, Martinica, Sint Maarten (la zona holandesa de la isla de San Martín) y Curazao.

En principio, estos juegos estaban contemplados para realizarse en la ciudad guatemalteca de Quetzaltenango durante la Asamblea General de la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (Odecabe), que tuvo lugar en Islas Caimán un 29 de octubre de 2012. Sin embargo, al año siguiente los guatemaltecos declinaron justo a pocos días del cambio de directiva alegando factores presupuestarios.

Posteriormente, en mayo de 2014, el Comité Olímpico de Guatemala (COG) trató de recuperar la sede para la ciudad de Quetzaltenango. No obstante, la Odecabe descartó a los guatemaltecos y sacó un nuevo concurso para elegir la sede. Al final, de tres sedes propuestas (Barranquilla, Ciudad de Panamá y Puerto de La Cruz, en Venezuela), y luego de dos procesos de votación, se escogió a la sede colombiana para 2018. Además, Panamá no se iría con las manos vacías, ya que fue elegido para 2022.

Para la edición de este año, Barranquilla no correrá exclusivamente con toda la logística de los Juegos. La ciudad colombiana originalmente interesada en acogerlos, Cali, va a albergar el ciclismo de pista y ruta, los bolos, el pentatlón, el remo, el squash y el canotaje. Por su parte, la capital del país, Bogotá, tendrá las pruebas de la equitación y el esquí acuático. Finalmente, otras ciudades ubicadas en el departamento de Atlántico, del cual Barranquilla es cabecera, también tendrán algunas disciplinas.

Así va Costa Rica

La delegación costarricense va a la segunda parada del ciclo olímpico Tokio 2020 con un total de 250 atletas que tomarán parte en 23 disciplinas, y asisten en una proporción de hombres y mujeres muy parecida (52% hombres y 48% mujeres).

Los costarricenses verán acción en las disciplinas de natación, polo acuático, ciclismo en todas sus modalidades, equitación, karate, fútbol, taekwondo, esgrima, atletismo, bádminton, balonmano, boliche, judo, gimnasia rítmica y artística, golf, halterofilia, patinaje, tiro con arco y deportivo, patinaje, rácquetbol, rugby 7 y voleibol sala.

Como abanderado nacional, fue designado el ciclista de montaña Andrey Fonseca, durante la juramentación hecha en el Comité Olímpico Nacional por el Presidente de la República, Carlos Alvarado, y la Primera Dama, Claudia Dobles. La decisión obedeció a que Fonseca llevaba dos años seguidos como campeón nacional de la disciplina.

Primeros resultados de Costa Rica

Costa Rica tuvo participación desde el propio día inaugural, pues la selección femenina de fútbol se enfrentó a la escuadra anfitriona en el Estadio Moderno. Este cotejo terminó con una victoria 0-1 para las nacionales gracias a un tanto de Gloriana Villalobos al minuto 8 de partido. Días después, superó 2-1 a Jamaica para asegurarse un lugar en semifinales.

Su contraparte masculina ha tenido un paso más irregular luego de sucumbir 0-1 ante los colombianos, aunque posteriormente le ganó 3-2 a Trinidad y Tobago.

El taekwondo llegó con una delegación de ocho deportistas: María Guillén e Ignacio Madrigal en poomsae, y Katherine Alvarado, Heiner Oviedo, Samuel Leiva, Juan José Soto, Bryan Morales y Oscar Pearson en combate. Con excepción de Leiva y Morales, el resto ha obtenido medallas. De estas, Guillén, Soto y Alvarado obtuvieron las únicas platas con que cuenta la delegación nacional. El resto ha obtenido bronces, a los que hay que agregar el de Guillén con Madrigal en poomsae mixto.

Por otro lado, los ciclistas de ruta Román Villalobos y María José Vargas finalizaron en la 12° y 6° posición de sus pruebas, respectivamente.

En la modalidad de montaña, Milagro Mena se anexó un bronce, su compañera Adriana Rojas quedó cuarta –al igual que Herrera– y Fonseca se dejó la quinta plaza.

En la natación, dentro de los papeles más destacados estuvo el bronce de Helena Moreno en los 400 metros estilo libre y el sexto lugar en la mitad de la distancia del mismo estilo.

Sin embargo, a los otros nadadores también les fue bien dentro de lo que cabe, pues Beatriz Padrón logró un octavo lugar en 50 metros mariposa, un 17° en la misma distancia en dorso –con récord nacional (31,13”) –, un 15° lugar en 100 metros libre –también con récord– y un pase a la final B en la misma distancia en mariposa.

Daniela Alfaro consiguió un quinto lugar en los 200 metros mariposa, repitió el papel en 400 metros combinado y llegó a la final B en los 100 metros mariposa, mientras que Amanda Alfaro obtuvo un 11° lugar en 200 metros mariposa, y un 13° en 200 metros libre.

Bryan Álvarez logró finalizar en la 11ª casilla de 50 metros y en la 13ª de 200 metros mariposa; incluso, en esta última distancia impuso registro nacional. Por su parte, José David Solís se anexó el 13º lugar de 100 metros pecho, con nueva plusmarca nacional, el 11º en 400 metros combinado y el 22º en los 50 metros pecho.

Adriana Morera concluyó en la 14ª casilla en 100 metros pecho y en la 17ª en la mitad de la distancia, mientras que, curiosamente, Alexa Mora obtuvo la 17ª casilla en 100 metros pecho y la 14ª en la mitad de la distancia. Arnoldo Herrera se anexó la 15ª plaza en los 100 metros pecho, y el 18° lugar en la mitad de la distancia. Además, el equipo de 4*200 libre masculino quedó quinto, y su contraparte femenina fue sétima.

El rácquetbol dejó a Andrés Acuña y a Felipe Camacho clasificados a la segunda ronda, tanto en las individuales como en los dobles, así como a Maricruz Ortiz y Melania Sauma. Incluso, Acuña se aseguró una medalla al superar en las muertes súbitas a los cubanos Robin Romero y Maikel Mollet. Al cierre de esta nota, faltaba conocer el metal final.

Al equipo de equitación de prueba completa no le fue bien en las pruebas de adiestramiento, ya que, en la modalidad individual, las jinetes Leonor Muñoz, Andrea Sánchez y Jimena Carballo finalizaron en las casillas 16ª, 21ª y 22ª entre los 22 participantes, y, como equipo, concluyeron en la sexta y última plaza. Sin embargo, mejoraron en las pruebas de salto y consiguieron clasificar a los Panamericanos de Lima el otro año, al finalizar cuartas en la prueba colectiva. Asimismo, Carballo subió en esa especialidad individual y se dejó la plaza número 12.

En la halterofilia, Virginia Rodríguez finalizó sétima en arranque y envión en los -63 kg femenino, mientras que, en los -58 kg femenino, Mariana Zúñiga obtuvo el quinto lugar en arranque y el octavo en envión.

La gimnasia artística dejó a Costa Rica en el sexto lugar de la rama femenina por equipos; las gimnastas Heika Salas y Mariana Andrade en los lugares 13º y 14º de la prueba completa individual; y a Henry González en el noveno lugar en la rama masculina de la misma prueba.

En el patinaje, ni Susan Piedra ni Byron Siles consiguieron terminar la prueba de los 10.000 metros por puntos, ya que ambos fueron eliminados antes de las 50 vueltas. Ya en los 1.000 metros velocidad, a Piedra le fue mejor, ya que llegó a la final y concluyó en la sexta posición. Pero Siles ni siquiera superó los heats eliminatorios.

Finalmente, los equipos de voleibol y balonmano femeninos perdieron todos sus juegos de fase de grupos. A este último equipo le queda aún el consuelo de irse a rifar las posiciones de la 5ª a la 8ª del torneo, primero ante Colombia y luego, dependiendo del resultado, el quinto o el sétimo lugar ante Guatemala o Nicaragua.

Cuba, México, Colombia y Venezuela, los grandes candidatos.

Como en todas las ediciones anteriores, Cuba y México son las grandes candidatas a pelearse el cetro de estos juegos Centroamericanos y del Caribe, y hasta el momento no se ve quién pueda sacarlas del trono. Ambas se han repartido las 22 ediciones anteriores con 12 triunfos para los antillanos y 10 para los aztecas, y eso que los cubanos se ausentaron de tres ediciones.

Con suerte, Colombia y Venezuela podrían hacer tambalear este duopolio, pero es casi un hecho que tendrían que darse por bien pagadas si consiguen un tercer o cuarto lugar, y, si logran dejarse uno de los dos primeros lugares, mucho mejor.

En cuanto a la delegación costarricense, su mayor objetivo es obtener varias medallas y, en la medida de lo posible, acercarse a la edición de Ponce 1993, donde se obtuvieron cinco oros, tres platas y seis bronces, o la de Cartagena 2006, donde se obtuvieron cuatro preseas doradas. Esta delegación es consciente de que, a medida que avance el Ciclo Olímpico, es cada vez más complicado para el país poder colgarse alguna medalla, pues desde los Panamericanos ya entran otras potencias deportivas de orden mundial como Argentina, Brasil, Estados Unidos o Canadá.

Aun así, estas actuaciones quedan muy lejos del histórico quinto lugar general de la edición Santiago de los Caballeros 1986, donde se ganaron 11 oros gracias a la nadadora Sylvia Poll.

 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/deportes/costa-rica-dara-la-pelea-en-los-juegos-centroamericanos-y-del-caribe/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments