Krudes Cubensi, con K de africanas y e de todes

El dúo cubano Krudes Cubensi está de gira en Costa Rica subvirtiendo las convenciones culturales y la opresión del sistema colonialista heteropatriarcal.

“Si ser mujer es afeitarse la barba I’m sorry no soy mujer, / si tener mucha barba es ser hombre im sorry tampoco soy un men. / Soy Odaymarx, negrx rarx, oddarx, realeza jale, barba marcada, / señal marcada guerrera amada. Mi barba”.

Odaymara Cuesta y Olivia Prendes formaron el grupo Krudas Cubensi en 1999 en la Habana Cuba, y desde entonces recorren el mundo en dúo para conectar, resistir y luchar por los derechos de las poblaciones discriminadas y contra toda imposición del sistema colonialista heteropatriarcal.

(Foto: Facebook Krudas Cubensi).

En Costa Rica están de gira gracias a la organización Oralidad Poética, con un itinerario en el que se presentaron en Jaulares en Alajuela y Las Moiras en San José en días pasados, y con funciones el 1 de diciembre en Esparza, donde darán un taller de rap feminista, y el 2 de diciembre en San Ramón de Alajuela, para dar un taller y un show que cerrará su paso por el territorio nacional.

“Nacimos en Cuba y es nuestro país, pero el planeta también es nuestra nación. Teníamos la necesidad y urgencia en nuestro interior de expresar todo lo que decíamos fuera de Cuba y al comienzo de nuestra carrera la red feminista internacional se empezó a conectar con nuestra música y se hizo internacional. Desde el 2006 andamos por el mundo representando música, feminismo, queeridad, veganismo, diversidad, contracorriente, hasta hoy”.

La pareja dice no identificarse con el ser mujer ni hombre, sino como personas, seres “humanes”, y raíz de ello, incluso el grupo, que empezó llamándose Krudas Cubensi con “a” ha evolucionado a Krudes Cubensi con “e”.

“Estamos pronunciándolo con la “e” porque estamos inconformes con los roles de género que nos impone el heteropatriarcado y buscamos una opción que sea un poco más justa para “nosotres”. Entonces usamos la “x” y la “e”, y ya casi no estamos usando la “a” porque sabemos que muchas veces esa “a” ha sido impuesta, ha sido condicionante”.

Por eso también Odaymara usa su barba con orgullo, una barba de hombre y mujer, de persona trans y de cualquier otro género que fluya, y que se deja crecer y cuida con esmero como lo muestra en la canción y videoarte intitulados Mi barba.

La barba es cuerpo y performatividad, a la vez que resistencia al binarismo, ese que combate Krudes Cubensi evitando el uso de la “a”. “El lenguaje tiene binarismo de género. En lo más que pueda evite las “a”, y use la vocal e o personas”, me solicita Prendes al inicio de la entrevista para referirme a ellas en el artículo del Semanario UNIVERSIDAD.

“Estamos rebelándonos ante tanto encajonamiento de las personas según su genitalia. Eso es muy antitrans. Las luchas más importantes para nosotras en este momento dentro de los movimientos de disidencia y de posicionamiento libertario son las luchas trans”.

¿Les incomoda si las nombro como mujeres?, insisto una vez más. “No nos incomoda, pero también estamos “abiertes” a que se puede fluir”, responde Cuesta.

El dúo rapero Krudas Cubensi se presentó en La Habana en marzo del 2017. (Foto: Facebook Krudas Cubensi).

¿Cómo se desarrolló el grupo y posteriormente por qué salieron de Cuba?

OC: Empezamos a poner en canción las experiencias corpóreas por las que íbamos pasando. En un principio era más que nada como sanador y personal y cuando salió afuera, mucha gente se conectó con los mensajes que estábamos dando y creo que fue un mensaje que tocó a muchas personas de diferentes maneras, a personas negras, mujeres, personas diversas, niñas, “niñes”, personas “gordes”. Creo que lo más importante en esos comienzos que empezamos a experimentar con nuestras experiencias y nuestra música, estábamos viviendo en una Cuba donde es bien fuerte el machismo y racismo, la homofobia y la lesbofobia. En el año 2006 decidimos salir de Cuba porque también pensamos que viajar, migrar, es nuestro derecho humano como el de todas las personas en el mundo.

Incluyen la K en Krudas por el origen africano, ¿cuál es la base musical que las convoca?

OC: Más que nada es música negra, afrocubana y afrodiaspórica; primeramente porque es la música que me habita y en segundo lugar es la música que está en el ambiente donde empezó Krudas Cubensi. Más que nada mezclar con música africana es parte del legado que dejaron mis ancestros a mí como persona negra y afrocubana, entonces siempre tratamos de poner el sentimiento real, espiritual, ancestral con modernidad, con lírica, con flow. Es una mezcla de espiritualidad, con actualidad, humor, reclamo, poesía y musicalidad, y creo que al final se escucha la influencia de la música negra en general porque es lo que soy.

Desde el inicio, el teatro y la performatividad son importantes para el grupo.

OP: Comenzamos haciendo más teatro musical, donde incorporábamos el rap como parte de todo el entramado de los montajes de teatro. Algunos de los fundadores de los festivales Hip Hop de La Habana nos vieron y nos dijeron que teníamos que ser parte de los festivales porque estábamos rapeando. Nos dimos cuenta de la profundidad que había en el movimiento en términos musicales y de líricas, de proyección escénica y poesía. Decidimos ponernos a estudiar con mucha profundidad las técnicas y todas las especificidades del flow, del rap y toda la cultura Hip Hop en general. Todo eso mezclado con teatro que es de dónde veníamos.

Hay una vivencia discriminatoria hacia las mujeres en el rap, ¿cómo lo perciben ustedes ahora?

OP: Hay una vivencia discriminatoria en todas partes de este mundo. A nosotras nos parece extremadamente racista cuando mucha gente señala la vivencia machista dentro de la cultura Hip Hop, porque realmente en todos los géneros musicales hay muchísimo machismo. Estas músicas que han sido un poco más blanqueadas no tienen menos machismo, quizá lo tienen más romantizado, pero eso no los hace menos machista, todo lo contrario. Sí ha sido difícil luchar en este mundo contra cada opresión machista cada día de nuestras vidas. Pero, el Hip Hop nos dio la oportunidad porque como cultura trae en sí mismo el elemento denuncia, y para nosotros fue muy importante asumirlo para denunciar el machismo en todas partes hasta dentro de la cultura Hip Hop.

¿Cuáles son las temáticas que tocan en sus letras? Por ejemplo, tienen una pieza dedicada a la barba y otra a las personas gordas.

OC: Nuestra obra es autobiográfica y siempre estamos poniendo afuera lo que nos sucede y atraviesa, lo que nos duele y fortalece. Hablamos de diferentes cuerpos. Es hablar de lo que ahora mismo está pasando en el mundo, del gender disconforming, de la diversidad, de cuerpos disidentes, de cuerpo gordos, de migrantes, de ser una persona interseccional, de ser vegana, de ser artista independiente. Al mismo tiempo comprobamos que hay muchas personas que tienen esas cosas que nosotras tenemos. Por eso ha sido la identificación de las personas con nuestra obra. Denunciamos y cantamos contra la opresión, a la esperanza, a la magia de ser quiénes somos, a la gente queer, vegana. El mundo está diseñado para que nos sintamos de una manera, pero Krudas Cubensi subvierte todo eso con su existencia, con su presencia y con su llamado a la felicidad, porque es muy lógico y común sentirse mal y deprimirse con el entorno.

¿Qué papel juegan los talleres y la labor educativa en Krudas Cubensi?

OP: Hemos sabido que la música que hacemos y el arte que proyectamos es un arte pedagógico porque además que denunciamos las cosas que están mal en la sociedad y nos damos el placer de disfrutar y celebrar la vida, nos damos cuenta que hay mucho por compartir de lo que hemos aprendido. Entonces hacemos muchas veces en nuestras líricas, manifiestos didácticos donde transmitimos todo lo que en este tiempo de intercambio con nuestras compañeras activistas de todo el planeta hemos aprendido, y todo lo que en nuestra trayectoria la vida nos enseña. Los talleres son parte importantísima de nuestra obra.

El cuerpo significa y tiene una narrativa, y en el caso de ustedes es muy potente.

OC: Cuerpo es lo único que nos pertenece hasta que el cuerpo lo determine. Yo siento que el cuerpo es como nuestro templo. Hay que hacérselo saber a la autoridad, pero primero lo tiene que saber uno, saber cómo sanar ese cuerpo, que es un territorio de batalla, pero al mismo tiempo de voces. Es el instrumento que tienes para desplazarte en el mundo, entonces, cómo cuidarlo y aceptarlo, abrazarlo, quererlo, autoacuerparte. Nosotras hace 23 años somos veganas, y eso es una parte fundamental de nuestra lucha y filosofía, y transmitimos también eso en los talleres y siempre que tenemos oportunidad tratamos de “vegangelizar” a las personas. Estamos pidiendo justicia y luchando contra la violencia pero en la mesa estamos participando de la crueldad y de los asesinatos, y es incoherente pedir que te respeten como persona y mujer y si al mismo tiempo masacras animales solo por tu placer de comer.

De acuerdo con su filosofía no se deben encasillar a las personas en nichos mercadológicos y sexuales; ustedes abogan por la fluidez.

OC: La heteronormatividad, lo colonialista, blanco y europeo ha regido y determinado nuestras existencias, poniéndonos cajas y clasificándonos de acuerdo a su conveniencia. Efectivamente, no estamos de acuerdo con todo eso que impone el sistema y esas injerencias sobre nuestras individualidades; son muy violentas como es tan violento la mayoría de las cosas que han hecho todos los Gobiernos y la gente que manda. Estamos conectadas a un movimiento internacional de activistas radicales que revierten las opresiones y exponen su magnificencia en las líneas de fuego más peligrosas como la calle, con existencias totalmente diversas y cuestionadoras a este statu quo. Anarquistas, gente trans, negra, indígena, del sur global, revolucionaria consciente de cuánto debemos luchar contra la opresión, que debemos estar conectadas, que es lo que hemos hecho con Krudas Cubensi. Vamos conectando comunidades, porque es muy importante que la existencia de disidentes estemos conectades, uniditos hasta el final.

Toman la decisión de irse a los EUA, ¿cómo resuelven vivir en un país tan violento con los sectores que ustedes representan?

Porque fue la única opción a donde nos recibieron y nos dieron las condiciones mínimas de ser humanas. En realidad en ningún otro lugar podíamos existir, ni obtener ningún otro tipo de derecho, ni trabajo, ni comunidades. No teníamos muchas opciones. Sí, sabemos que es uno de los peores países del mundo pero que ahí hay un pueblo que es muy buen pueblo, que resiste, que ha luchado y que tiene una historia por la lucha de los derechos civiles inmensa y grandiosa, y que ha sido ejemplificante para el mundo entero. Justamente por el pueblo de los EUA hemos permanecido en ese territorio, porque hemos aprendido mucho de los activismos. Existe esta idea de que entre más grande es la opresión más fuerte la resistencia. Es donde más fuerte hemos sentido a nuestro alrededor muchos movimientos de derechos civiles, hablando de lo queer, de lo racial, de lo cultural y la migración. Para nosotras ha sido muy impresionante y enriquecedor desde el punto de vista de la conciencia.



Mi barba, de Odaymara Cuesta

Buenos días para mi barba, buenos días para mi barba
tan negra oscura y rizada,
la acaricio la lavo, la aceito, la miro contemplo
y le hago el amor en mi pensamiento.
Mi barba traviesa y yo caminamos por la ciudad
despertamos miradas, confusión,
asombro, excited, excitación.
Cuando la tocas y la humedeces
y me humedezco con tu calor barba de amor.
Mi beautiful barba gives me the oportunity to grow,
es liberación, it is reality,
is My Warrior sign from My tribe,
it is My pedigree. Parezco un menino !
y no sólo un menino sino un menino bonito
con mi barba, mis tetas grandes
my fresh, to much POWER, to much concern,
i don’t care, le importa a quien?
Estoy conociendo mi barba, la estoy dejando crecer.
Let it grow! To much empowerment, mucho poder,
Mi barba es liberación,
es mi realidad es la libertad de mi cuerpo que es mío y muy mío,
esta barba es la marca de lxs guerrerxs de mi tribu,
es el regalo de mis ancestrxs
es mi pedigree, mi barba, barba mía,
barba macho, barba hembra, barba mía,
Transmutando mi apariencia de ser,
si ser mujer es afeitarse la barba I’m sorry no soy mujer,
si tener mucha barba es ser hombre im sorry tampoco soy un men.
Soy Odaymarx, negrx rarx, oddarx, realeza jale, barba marcada,
señal marcada guerrera amada. Mi barba.



Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/cultura/krudes-cubensi-con-k-de-africanas-y-e-de-todes/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments