Formas precolombinas resurgen en cerámica verde jade

En la Galería Dinorah Bolandi están expuestas – y a la venta – 35 piezas de cerámica barnizada en color jade, del artista Gerardo Selva.

Vasijas, platones semejantes a metates, obras antropomorfas y zoomorfas; piezas de cerámica contemporánea que remiten a figuras producidas por los habitantes de la Costa Rica precolombina adornan, desde el pasado 28 de julio, la Galería Dinorah Bolandi, en el Teatro Popular Melico Salazar.

Las piezas son torneadas y modeladas y, luego, se esmaltan en color verde jade en referencia clara a la artesanía precolombina.
Las piezas son torneadas y modeladas y, luego, se esmaltan en color verde jade en referencia clara a la artesanía precolombina.

Se trata de la muestra “Cerámica: Oro-Jade” del artista Gerardo Selva, reconocido ceramista, artista plástico, creador en vidrio y metal, director artístico, guionista, escritor y cantautor; que permanecerá abierta al público hasta el 2 de octubre.

Sobre las piezas de cerámica esmaltadas con óxido de cobre y hierro – que producen un tono verde jade-, habitan figuras inspiradas en el oro precolombino.

Monos, felinos, figuras humanas, pájaros, sapos, esqueletos; figuras técnicamente imposibles de crear en este material en tiempos previos a la conquista, son protagonistas en la obra del ceramista. La tecnología actual, explicó Gerardo Selva, le permitió crear formas en cerámica que los pueblos originarios solo pudieron hacer en oro.

Así, las piezas nacidas de las manos de Selva fusionan elementos de tres de las técnicas más importantes presentes en el arte precolombino y dan nombre a la muestra “Cerámica: Oro-Jade”; en la que el creador se inspira en la estética ancestral y la recrea con tecnología moderna incorporando elementos contemporáneos.

Según dijo el artista, su acercamiento a la temática precolombina comenzó hace unos 40 años, cuando llegó al país. “Empecé un poco por un deber patriótico, de ver lo que hicieron nuestros antepasados y permitirme ser permeado por eso. Con el tiempo he ido depurando la técnica y la forma, de modo que es algo muy mío, aunque recuerde objetos indígenas”, dijo.

Carlo Acevedo, productor y miembro del comité curatorial de la galería, explicó que esta exposición fue elegida pues recupera y reinterpreta el pasado y resignifica el trabajo con el barro y la cerámica de forma moderna.

Además, dijo, las 37 piezas que integran la selección cuentan con una “riqueza mística, más allá del detalle mismo con que fueron creadas”.

Selva indicó que de esta muestra, espera la venta completa de las piezas, aunque no es el dinero, el motivo de su creación. “Si no las vendo, estoy igual de feliz por haberlas hecho. No me motiva ni el intelecto, ni lo económico, es un proceso de observación plástica y desarrollo técnico con una inspiración muy orgánica; mi trabajo es muy desde el subconsciente, desde lo colectivo y lo ancestral”, afirmó.

Si bien la exhibición está dirigida principalmente a quienes atienden espectáculos en el Teatro Popular Melico Salazar, la galería está abierta al público todos los días entre semana de 9 a.m. a 4 p.m. Grupos organizados pueden también coordinar una visitar en fines de semana.

El objetivo de la Galería Dinorah Bolandi, según Acevedo, es abrir espacio a artistas plásticos emergentes o con trayectoria, en un contexto en que se celebran otras manifestaciones culturales como la danza, literatura, pintura, etc. “Es una galería pero el uso cotidiano es más que eso, es un espacio cultural”, dijo.

Con un exquisito nivel de detalle, las piezas de Selva crean figuras antes imposibles en cerámica.
Con un exquisito nivel de detalle, las piezas de Selva crean figuras antes imposibles en cerámica.

El ceramista

C44-SELVAX1Gerardo Selva nació en Nicaragua un 17 de agosto de 1952.

Su extensa y diversa trayectoria como artista comenzó en 1972 en Inglaterra, donde estudió y se graduó como Bachiller de Artes con énfasis en Cerámica.

En 1976, tras obtener su título, se instaló en Costa Rica donde trabajó en la Universidad de Costa Rica, la Asociación Nacional Pro-Desarrollo de la Artesanía, la Organización de los Estados Americanos y realizó múltiples exposiciones.

En 1986 fue premiado por la XVII Reunión de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo y, al mismo tiempo, recibió una Beca Fulbright para estudiar en el Instituto Tecnológico de Rochester, N.Y.

Allí obtuvo su Maestría en Bellas Artes, con énfasis en vidrio fundido y doblado. Durante su estadía y a su regreso, siguió produciendo obra y exponiendo fructíferamente.
Desde 1986 comenzó una incursión en el lenguaje audiovisual, al tiempo que exploraba la música, el teatro y la dramaturgia.

Poco después, impartía clases y producía obras teatrales en el sur del país. Estos procesos exploratorios resultaron en 12 Video-Ficciones, cerca de 35 obras teatrales y una serie de conciertos con bandas de rock. Años más tarde escribiría guiones de cine, televisión y video y poemas que se convertirían en canciones.
Selva fue profesor de la Escuela de Arte y Comunicación visual de la Universidad Nacional en Heredia y actualmente vive en Pedregosito de Páramo de Pérez Zeledón, produciendo cerámica y vidrio, técnica de la que espera pronto realizará otra muestra.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments

Otros Artículos

Durante una conversación acalorada con dos amigos surgen varias posiciones que se deben debatir, de forma pública, en los poderes que comandan nuestra nación.

Sector agrícola, industrial y químico-farmacéutico mostraron niveles de crecimiento.

Mi rol en el Proceso Nacional para la Generación de una Política Pública para el Aprovechamiento Sostenible del Camarón