Artistas piden renuncia de jerarca de Cultura al Presidente de la República

Una carta con argumentos planteados en 28 puntos circula en la plataforma de peticiones change.org para pedir la renuncia de la Ministra de Cultura y Juventud, Sylvie Durán, al Primer Mandatario, Carlos Alvarado Quesada.

Con la frase “un país sin arte y sin cultura es un país sin identidad. ¿Y qué celebramos en el Bicentenario si no nuestra identidad?», artistas interpelan en una carta al Presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, para que destituya a la Ministra de Cultura y Juventud, Sylvie Durán.

Esta mañana de jueves 10 de setiembre, la Asociación de Productores Independientes de Cine de Costa Rica (APICC) puso a circular en internet en la plataforma de peticiones change.org,  el documento para pedir al Presidente Alvarado el cambio de la jerarca de la institución.

Al momento del cierre de esta nota los firmantes sumaban 340 trabajadores del arte y la cultura.

Deseamos manifestar nuestra insatisfacción ante la gestión del Ministerio de Cultura y Juventud por parte de la señora ministra Sylvie Durán Salvatierra, y le solicitamos respetuosamente el cambio de Titular de la Cartera”, reza la misiva.

Según la carta emanda del seno de la APICC, la gestión de Durán ha venido en detrimento del desarrollo de la cultura y el arte del país, debilitando todas las instituciones y programas del MCJ.

En el documento los firmantes mencionan que la visión exclusivamente mercantilista del manejo en la cultura no es concebible en un país libre y democrático.

“Esta es una perspectiva obtusa, que ignora el acervo artístico costarricense, minimiza el talento nacional y deja de lado el patrimonio histórico, la herencia inmaterial y las manifestaciones culturales de los ciudadanos”.

A la vez aducen que “el sector ha sido respetuoso, paciente y colaborador”, mas necesita ser escuchado. “Merecemos una persona líder que nos entienda, que sea capaz de trabajar en conjunto con nosotros y que comprenda de forma sensible el funcionamiento, las necesidades inmediatas y la dinámica cultural del país”.

Para los artistas que apoyan la destitución, se observa la ausencia de una política cultural concreta, acompañada de un desconocimiento profundo de los subsectores artísticos y poca disposición para entablar dinámicas de diálogo y trabajo, dando como resultado “un desmantelamiento paulatino del MCJ”.

Razones

Algunas de las razones expuestas en la misiva para fundamentar la petición son la eliminación de programas exitosos y de impacto como el programa Enamorate de tu cuidad que se llevaba a cabo en los parques del centro de San José.

Asimismo la reducción de afluencia de público al Festival Internacional de las Artes (FIA) y al Festival Nacional de las Artes (en 2012 asistieron 1.600.000 personas, y en 2019 convocó a 130.000 personas).

La cancelación del Costa Rica Festival Internacional de Cine 2018 y su respectiva reducción de presupuesto, así como la disminución de forma sistemática de los recursos destinados al FIA, la Feria Internacional del Libro y el Costa Rica Festival Internacional de Cine.

La eliminación del Espacio Cultural Carmen Naranjo, programa de fomento a las artes literarias que brindaba espacios de difusión para la literatura nacional, talleres gratuitos para la creación literaria, la formación y la edición, así como la generación de empleos a personas del sector literario.

La desactualización de la Cuenta Satélite cuyos últimas mediciones datan del 2016; el cierre de la Sala Juan Enrique Acuña en el 2014, e incumplimiento ante el sector para crear un programa permanente de educación de nuevos públicos desde las diversas salas del estado (nombrado por las autoridades como Programa Juan Enrique Acuña).

Otros elementos incluidos en la carta son la reducción del presupuesto para las giras nacionales de los Talleres Nacionales de Teatro y Danza, incumpliendo el Decreto del Plan Nacional de Desarrollo, y el cierre de la Sala Oscar Fessler del Taller Nacional de Teatro sin garantizar un espacio propio para la institución.

La reducción del programa Producciones Concertadas al convertirlo en  LabEscena, y que pasó de montar seis espectáculos en el 2018 a dos en el 2019, hasta su posterior cancelación en el 2020.

Los numerosos cuestionamientos sobre la adjudicación del XV Concurso de Puesta en Escena 2019, que a la fecha no han sido resueltos por el Ministerio y las instituciones responsables.

El debilitamiento de las escuelas del SINEM a través de la obstaculización laboral para sus docentes y reducción de presupuestos, así como el cierre de la Galería Dinorah Bolandi del Teatro Popular Melico Salazar, importante espacio de exposición para artistas visuales.

También están incluidos en el listado de razones, las plazas congeladas en las distintas instituciones del MCJ que impiden el cumplimiento a cabalidad de sus objetivos y la precarización y subvaloración del trabajo de los trabajadores y las trabajadoras de instituciones adscritas al MCJ.

Reducción del presupuesto

En relación con el presupuesto destinado al desarrollo del sector la carta expone la disminución de los precursos de todas sus instituciones, en ocasiones a causa de subejecución de sus programas.

El abandono de tres proyectos de gran envergadura como el de la Cinemateca Nacional, cuyo contenido económico asciende a 5.000 millones de colones, cuando el presupuesto inicial reservado como superávit específico correspondía a 1.200 millones de colones; el del auditorio del Centro Nacional de la Música y el de la remodelación del Teatro Nacional.

La disminución en el presupuesto de todos sus fondos concursables: Proartes, Puntos de Cultura, Becas Taller, Becas Literarias, Fondo El Fauno, que afecta directamente a todo el sector cultural.

Manejo de crisis

Finalmente la misiva expone el contexto de la labor del MCJ en relación con la gestión y manejo de la coyuntura de crisis generada por la pandemia y la COVID19.

Los firmantes aducen que a partir de la crisis por la pandemia, el sector ha realizado numerosas solicitudes y propuestas de diferentes sectores agremiados que han sido ignoradas y menospreciadas, “con notas de prensa llenas de eufemismos u omisiones, falta de respuestas formales y escritas, necesarias para la transparencia de la institución”.

Entre dichas solicitudes citan las cartas publicadas por el sector del cine y el audiovisual o el Manifiesto publicado por la Red de Emergencia Cultural que fue firmado por más de tres mil personas.

A esto suman que muchos meses después del inicio de la pandemia se han organizado mesas sectoriales en las que no ha habido posibilidad de diálogo alguno, a pesar de que en una primera etapa el MCJ informó que se acataría las recomendaciones del Sector y se incluirían temas de pertinencia inmediata para atender o mitigar la crisis económica.

No obstante en la práctica no ha ocurrido lo convenido: las reuniones se han limitado a presentaciones del sistema de Banca para el Desarrollo, sin posibilidad de plantear otros temas que no sean la agenda preestablecida del MCJ.

La carta señala, además, que el movimiento de Culturas Vivas no fue tomado en cuenta en el proceso de conformación de las Mesas Sectoriales de la Estrategia Nacional “Costa Rica Creativa y Cultural 2030”, ni en el establecimiento de protocolos subsectoriales en el contexto COVID19, así como tampoco lo fue en las mediciones de la desactualizada Cuenta Satélite de la Cultura.

Finalmente, puntualiza sobre la organización desigual y desordenada de las Mesas Sectoriales y pone como ejemplo la mesa del sector Editorial, que se constituyó casi 2 meses después del resto de mesas y que por casi 5 meses se ignoraron las constantes solicitudes de información sobre la modalidad en la que se realizaría la Feria del Libro.

Mientras tanto, tampoco la mesa de Artes Visuales no se ha programado, según se consigna en la carta.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments