Luis Alonso Rojas Herra

“Abordar espacios públicos a través de una arquitectura diversa”

El género en las dinámicas sociales es comprender que todos los espacios están impregnados devalor y significado para cada uno de nosotros;son un vínculo afectivo

Es arquitecto de formación, sin embargo su conocimiento sobre el papel de la diversidad en los espacio públicos lo ha adquirido alejándose un poco más de lo institucional y formando su propia escuela en cuanto a conocimiento, aprendizaje y más de seis años de investigaciones. Ha enfocado su trabajo en la elaboración de metodologías y en la construcción de cartografías para una población que es minoría en las dinámicas sociales de este país.

Luis Alonso Rojas Herra (LARH) realiza una labor de alquimista silencioso de la arquitectura enfocada en la diversidad con un trabajo innovador, que por su misma condición novedosa ha generado rechazo y asombro en muchas instituciones por las que ha pasado, pero también ha tenido la aceptación y admiración de personas que se han tomado el tiempo para informarse y leerlo.

Comenzó su búsqueda cuando cursaba la licenciatura, momento en el que tuvo interés por explorar el vínculo entre el espacio y la diversidad sexual. En sus inicios se percató de la incapacidad de la academia para guiar estos temas, ya que según los docentes a los que acudió no era un tema prioridad. Esto le provocó un choque pero continúo con la necesidad de desarrollar su idea.

Su tesis terminó siendo de diseño, pero sin abandonar la esencia de lo que buscaba, ya que el proyecto de licenciatura se enfocó en una institución que promoviera valores positivos para la comunidad diversa.

“Viéndolo con ojo crítico siento que traté en aquel momento de institucionalizar algo que no se debe institucionalizar. Lo que más reflexiono actualmente con mis trabajos es no volver a homogeneizar una población que tiene su mayor fortaleza en la diversidad”, manifestó Herra.

El camino siguió y las infusiones de sus ideas fueron encontrándose y teniendo más forma cuando unió sus investigaciones a las Ciencias Sociales y a distintas expresiones artísticas, lo cual potenció su trabajo. En esta mezcla encontró cómo hacer catarsis a toda esa represión.

Cuando cursaba su maestría en paisajismo, en una universidad pública, también experimentó ser el blanco de rechazos por sus planteamientos y el enfoque que quería darle a su trabajo. Gracias a la reflexión sobre estos rechazos, Herra buscó cómo legitimar su trabajo y comenzó a desarrollar su propio marco teórico pensando en personas interesadas en el tema.

Con el tiempo y las investigaciones adquirió una amplia terminología por lo que comenzó a escribir y a publicar sus metodologías de información, las cuales abarcan un territorio que está transversalizado por el género y que tienen como resolución la muestra de prácticas artísticas.

Estas representaciones artísticas las abordó por medio de la objetografía, una práctica que le da significado al objeto y que lo conduce por el camino de la resignificación según el contexto; y a la creación de una cartografía sentimental.

Como todo alquimista que encuentra cada vez más obstáculos para llegar a la pócima perfecta, en el proceso se da cuenta de que casi nadie lee artículos académicos porque les resultan aburridos. Por esta razón utiliza un lenguaje más ameno, como las representaciones artísticas, para sensibilizar a las personas sobre la toma de estos espacios; desde una arquitectura para cuerpos que no son normados como los llama él.

El punto alto de sus investigaciones lo lleva a crear tres proyectos en los que involucra dinámicas sociales dentro de la diversidad sexual. Herra descubre que en estas dinámicas sociales hay poblaciones privilegiadas porque se diseñan para la mayoría.

Maquetas de pandora

Via-Cruising es el primero de sus tres proyectos, en este crea tres kits de sobrevivencia a partir de cómo se puede abordar el espacio público de manera informal mediante el significado de evidencias que encuentra en la calle. Estos kits están conformados por cuentos cortos eróticos, un video sobre acoso entre hombres y otro donde se ofrece sexo en la calle.

En su segunda metodología crea mapas de acceso y movilidad a partir de una etnografía de desplazamiento que realiza con tres mujeres: una persona refugiada, una chica trans y una mujer que desempeña un trabajo de construcción. Los mapas los va construyendo según los lugares cotidianos de estas tres personas, lugares donde ellas sí significan.

En este trabajo concluye que aunque estas mujeres se encuentran rodeadas de prejuicios, logran resignificar sobre sus espacios de trabajo; sin embargo siguen sin ser consideradas un aporte en términos de producción para el Estado.

El último proyecto, aunque no el menos importante, logra reunir tanto su creación como arquitecto y sus artículos académicos, como el resultado de una gran labor de campo materializados en varias cartografías.

A este último proyecto le llama la “Tortigrafía playo-tica”, un título que juega con darle el valor a las palabras que muchas veces son utilizadas para establecer etiquetas sociales. En este título también entra en juego el girasol, imagen que utiliza como sello profesional ya que era la palabra que utilizaban en su adolescencia para ofenderlo.

Esta investigación surge de un artículo llamado “Aprendiendo a correr en tacones” de su propia autoría, donde a partir de un ejercicio con un grupo diverso realiza distintas tertulias y crea un documento de memoria.

“Tiene relatos de una diversidad de perspectivas, enriquecidas por el valor que le dan a los espacios. Los relatos registran distintos lugares donde se reunían personas del mismo sexo, estas anécdotas provienen de varias décadas atrás, van desde temas personales hasta manifestaciones de género”, explicó Herra.

A partir de esta información diseña cuatro mapas de visibilidad, movilidad, acceso y configuración espacial. La delimitación geográfica no es la institucional, ya que es a una escala pequeña involucrando solamente San José. Esta limitante se da porque no cuenta aún con todos los recursos necesarios para extenderlos a nivel nacional.

Los espacios están ubicados por color y señalización, además la información permite conocer cuáles eran esos posibles desplazamientos que hacían las personas para llegar a esos lugares que relatan, la cantidad de personas que asistían y cómo esa concentración junta ha ido creciendo a través de los años. Indica además cuáles zonas pueden ser tomadas si se quisieran construir barrios diversos en San José.

Este mapeo sentimental buscar vincular el afecto con el espacio, y a la vez refleja una intención del Estado por concentrar estas dinámicas en zonas marginales.

Próximamente estas cartografías serán exhibidas en Teorética en el Festival de la Diversidad, San José Diverso, en Marzo.

LARH afirma que continuará con este camino que ha venido construyendo y también busca tomar en cuenta en sus mapeos y diseños espaciales a indígenas, indigentes y personas portadoras del VIH. Este arquitecto del género busca que sus “clientes” tengan una voz a través de estos trabajos, y poder llevar sus charlas a distintas comunidades en este y otros países como lo ha venido haciendo.

Puede leer más en https://larharquitectura.wordpress.com/

0 comments

Otros Artículos

Arrastre, depredación técnica inherente: actualmente todas las pesquerías comerciales costarricenses están experimentando sobrecapacidad

Desde que el Ser Humano entendió que, debido a su fragilidad, por sí solo no podía valerse para enfrentar los inclementes peligros de la naturaleza

El día lunes 30 de enero el Poder Ejecutivo envió a la Asamblea Legislativa los proyectos de ley que desea se traten en periodo extraordinario

Esta reflexión no busca imponer, busca pensar dos veces qué vamos a hacer con ese ecosistema.

El tema de los derechos humanos ha dejado de ser una exigencia de dignificación del otro como persona. Es ahora un discurso teatral