Yogur de leche de búfala: una creación con sello UCR

Este yogur es parte de los 12 productos innovadores creados por el CITA-UCR.

¿Alguna vez ha probado un yogur hecho a base de leche y suero de búfala con topping de fruta? Muy probablemente no, pero dentro de unos meses podrá porque se espera que esta sea una opción en el mercado. Será posible gracias a un proyecto desarrollado por el Centro Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos (CITA) de la Universidad de Costa Rica (UCR).

El proyecto consiste en la creación de 12 productos innovadores de valor agregado, hechos a partir de materias primas de pequeñas empresas y cooperativas de la región Huetar Norte de nuestro país.

El proyecto del CITA utiliza las materias primas de 12 pymes, cooperativas y asociaciones de la zona norte para crear productos innovadores de valor agregado.

La iniciativa surgió cuando el gobierno de Luis Guillermo Solís tomó la decisión de invertir y estructurar la administración de valor agregado en Costa Rica, tarea que le asignó al Consejo Nacional de Producción (CNP).

“El CNP contrata al CITA para que desarrolle 12 productos para 12 empresas de la Región Huetar Norte, con la intención de que los desarrollemos y nos capacitemos en temas de valor agregado e innovación, para que estos productores tengan un producto alternativo nuevo, preparado y listo, diferente a la materia prima”, indicó Ana María Quirós, coordinadora del proyecto.

De esta forma es que nacen los 12 productos innovadores elaborados a partir de las materias primas de las 12 empresas seleccionadas, entre los cuales se puede encontrar no solo yogur de leche de búfala, sino también de leche de cabra; además de agua de pipa con frutas, spread de cacao, bebidas de diferentes frutas y más.

“Desarrollamos productos muy variados, la idea con cada uno es que la tecnología no sea compleja, por eso no son productos 100% innovadores en el mercado, pero es una innovación incorporable. La idea es que si ellos no tienen los equipos para hacerlo, sí sean equipos que puedan adquirir”, manifestó Quirós.

Agregó, además, que todas las empresas seleccionadas tienen un perfil de zona rural y parte de lo que se quiere es que mejoren su condición y, por ende, la de la zona.

Innovación

El proyecto del CITA con las 12 empresas de la zona norte inició desde setiembre del año pasado, en conjunto con una de las comisiones de valor agregado creadas por el CNP.

Seleccionar las empreasa que se beneficiarían de esto no era tan sencillo. Primero, tenían que cumplir una serie de requisitos: ir en una línea social, estar preparadas para recibir la información, contar con áreas de proceso y tener la capacidad y el interés de sacar el proyecto adelante.

Los encargados del proyecto en el CITA hicieron un primer recorte con todos los candidatos a seleccionar y realizaron un primer taller con 30 empresas, en la sede del Tecnológico de Costa Rica (TEC) en San Carlos.

Ahí se les dio la primera capacitación, con ayuda de Proinnova y AUGE de la UCR, y a partir de los siguientes talleres se fueron haciendo más recortes hasta dar con las 12 finalistas.

Después de esto, en enero del año en curso, inició el proceso de investigación y desarrollo propiamente del CITA.

“El CITA es vital para hacer este tipo de cosas en el país. Se puede decir que es el único, porque nosotros tenemos la planta piloto aquí para procesar; entonces empezamos a recibir las materias primas de las diferentes empresas y se asignó un investigador para cada proyecto”, comentó la coordinadora.

La idea de cuál sería cada producto a desarrollar se fue moldeando en cada uno de los talleres, que duraron tres meses. A la hora de definir el concepto del producto, los participantes debían tener claro las partes a tomar en cuenta: la parte técnica (correspondiente al CITA), la de factibilidad (correspondiente a la empresa misma) y la del mercado (los usuarios finales). Con la armonía de esas tres partes se le podía dar entonces el visto bueno al concepto del producto.

Luego de esto vino el proceso de desarrollo por parte del CITA, que empezó con una investigación para definir bien el proceso del producto, recibir la materia prima, ir a la planta piloto, realizar las primeras pruebas y comenzar con el proceso de prueba y error hasta dar con lo que se quería obtener.

“Toda la información tecnológica que generamos es para la empresa, la idea de nosotros es asegurarnos de que ellos entiendan, puedan y se vayan a la empresa a de verdad empezar a producir. Se quiere que el producto se venda y obtengan ganancias para que puedan mejorar su condición” expresó Quirós.

Recientemente se hizo la presentación del primer prototipo y los resultados fueron tan buenos que en muchos casos ese va a ser el producto final, según indicó la coordinadora. Estos primeros prototipos se validaron con posibles consumidores a través de grupos focales, las mismas empresas participantes y diferentes funcionarios.

De acuerdo con Ana María Quirós, la importancia de realizar este tipo de proyecto recae en apoyar al desarrollo del sector agroalimentario rural y poder demostrarle a las empresas y organizaciones que sí pueden pasar de tener un producto de producción primaria a uno de producción secundaria, así como entrar a competir en otros mercados con un producto listo a un mejor precio.

“La gran importancia de verdad es que es un apoyo directo al sector agroalimentario rural.
La otra es que ellos entiendan que el que sean de zona rural no quiere decir que no puedan innovar, sacar productos de mayor valor agregado y destacarse. La idea era capacitarlos para que ellos entiendan que tienen que seguir constantemente buscando nuevos productos y nuevos mercados, y que no se conformen con lo que ya tienen”, concluyó Quirós.

El proceso del proyecto tiene planeado concluirse en su totalidad en setiembre de este año, y a partir de ahí cada empresa definirá cuándo lanzará el producto innovador que se le creó.



Empresa Producto

Asopaabi – Néctar de pepino y maracuyá

CAC Los chiles – Frijoles cocidos

Coopecocotour – Agua de pipa con frutas

Coopecaprina – Leche de cabra en polvo saborizada

Coopelácteos
del Norte Norte – Yogur de leche de búfala con topping de fruta

Frutas Didano – Bebida de naranja, maracuyá y zanahoria

La Dorada – Bebida fermentada de cacao

Lácteos Lili – Kumis

Lácteos MUVA – Queso hilado tipo palmito con sabores

Sibaeli – Spread de cacao

Sabor de altura
(Sanvi) – Yogur cuchareable de leche de cabra

Pollos PAKO – Pollo condimentado listo para consumir



 

 

 

 

 

0 comments