Medida extraodinaria busca paliar efecto negativo de la huelga

Universidades amplían período de admisión de primer ingreso

Atraso en la entrega de notas de presentación de estudiantes de quinto año por parte de colegios ha generado incertidumbre para jóvenes. Hay más de cinco mil jóvenes afectados.

Las universidades públicas del país han tenido que recurrir a la ampliación del período de admisión para estudiantes de primer ingreso, debido a que la huelga en el Magisterio Nacional incidió en el atraso del envío de notas de presentación de los jóvenes.

A la fecha hay dos faltantes de información principales: un grupo de unos 2.078 estudiantes que no tienen aún notas de presentación y de unos 3.000 estudiantes que aún no se sabe si tenían derecho a realizar los exámenes de bachillerato.

De acuerdo con Pablo Mena, director de la Dirección de Gestión y Evaluación de la Calidad del Ministerio de Educación Pública (MEP), a la fecha hay un pendiente de 1.078 notas de presentación, lo que equivale a un 4,5% de los estudiantes. Sin embargo, de esa cifra se conoce que unos 2.000 no aplicaron a las pruebas de bachillerato.

“Además, nos falta la información de 3.000 estudiantes, para conocer si podían o no hacer bachillerato, precisamente en ese dato coinciden los 2.000 que no se presentaron a hacerlas; por lo tanto, están pendientes unos 1.000 jóvenes que no sabemos si pasaron el undécimo año y validarles las notas”, explicó Mena.

Por lo tanto, las cifras aproximadas de jóvenes que aún no saben si podrán ingresar a la universidad o no es de unos 1.078, pues son estudiantes a quienes los colegios aún no les ha reportado sus notas de presentación.

A pesar de este dato, las cifras se han reducido significativamente, pues antes de realizar las pruebas de bachillerato, el MEP no tenía información de unos 27.000 estudiantes –un 60% de la población de quinto año–, entonces habilitaron la plataforma para reportar los resultados.

Según Pablo Mena, del MEP, si eso estudiantes no lograron pasar el quinto año tendrán la oportunidad de realizar una prueba de reposición a finales de noviembre, si logran pasarla los exámenes de bachillerato se les validará con las notas que sacaron.

Si aun así pierden este examen de reposición, tienen derecho a una prueba de ampliación en diciembre y otra en febrero y se le guardarán las notas de bachillerato. Luego de eso, si no pasaran las pruebas, tendrán que repetir bachillerato.

Con respecto a esos 2.000 estudiantes que no se presentaron a realizar los exámenes de bachillerato, Mena explicó que el dato histórico ronda el 5%, por lo que el motivo por el cual no lo hicieron este año podría deberse a que se salieron del colegio y que no terminaron el curso.

Universidades con planes remediales

Esta situación ha generado un importante atraso en la definición de admisión para nuevo ingreso en las universidades públicas, las cuales han implementado planes de extensión para dar tiempo a recibir la mayor cantidad de información posible.

En este sentido, el rector de la Universidad de Costa Rica, Henning Jensen, explicó que han dado un seguimiento constante a la actualización de datos que les entrega el MEP y que se han visto en la necesidad de tomar medidas de postergación, extensión y prolongación de los procesos. Sin embargo, señaló que estos no se pueden extender de manera arbitraria y sin límites y que llegará el momento de hacer los cortes de admisión.

“Hemos coordinado de forma estrecha con el Ministerio de Educación Pública, pero podría provocarse una situación que nadie desea y es que muchos muchachos con el potencial y las notas para ingresar a la UCR el próximo año no logren hacerlo. Nosotros tenemos una gran cantidad de solicitudes de ingreso, por lo que los cupos van a ser utilizados, pero es posible que se queden personas por fuera que en otras condiciones ingresarían”, indicó Jensen.

Para el rector de la UCR, está siendo perjudicada toda una generación de estudiantes de quinto año, y manifestó que se están acercando a la fecha límite, en términos técnicos, que se puede dar como prórroga, pues se trata de procesos complejos. Así que el anuncio de las notas de ingreso a carreras se dará a principios de enero próximo.

Por su parte, Marvin Sánchez, director de Registro de la Universidad Nacional señaló que también han estado trabajando de forma coordinada con el MEP y que en el caso de ellos, tienen unos 150 estudiantes sin nota (en el corte inicial eran 1.500 jóvenes), pero se está verificando en qué condiciones están.

“Ampliamos el plazo hasta donde se pudo, pero pronto tendremos que tomar la decisión de continuar con los procesos. A uno le duele, pero es parte de la realidad, hicimos todo un trabajo de comunicación con los estudiantes para que ayudaran a buscar sus notas, algunos nos trajeron certificaciones de los colegios, direcciones regionales o incluso por parte de la dirección de Control de Calidad del MEP recibimos las notificaciones, de esta forma redujimos la cifra de pendientes de nota”, aclaró Sánchez.

En el caso del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC), la vicerrectora de Vida Estudiantil, Claudia Madrizova explicó que lo sucedido en bachillerato no afecta para el ingreso, pues se cuenta con las notas de presentación antes de la prueba de admisión.

“No obstante, para la matrícula, después del 21 de enero 2019, sí se requiere el diploma del bachillerato.  De no tener claridad en lo resuelto por el MEP, el TEC analizaría la situación de esta matrícula”, señaló la vicerrectora.



El ministro de Educación, Édgar Mora, aseguró que están haciendo todo lo posible por obtener las notas de presentación de los estudiantes que están pendientes. (Foto: Katya Alvarado).

Édgar Mora, ministro de Educación Pública: “Las notas de undécimo que no están significan negligencia”

El ministro de Educación Pública, Édgar Mora, confirmó a UNIVERSIDAD que tienen un número cercano a los 1.000 estudiantes de quinto año que no tienen nota de presentación.

Según el jerarca, a pesar de que se ampliaron los períodos y se habilitó una plataforma para hacer llegar la información, aún queda pendiente el dato de cientos de jóvenes, que todavía no se sabe si pasaron o no el año lectivo.

“No se registran notas de estos estudiantes, esto significa que hubo negligencia desde antes de la huelga, pues esas notas no aparecen en los sistemas. Tenemos que buscar la mejor solución para estos muchachos, pero estamos limitados porque quienes tienen las notas no las quieren dar, esos son los maestros o directores”, indicó Mora.

El jerarca de Educación manifestó que están manos atadas y que no pueden tomar ninguna otra acción, más que volver a abrir la plataforma y pedirles a las universidades que extiendan el plazo para este grupo de jóvenes.

“Es muy probable que estos estudiantes tengan problemas para entrar a la universidad el próximo año”, concluyó.



 

0 comments