Estación Experimental Alfredo Volio

UCR vende 4.500 litros de leche semanales a Dos Pinos

Día de por medio, la empresa de lácteos “Dos Pinos” visita la Estación Experimental Alfredo Volio de UCR para recoger los 1.500 litros de leche

Día de por medio, la empresa de lácteos “Dos Pinos” visita la Estación Experimental Alfredo Volio de la Universidad de Costa Rica (UCR) para recoger los 1.500 litros de leche producidos en cuatro ordeños por las 42 vacas que mantiene en Ochomogo para este fin.

La Estación Experimental Alfredo Volio tiene una extensión de 33 hectáreas

La producción de leche es la actividad principal a la que se dedican los profesionales que laboran en la Estación, quienes han logrado aumentar la cantidad de litros de leche producidos por vaca de 12 litros por día a casi 20, gracias a una serie de cambios leves en la alimentación que se les brinda diariamente.

Por esto, unida a la producción de leche, la Estación realiza proyectos de investigación sobre forrajes, que son el principal componente de la dieta de la vaca.

“Mucha de la investigación se hace sobre forrajes para ver, por ejemplo, cuál especie es mejor, que al animal le guste y sea de buena calidad para que pueda producir más leche, y para las que no están produciendo leche pues que puedan crecer más rápido y que puedan entrar a su ciclo productivo en el tiempo óptimo”, comentó Jorge Elizondo, director de la Estación.

Según el director, los pastos producidos en Costa Rica son de media calidad a baja debido a las condiciones climáticas del país, lo que crea complejidades que afectan la parte nutricional del pasto, por lo que deben complementar el alimento de las vacas con otros ingredientes como concentrado, miel o melaza de caña, harina de soya, pulpas de cítricos deshidratada, vitaminas y minerales.

Día a día, cada una de las 80 vacas de raza Jersey que habitan la Estación consumen el 10% de su peso vivo. Es decir, si una vaca pesa 400 kg, esta consumirá 40 kg de forraje al día.

Por esto, la Estación está equipada para almacenar el pasto que se cosecha durante la época lluviosa en silos, las cuales permiten la conservación del pasto durante años siempre y cuando no entre aire. Actualmente, en la finca se trabaja principalmente con silos de montón, los cuales tienen capacidad para 40 toneladas de forraje.

Por otro lado, la Estación desarrolla protocolos de investigación para probar productos como antibióticos, productos farmacológicos o vitaminas de distintas empresas.

“Se hace un protocolo de investigación que no dañe al animal y vamos evaluando la parte de la producción, que es lo que nos indica mucho más rápido si un producto sirve o no. Después se ve la parte de salud, si el animal se mantiene sanito, o si pierde o gana peso”, comentó Elizondo.

Para medir su desempeño, cada vaca porta un collar que la identifica y almacena en una computadora los datos de cuánta leche produjo a la hora del ordeño, tanto de la mañana como de la tarde.

Otra de las funciones del collar es medir la actividad del animal, de forma que los funcionarios de la Estación puedan saber cuándo una vaca está en celo e inseminarla, o si se encuentra enferma.

“Hay muchas formas de ver si la vaca está en celo o no, pero a veces por los horarios que tenemos aquí y por la distancia en que las vacas van a comer, no hay nadie viéndolas. Sin este collar, normalmente habríamos perdido ese celo y habría que esperar 21 días para que el animal aparezca en celo nuevamente”, explicó el director.

Además, el collar tiene la capacidad de monitorear la rumia de cada vaca, de manera que si se registra una disminución en la periodicidad de la rumia, puede significar que el animal se encuentra enfermo. Sin embargo, si una disminución en la rumia se suma a un aumento en la actividad de la vaca, puede ser un indicativo de que la vaca está en celo.

Por otro lado, Elizondo, ha buscado difundir la investigación realizada en la finca por medio de artículos científicos y artículos de extensión, los cuales tienen un lenguaje más sencillo para el productor.

En adición, la Alfredo Volio ofrece proyectos de extensión en los que se brinda información a productores y ganaderos nacionales y estudiantes por medio de cursos y charlas a lo largo del país sobre lo que se ha encontrado por medio de los proyectos de investigación.

De igual manera, las instalaciones de la Estación han servido como espacio de aprendizaje para algunas unidades académicas como la escuelas de Zootecnia, Medicina, Topografía, Agronomía e Ingeniería en Biosistemas.

Además, el área de campo se abrió a estudiantes para que pudieran realizar prácticas, tanto por medio de horas estudiante y asistente como por participación en proyectos de la Estación o incluso sus tesis para licenciatura, maestría o doctorado.

La Estación está equipada con aulas para realizar actividades de la Universidad e impartir lecciones. De igual manera, las instalaciones incluyen laboratorios donde se realizan estudios sobre biodiésel y prácticas en operación para los estudiantes de Medicina Humana.

La Estación Experimental Alfredo Volio ofrece visitas guiadas para estudiantes de kínder, escuela y colegio donde se les inculca el cariño hacia el ambiente y el agro. Estas tienen un costo de 1.000 colones por persona para instituciones públicas y 1.500 colones por persona para instituciones privadas.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/universitarias/ucr-vende-4-500-litros-leche-semanales-dos-pinos/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments

Otros Artículos

Empezamos desde ya con la filosofía del “Hay que...” o sobre el fascinante arte de proponer ingeniosas soluciones a los mismos problemas de siempre

La vida yobra de José León Sánchez es, sin duda alguna, el reflejo de un gladiador que luchó y venció en mil y una batallas