UCR llama a concretar denuncias por hostigamiento sexual

La Comisión Especial encargada de atender las denuncias por acoso en la Sede de Guanacaste ya inició sus funciones.

Un llamado vehemente para que se concreten las denuncias en casos de hostigamiento sexual fue lo que hicieron las autoridades de la Universidad de Costa Rica, tras revelar que tienen información de diversos casos en la sede universitaria de Guanacaste.

En conferencia de prensa, el rector de la UCR, Henning Jensen, comentó que se han recibido una serie de denuncias de estudiantes y docentes en esta sede pero de manera informal, por lo que hizo un llamado a la comunidad universitaria para que formalice las denuncias de este tipo ante la comisión institucional que existe para este fin.

“La institución, a pesar de que las denuncias no son formales, se toma estas manifestaciones de inquietud con absoluta seriedad. No queremos que el hecho de que no existan denuncias formales nos lleve como institución a tener una actitud que pudiera dar pie a que se nos impute indiferencia”, afirmó el rector en conferencia de prensa.

La vicerrectora de Docencia, Marlen León, comentó que desde el año anterior se presentó una denuncia ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para que se indaguen los casos que se tienen reportados.

Recordó que, además, se relanzó desde el año anterior una campaña para crear consciencia sobre la necesidad de que se denuncien formalmente este tipo de conductas y ofreció protección para las personas denunciantes.

Jensen anunció la creación una comisión especial para atender los casos reportados en Liberia y Santa Cruz, en coordinación con la dirección de la sede, para dar apoyo moral y psicológico en las denuncias que podrían presentarse.

“Queremos que en la sede de Guanacaste, al igual que en toda la Universidad, tengamos una población universitaria empoderada, que tenga todo el respaldo institucional para que en conjunto podamos crear un ambiente más libre de cualquier tipo de discriminación y hostigamiento”, añadió el rector.

Esta comisión, integrada por cinco profesionales de distintas áreas, tiene la tarea de investigar las situaciones irregulares sobre las cuales han sido alertadas las autoridades universitarias desde el año pasado.

El grupo se reunirá cada quince días y deberá coordinar con la Comisión Institucional contra el Hostigamiento Sexual, la Sede de Guanacaste y otras instancias de la UCR, las líneas de acción a seguir.

CONTRA EL ACOSO

La vicerrectora de Vida Estudiantil, Ruth de la Asunción, solicitó a los diferentes sectores de la Universidad y, sobre todo, a los medios de comunicación, no favorecer acciones que puedan llevar a la revictimización de las personas que se atreven a denunciar, pues ya de por sí el plantear un proceso de este tipo genera “una carga real y emotiva en las personas”.

“El interés de la Universidad es ser pionera, como lo ha sido en el tema de género, respeto a la diversidad, en favorecer que se aborden las situaciones que denuncien las personas”, comentó la jerarca.

La vicerrectora de Acción Social, Marjorie Jiménez, apuntó que la Universidad de Costa Rica debe levantar la voz contra las situaciones que agreden la dignidad humana, por lo que hace un llamado para que se compartan todos los proyectos de investigación y acción social orientados a eliminar todas las formas de sexismo y discriminación.

“Debemos juntas y juntos denunciar cualquier situación que ponga en peligro los procesos de formación, los espacios de trabajo de estudiantes, docentes, funcionarios, que pongan en riesgo los grupos con diferentes poblaciones que trabajamos en las comunidades”, afirmó Jiménez.

La vicerrectora también hizo un llamado a que se dialogue sobre el tema del acoso en las diferentes unidades académicas, aulas y lugares de trabajo; además de que se busque apoyo institucional para atacar las situaciones de abuso.

LAS DENUNCIAS

Teresita Ramellini, directora de la Comisión Institucional contra el Hostigamiento Sexual de la UCR,  comentó que durante el 2017 se recibieron 14 denuncias formales y recordó que estos procesos administrativos no se pueden continuar sin la firma de la persona denunciante.

“Son más mujeres que denuncian a hombres, pero también el año pasado hubo una situación de un estudiante hombre que denunció a otro hombre. Las denuncias no pueden proceder a menos de que la persona las firme, para dar paso al proceso administrativo”, describió.

Sobre las formas de acoso, Ramellini explicó que puede darse de forma directa, verbal, de forma escrita o con videos.

En este sentido, recordó que el reglamento prevé tres tipos de falta: leve, grave y muy grave; y según sea el caso, las sanciones van desde una amonestación por escrito hasta la suspensión sin goce de salario y el despido de la persona acosadora. Ramellini indicó que ya hubo un caso de despido sin responsabilidad patronal.

Detalló que los procesos pueden tardar entre cuatro y diez meses, aunque en algunos casos, cuando se presentan recursos legales externos, se pueden extender hasta un año y medio.

Ramellini recordó que la Comisión que ella dirige es la “instancia única” en casos de hostigamiento sexual y fue establecida a partir del reglamento que emitió la UCR en 1997 para atender esta problemática.

“Es importante que las personas que revelen posibles situaciones de hostigamiento sexual se acerquen a formalizar sus denuncias. Que se acerquen de manera tal que la Universidad pueda apoyarles para evidenciar si hubo una situación de hostigamiento sexual en cada caso”, afirmó.

Ramellini aseguró que existen diferentes tipos de medidas cautelares que se aplican para proteger a las personas denunciantes mientras se lleva adelante el proceso de investigación.

Para denunciar, las personas pueden ponerse en contacto con la Comisión Institucional Contra el Hostigamiento Sexual al teléfono 2511-1909 o al correo electrónico equipocontrahostigamientosexual@ucr.ac.cr.

 

(Créditos: Foto: Javier Córdoba)

0 comments