Universitarias Proyecto servirá de complemento a pruebas de saliva

UCR desarrolla aplicación que da seguimiento remoto a pacientes con COVID-19 en tiempo real

UCR, TEC y UNA desarrollan aplicación que da seguimiento remoto a pacientes con COVID-19 en tiempo real

Un equipo multidisciplinario de expertos de la UCR, el TEC y la UNA mantienen conversaciones con las autoridades sanitarias para la posible implementación de este tipo de pruebas en el país.

Un seguimiento remoto en tiempo real de pacientes con COVID-19, una base central de datos sobre los casos positivos que se actualiza con cada nuevo caso confirmado y una guía de asistencia para pacientes que resultan ser casos positivos del virus, son algunas de las posibilidades que dará la aplicación «Ticovid-19».

Se trata de un sistema que está siendo desarrollado por un equipo de expertos de la UCR, en conjunto con el TEC y la UNA para complementar el uso de las pruebas moleculares de detección del COVID-19 tipo RT-LAMP.

Las RT-LAMP son un diagnóstico molecular que busca encontrar material genético del virus en una muestra de saliva, de manera equivalente a lo que se hace en el hisopado que se realiza en la RTq PCR, considerado el examen oficial. Las dos buscan al ARN (material genético)  del virus.

En este momento, el equipo que trabaja por la posibilidad de uso y desarrollo de este tipo de pruebas en el país se encuentra en conversaciones con el Ministerio de Salud para la implementación de las mismas.

«Hemos encontrado iniciativas similares, pero la nuestra es la única desarrollada específicamente con la prueba LAMP, donde esta juega el papel central», explicó Hugo Solís, integrante del equipo que desarrolla la aplicación.

Solís dijo que este ha sido un esfuerzo multidisciplinario, donde se ha contado con un equipo conformado por una variedad de profesionales de distintas áreas de la UCR.

«El proyecto ha sido desarrollado por varios profesionales de distintas áreas de la UCR, el TEC y la UNA. Es un grupo bastante grande», dijo. Dentro de estos, mencionó la participación de informáticos, matemáticos, físicos, médicos y enfermeros.

Además, en este momento, el proceso de desarrollo de la aplicación se encuentra en un 50% y anunció que estará lista en diciembre de este año. Dijo también que el sistema estaría disponible en las principales tiendas de aplicaciones para teléfonos, y su descarga será gratuita.

¿Cómo funciona?

Solís citó los pasos que plantean para el uso eficiente de la aplicación, dentro de los que se encuentra el primero, que consiste en la consulta de síntomas. La idea es que si una persona cree presentar síntomas de COVID-19, descargue la aplicación e introduzca en la misma estos síntomas que está presentando. Con base en esta información, la aplicación hace un diagnóstico para indicarle a la persona si debería de contactar a un centro de salud para realizarse la prueba de este tipo de virus.

Posteriormente, se daría la etapa de verificación con las pruebas moleculares RT-LAMP, cuyo resultado estaría listo en un tiempo máximo de una hora. La persona encargada de realizar el test lo registra en el sistema para compartirlo con el paciente.

Esta información queda dentro del sistema general para que las autoridades sanitarias tomen las decisiones del caso. Si se confirma que la persona dio positivo, la misma aplicación generaría la orden sanitaria correspondiente.

«La idea es que la persona tenga descargada la aplicación para que se le pueda enviar el resultado de la prueba y la orden sanitaria por este medio», dijo.

Solís explicó que además del papel de la aplicación en el proceso de diagnóstico, también se pretende que funcione como herramienta de seguimiento y acompañamiento para el paciente que haya dado positivo.

En primer lugar, la aplicación le brindará al paciente información sobre las medidas que debe tomar para lidiar contra el virus.

«La idea es que en la aplicación la persona reciba información sobre cuidados para su salud. Tenemos a una parte del personal que ha desarrollado un sistema de e-health, donde se le puede estar transmitiendo información sobre estos cuidados a la persona que dió positivo a través de la aplicación», comentó Solís.

Dentro de esta información, aparte de los cuidados, puede encontrarse cuáles síntomas son considerados leves y cuáles graves, además de que en qué casos debería de buscar atención médica.

Esta sección de la aplicación fue desarrollada en conjunto con un equipo de profesionales en medicina, enfermería y farmacia de las universidades.

El propósito es que las personas que hayan dado positivo en la prueba, se mantengan actualizando el estado de sus síntomas de forma constante en la aplicación, lo que permitirá a las autoridades sanitarias dar un seguimiento del paciente en tiempo real y  monitorear su condición.

«Esto nos permitiría saber si alguna de estas personas que son casos positivos de COVID-19 está presentado síntomas graves, para alertar a las autoridades médicas», explicó.

El especialista comentó que una de las características más valiosas de la aplicación es que da la oportunidad de reunir a diversos actores involucrados en el diagnóstico y seguir a pacientes con COVID-19, sin necesidad de un intercambio presencial.

 

 

Ir al contenido