Universitarias

UCR denuncia la “limpieza étnica” que enfrenta el pueblo palestino

Consejo Universitario se pronunció ante el reciente aumento de la violencia, las violaciones a los derechos humanos y fustiga el Poder Ejecutivo y Legislativo por solidarizarse únicamente con Israel.

Ante la reciente escalda de violencia en Jerusalén, Gaza y Cisjordania, que se saldó con centenares de personas muertas, la gran mayoría de ellas del lado palestino, el Consejo Universitario de la UCR adoptó un acuerdo en que llama a respetar los derechos humanos y denuncia las vejaciones y abusos contra el pueblo palestino.

El texto del pronunciamiento inicia con el reconocimiento de que ese pueblo “ha visto violentados sus derechos humanos desde el inicio del conflicto palestino-israelí, en el marco del cual han sido despojados de sus tierras, discriminados y sometidos a la ocupación israelí”.

Tras explicar que el reciente rebrote de violencia en Jerusalén se debió a un fallo de un tribunal israelí ordenó el desalojo de familias palestinas del barrio histórico de Sheikh Jarrah, el documento denuncia que fue en respuesta al movimiento pacífico para evitar esos desalojos que las fuerzas israelíes asaltaron y dañaron la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado para el islam y que la ofensiva israelí costó la vida de “al menos 300 palestinos, quienes fueron heridos durante este ataque”.

Al mismo tiempo, se denunció los ataques a los medios de comunicación palestinos e internacionales.

De seguido el Consejo Universitario fustigó a la Asamblea Legislativa y al Poder Ejecutivo, por emitir respectivamente un gesto de apoyo al gobierno de Israel y una felicitación por la “independencia” de ese país.

A la luz de todo ello, el Consejo repudió la violencia que atenta contra los derechos humanos y la dignidad de las personas y se solidarizó con el pueblo palestino ante la nakba, (“catástrofe” en árabe) que ha sufrido, la “limpieza étnica que afrontan, el desplazamiento forzado, la destrucción de la propiedad, la apropiación de su cultura y la pérdida de vidas humanas”.

Tras instar a la Cancillería y a las 28 diputadas y diputados que se “solidarizaron” con Israel a “posicionarse a favor de la lucha por garantizar el respeto de los derechos humanos y en contra de la violencia que sufre el pueblo palestino”, también se criticó a los medios de comunicación nacionales, que han realizado “una cobertura sesgada de los hechos, han ignorado el apartheid contra Palestina y han reducido el conflicto a una lucha entre Israel y Hamás”.

Finalmente, se declaró a la UCR como espacio libre de apartheid.

Ir al contenido