Laura Otero, Oficina de Asuntos Internacionales

UCR: academia con vocación internacional

La Universidad de Costa Rica invitó durante el año pasado a 206 profesores extranjeros y envió a estudiar fuera del país a 259 becados depostgrado

La Oficina de Asuntos Internacionales (Oaice) de la UCR funciona como la criptonita de las políticas antimigrantes de la nueva derecha. En lugar de aislar, conecta; no levanta muros, construye puentes. Y, en vez de negar la ciencia, financia los viajes de académicos e investigadores de las mejores universidades del mundo hacia Costa Rica, al tiempo que beca a estudiantes y profesores ticos para que se formen fuera del país.

Su misión (y para ella cuenta con importantes recursos económicos) es facilitar y promover al máximo el intercambio de profesores, estudiantes e investigadores de Costa Rica en el extranjero y facilitar la llegada de esa misma materia gris calificada al país.

Su subdirectora, Laura Otero Norza, es una doctora en derecho formada en la Universidad Complutense de Madrid, quien cree que la universidad debe ser inclusiva y totalmente sensible a lo que ocurre en los países de la región y del mundo que se vean afectados por conflictos económicos y políticos.

Otero y el equipo de la Oaice están matriculados con que la universidad pública sea una herramienta de movilidad social y por eso actualizaron sus estrategias y lograron que una mayor cantidad de profesores y estudiantes de las sedes regionales tengan acceso a becas en el extranjero.

La UCR tiene un fluido intercambio con el extranjero. ¿Cuántos estudiantes extranjeros tenemos aquí? ¿Cómo es el proceso para que ellos ingresen a la universidad?

-El total entre nacionales y extranjeros en la universidad son 968 para el segundo ciclo del 2016 contra una matrícula de 38 mil personas. Tenemos un número amplio de estudiantes centroamericanos (hondureños y nicaragüenses) en la etapa básica de la Escuela de Artes Musicales.

También hablábamos hace poco con el director del Sistemas de Estudios de Postgrado (SEP), sobre las titulaciones conjuntas o doble titulación. En Centroamérica hay mucho interés en nuestros posgrados, por la calidad académica que tenemos aquí y porque algunas universidades de esos países no tienen el grado o las materias que hay aquí. Hay algunas universidades interesadas, incluso, en establecer convenios para llevar a nuestros profesores a montar los mismos posgrados que tenemos aquí a esos países. Incluso les salía más rentable llevarse a todo el staff de profesores y montarlo allá para que ellos capaciten a los profesores.

¿Cómo es el proceso para que un extranjero ingrese a la UCR?

Depende, podría venir por un programa de intercambio para estancias cortas de 3 a 6 meses; por programas especiales o también podrían venir a hacer toda su carrera aquí.  Tenemos 159 convenios de intercambio internacional. Hay convenios de intercambio para estudios semestrales de uno o dos semestres; convenios para que los estudiantes extranjeros hagan pasantías de investigación acá y convenios de programas especiales. También existe la posibilidad de hacer convenios a la medida, que son dirigidos  a grupos de estudiantes internacionales y se ofrecen por unidades académicas según las necesidades de las universidades contrapartes y en cualquier momento del año. Son programas que duran de dos semanas a un mes y que vengan a estudiar un programa elaborado para seguir las necesidades de su universidad.

¿De dónde vienen a estudiar mayoritariamente?

-Alemania y México. En los últimos 3 años han sido los dos países con números mayoritarios.

¿Los alemanes vienen a estudiar idiomas?

-No. Ellos vienen con un nivel de español alto. Se matriculan en cursos de la oferta regular. Vienen mucho a programas de biología, con ambiente y agronomía. Uno generalmente piensa que vienen más norteamericanos o centroamericanos, pero la realidad es que es abismal la diferencia de alemanes.

Otra característica que diferencia a la UCR de otras universidades es que beca a profesores y estudiantes para sacar grados y postgrados en el extranjero. ¿Cómo funciona esto?

La oficina está dividida en tres secciones, eso le corresponde a sección de movilidad académica y administrativa. Tenemos varias posibilidades: la primera es la beca a programas completos de posgrado en el extranjero y que son para profesores. También tenemos la posibilidad de becas cortas, que son para personal docente y administrativo. Y a esto se suma la opción de captar académicos importantes que nos llegan desde el extranjero con el programa de académicos y administrativos visitantes.

¿Si alguien tiene un saber específico que interese al país y tenemos convenio lo  podemos invitar?

-Puede ser incluso sin convenio. Si en algún lado hay un profesor o investigador que a la universidad le interese traer para alguna actividad académica o administrativa, a dar conferencias o capacitación, puede hacer la solicitud a la comisión. Hay una comisión ad hoc que recomienda la ayuda para el académico o profesor. Y se le paga el boleto, el alojamiento y la alimentación, pero no le podemos pagar honorarios.

El año pasado trajimos 209 académicos y ofrecimos 52 becas cortas para profesores o funcionarios.

¿Cuánto invierte la universidad en eso?

-En el programa de académicos visitantes la inversión en traída de profesores fue de más de $4 millones al año.

¿Cuánta gente tenemos afuera en este momento?

-En este momento tenemos 259 profesores estudiando en el extranjero. Es un esfuerzo importante que hace la institución y una oportunidad que no ofrece ninguna universidad.

¿Cómo se accede a esos recursos?

-Se hace la solicitud con nosotros. Hay un formulario que está en nuestra web. Tiene que poner el programa que va a ofrecer el investigador o académico a Costa Rica y tomar en cuenta que es por un máximo de dos semanas, pues son estadías cortas.

Lo que se estudia con cuidado es el interés profesional que tenga el invitado, que vaya a ser productivo para los estudiantes y que no tenga costo para ellos. Y si se cobra, por ejemplo en un seminario, que los estudiantes tengan esa entrada exonerada o que el costo sea mínimo. Nos fijamos también en que las actividades sean de interés académico. Por eso es que esa comisión está integrada por representantes de cada área y así revisan la pertinencia.

¿Hay estudiantes de sedes regionales becados en el extranjero?

-Sí, con becas del presupuesto que la institución asignó como contrapartida al préstamo que otorgó el Banco Mundial a las cuatro universidades públicas y que fue de $50 millones para cada universidad. En el caso de la UCR ese dinero se va a invertir en infraestructura y equipo. Como contrapartida la universidad tiene que aportar la formación del recurso que va a venir a trabajar en esos edificios y con ese equipo. Las mayores beneficiadas son las sedes regionales. La mayoría de becas están en las sedes y no en Rodrigo Facio. Antes las sedes eran las que menos se beneficiaban; ahora hemos estado trabajando bastante duro con ellos, porque les cuesta mucho conseguir a la gente que quiera irse al exterior. El año pasado el mayor número de becas otorgadas fue para ellos pero precisamente por eso.

Tenemos estudiantes y profesores de sedes regionales becados en España, México, sudamérica y Estados Unidos, entre otros. Nosotros otorgamos a donde quieran ir a estudiar siempre que sea una buena universidad y un buen programa.

Recuerdo el caso de un muchacho que, por medio de becas de contrapartida hizo una maestría en Ingeniería Civil en España. Vino graduado y está en Guanacaste. Él es de Liberia y se llama Octavio Zúñiga.  Volvió y está dando clases. Ni siquiera era docente previo, pues trabajaba en el sector privado. Ganó la beca, se fue y ahora es docente en la sede.

Es decir,  el sistema no solo lo envía a graduarse sino que también le garantiza empleo al regresar…

-Sí, todos van con reserva de plaza. De hecho eso es un cambio que viene desde el 2011.

Bueno, eso es como el mundo ideal: te becan y regresas con trabajo…

 -Antes se reservaban medios tiempos. Pero a partir del 2011 vimos que lo mejor era captar ese recurso humano completamente y se estableció una reserva de plaza más grande. Al regreso se establece un compromiso contractual. Son 3 años de servicio por cada año de beca. Se supone en buena teoría que usted tiene que devolver 20% de lo invertido pero si usted regresa y trabaja tiempo completo para la universidad con dedicación exclusiva, se condona la deuda.

Para estas becas puede aplicar cualquier persona ya sea que esté en régimen académico o que no lo esté. Puede ser una persona interina o un estudiante destacado recién graduado y que la Unidad lo quiere enviar a estudiar afuera y que venga a trabajar. La mayoría de becarios nuestros son con reserva de plaza. ¿Qué quiere decir esto? Que tiene que coincidir el interés del candidato con el de la Escuela o la necesidad. O sea, si yo quiero ir a sacar un doctorado en robótica tiene que coincidir esa necesidad del estudiante con la necesidad de la Escuela. Todo queda estipulado en un contrato. ¿Qué se estipula en el contrato? Todas las obligaciones que tiene la universidad con esa persona y que son los beneficios como los boletos, el seguro, el mantenimiento, pago de la boleta, libros, matrícula, computadora, dinero para ir y otros.

¿Cómo rompieron la resistencia de los estudiantes de sedes regionales para acceder a becas en el extranjero?

-Es cierto, antes desde las sedes no aplicaban, aunque tuvieran hasta el 100% de gastos cubiertos, había una barrera que no habíamos podido romper. Se nos ocurrió hacer una convocatoria que tuviera título específico: “Becas para sedes regionales”. Eso lo lanzamos a finales del año pasado con unos recursos que teníamos para movilidad estudiantil y fue todo un éxito. En la convocatoria recibimos casi 90 solicitudes con solo cambiar el título a la convocatoria. Al final con la cantidad de recursos que teníamos disponibles pudimos dar siete becas completas. Hoy justo me escribió la última muchacha de Puntarenas que ya estaba instalada en Barcelona, España. A estos becarios les dimos prácticamente todo, menos el pasaporte. Se les envió pasajes, seguro, un estipendio para material académico, para gastos personales, hospedaje, alimentación y costos de visa.

Ella es de Ciencias Sociales. Tenemos varios becarios en México, hay una muchacha de Informática Empresarial en la Universidad Tecnológica de Monterrey que es de la sede del Caribe. Otro muchacho del Pacífico que está estudiando Administración Aduanera. Tenemos una muchacha de Turismo Ecológico de Golfito que está en Castellón, España. En Colombia también tenemos gente. Como la oferta académica en las sedes no es tan amplia como acá, entonces básicamente son de Administración de Empresas, Turismo, Aduanas y del área de Educación.

¿Y hay algo específico para estudiantes en riesgo social?

-Justamente este programa inició dirigido para “Becarios 11”. Es decir, para la gente más necesitada y con las mejores calificaciones.  Este programa no sale del presupuesto ordinario sino de un proyecto que nosotros tenemos inscrito en la Vicerrectoría de Acción Social. Esos programas de corta duración que nosotros diseñamos específicamente para universidades en el extranjero, todas las ganancias de estos programas a través de vínculo externo son para estas becas. Con eso se pagan las becas de estos muchachos. Empezamos becando a tres estudiantes, después seis, luego diez y ahora este primer semestre 14.

Todos estos estudiantes tienen historias bastante complejas. Hubo ajustes que tuvimos que hacer. Una estudiante nos explicó que si ella no iba  a coger café en las vacaciones, su familia no comía. Entonces tuvimos que buscarle otra universidad que la dejara entrar en marzo y no en enero para que ella pudiera trabajar. Ella es de la zona de Los Santos y estudia psicología en la Sede Rodrigo Facio.

De estas 14 becas hay dos muchachas de sedes regionales: una muchacha de trabajo social de la Sede de Occidente está en Colombia y una muchacha de bibliotecología, de la sede de Puntarenas que está ahora en México. De este programa buscamos beneficiar a gente de zona rural. Es la idea que venimos alimentando. Cuando nos damos cuenta cuáles son los colectivos menos representados entonces tratamos de tomar acciones positivas. Ahora estamos pensando para este año para estudiantes madres, que no las vemos en las convocatorias pues, definitivamente, las responsabilidades familiares les merman o coartan esas posibilidades.

 ¿Cómo harían con las estudiantes madres?

-Eso es lo que estamos viendo, si darles un estipendio mayor para que se puedan llevar al niño o algo así para que no se dé una ruptura familiar y que este niño no sea un obstáculo. Aún le estamos haciendo números. Estamos pensando en los becarios, las sedes, y los otros colectivos que siguen estando menos representados. Creo que fue una inquietud que surgió a raíz de las visitas que hicimos el semestre pasado, porque aquí nosotros andamos dando charla sobre las opciones de movilidad estudiantil aquí en el campus y nunca nos habían surgido esas dudas. Cuando fuimos a sedes regionales siempre hubo una pregunta de: ¿qué pasa si yo tengo un hijo?

Nota aclaratoria

En la respuesta en donde se indica que “En el programa de académicos visitantes la inversión en traída de profesores fue de más de $4 millones al año”.

Debe entenderse que lo correcto es que durante el año 2016 la inversión fue de $221.558,98.

Para la pregunta ¿Hay estudiantes de sedes regionales becados en el extranjero?”

Se  aclara que “Hay estudiantes” se refiere a personal docente de sedes regionales becado en el extranjero, y no a estudiantes regulares.

 



“Este programa inició dirigido para “Becarios 11”. Es decir, para la gente más necesitada y con las mejores calificaciones.”

 

“En el programa de académicos visitantes la inversión en traída de profesores fue de más de $4 millones al año.”

 

“La mayoría de becarios son con reserva de plaza. ¿Qué quiere decir esto? Que tiene que coincidir el interés del candidato con el de la Escuela o necesidad.”



Laura Otero

  • Subdirectora de Oficina de Asuntos Internacionales y Cooperación Externa (OAICE)
  • Profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica (2011 a la fecha)
  • Doctorado en Derecho: Las Nuevas Dimensiones del Derecho del Trabajo, Universidad Complutense de Madrid, Madrid, España. 2006-2011.
  • Maestría en Derecho Comercial de la Universidad de Costa Rica, Costa Rica. 2004-2005.
  • Maestría en Relaciones Laborales y Diálogo Social en Europa, Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI), Madrid, España. 2007-2008.



 

(Créditos: Foto Katya Alvarado)


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/universitarias/ucr-academia-vocacion-internacional/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments