Sindeu «se decapita» por segunda vez en tres meses

Silva asumió la representación sindical el 14 de noviembre del 2019 cuando la Asamblea General, convocada por la Junta Directiva, destituyó a su primer secretario. Este 13 de febrero, la misma junta votó para suspenderla por 6 meses.

La Junta Directiva del Sindicato de Empleados de la Universidad de Costa Rica (Sindeu) votó este jueves por suspender a su Secretaria General, Bercy Silva, a escasos tres meses del arranque de su gestión.

Silva asumió la representación sindical el 14 de noviembre del 2019 cuando la Asamblea General, convocada por la misma Junta Directiva, destituyó a su primer secretario del período. César Parral ganó las elecciones generales de la organización del 20 de junio del mismo año, en una papelera en la que Bercy Silva figuraba como secretaria adjunta. No obstante, cinco meses después, fue destituido y separado del sindicato, por lo que Silva asumió el cargo.

Este jueves, en un comunicado a la afiliación, informaron: “hemos tomado la decisión por mayoría de suspender a la señora Bercy Silva Jiménez de su cargo como Secretaria General de este sindicato por el período de seis meses, esta actuación está sustentada en los artículos 34, 47 y 49 del Estatuto del SINDEU. En la próxima Asamblea General se dará el espacio correspondiente para que tanto ella, como el resto de la Junta Directiva Central expongan sus argumentos”.

Los numerales indicados refieren a las potestades de la Junta Directiva de “exonerar del cargo” a quien no cumpla con los deberes estipulados y de sancionar, incluyendo la suspensión hasta por seis meses, “por daños económicos y revelación de secretos sindicales, así como realizar una labor de descrédito contra el sindicato”, que Silva afirmó fue de lo que se le responsabilizó.

Consultada sobre su salida, Silva indicó que no acogerá la sanción pues no corresponde y se realizó de manera desleal. Según dijo, desde antes de la salida de Parral, sus compañeros de Junta la habían solicitado no aceptar el cargo cuando lo destituyeran para que Trino Barrantes (actual secretario adjunto) fuera quien asumiera el liderazgo.

“Como yo me negué, me tenían castigada. Me quitaron el control del personal, les dijeron que no me colaboraran aunque el estatuto dice que es potestad de la secretaría general. Me cambiaron las claves de las herramientas de comunicación. Me votaban en contra de convocar asambleas”, relató con la voz quebrada.

Según Silva, incluso cuando UNIVERSIDAD la contactó en diciembre para conversar sobre la salida de Parral, no pudo dar declaraciones pues se lo “habían prohibido”. La líder sindical afirmó que ella no participó en la destitución del anterior secretario y por eso no firmó ningún documento relacionado. “Eso también me lo cobraban constantemente”, dijo.

Silva compartió con Universidad documentos en que por acuerdo de Junta y a pesar de estar su puesto como secretaria general vigente, se delegaba la representación ante organizaciones y afiliados en Trino Barrantes o en Rosemary Gómez, antigua secretaria general y pensionada de la UCR. En otros documentos, solicitó que se le permitiera participar en giras a seccionales y se le denegó.

El abogado de Silva, Guillermo Bonilla, indicó que ella continuará presentándose a la oficina del Sindeu pues la representación legal de acuerdo con las inscripciones ante al Ministerio de Trabajo sigue recayendo en ella. En adelante, indicó, iniciarán un proceso legal que puede involucrar desde apelaciones a las decisiones de la Junta, hasta una acusación al Sindeu por prácticas laborales desleales, exigencia de pago por daños y perjuicios, etc.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments