Universitarias Denuncia ante CU y CGR:

Sindeu pide separación del rector por investigación

La directora del Consejo Universitario destacó el valor del debido proceso.

El Sindicato de Trabajadores de la Universidad de Costa Rica (Sindeu) solicitó que el rector de esa casa de estudios, Henning Jensen, sea separado temporalmente de su cargo mientras se investiga el nombramiento de la hija del jerarca en el Centro Infantil Laboratorio (CIL).

La solicitud forma parte de la demanda presentada por el Sindicato ante el Consejo Universitario, en la que se acusa al rector Henning Jensen de presuntos actos de corrupción y tráfico de influencias.

La secretaria general del Sindeu, Rosemary Gómez, indicó que los señalamientos son resultado del análisis de 78 folios con documentos oficiales que fueron entregados de forma anónima y muestran movimientos dudosos por parte del rector.

Jensen asegura que no ha sido notificado sobre ningún proceso en su contra; sin embargo, solicitó a la Oficina de Contraloría Universitaria una investigación sobre el caso y exigió que los resultados sean presentados al Consejo Universitario.

En una entrevista publicada por UNIVERSIDAD en la edición 2135 (1 de junio), el rector negó que durante su administración se haya favorecido a que su hija, Elena Jensen, obtuviera una plaza de tiempo completo como psicóloga del CIL.

Sobre el nombramiento de la hija del rector, se señalan como presuntas anomalías el cambio de la plaza de Jensen de docente a administrativa y el hecho de que se le completara el tiempo con financiamiento de la partida de Servicios Especiales de la Rectoría.

En el documento presentado al Consejo Universitario, entre varias medidas, el Sindeu pide indagar todo lo relacionado con el nombramiento de Elena Jensen. Además, se solicita que durante la investigación se separe temporalmente de su cargo al rector y todas las personas involucradas en los casos estudiados.

Yamileth Angulo, directora del Consejo Universitario, resaltó la importancia del debido proceso y acusó al Sindicato de “pretender que se haga lo que ellos quieren”. “No tenemos que hacer las cosas que el Sindicato nos diga”, añadió.

Por su parte, Silvia Rojas, representante de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (FEUCR) en el Consejo Universitario, señaló que la petición del Sindicato puede ser una opción viable para evitar que el proceso se vea “viciado” por intervención del rector. Para ella, la medida es un resguardo tanto para el rector Jensen como para el demandante.

DESCONFIANZA

El pasado jueves 2 de junio, el Consejo Universitario definió los términos de la investigación con la Contraloría Universitaria. Con respecto a esta investigación, el Sindeu se muestra desconfiado.

“Nos preocupa que la Contraloría (Universitaria) no haga un análisis efectivo y objetivo de la denuncia planteada. Hay otros casos que no llegan a solucionarse, como el escándalo en Odontología y Geología”, expresó Rosemary Gómez.

Dada esa desconfianza y con el fin de tener otro criterio, el sindicato decidió presentar la demanda a la Contraloría General de la República. Esta decisión es respaldada también por la FEUCR, ya que es una forma de respaldar la investigación.

La Oficina de Prensa de la Contraloría General de la República confirmó a UNIVERSIDAD la recepción de la denuncia el pasado 2 de junio e indicó que esta se encuentra en una etapa de estudio para su admisibilidad, la cual tiene un plazo máximo de 15 días hábiles.

Para el rector, las declaraciones de la dirigente del Sindeu sobre la credibilidad de la Contraloría Universitaria reflejan una “gran falta de respeto” hacia la institucionalidad universitaria.

“Irrespeto que llevaría al Sindicato a erigirse como instancia que decide sobre la verdad y la justicia. Esto es propio solo de aquellos regímenes totalitarios que violentan normas y principios, y se colocan por encima de cualquier responsabilidad”, contestó el rector.

Jensen insistió en que la Rectoría es una “instancia respetuosa de la libertada de expresión” y considera que el Sindeu puede acudir ante “la administración o los Tribunales de Justicia cuando consideren que se han dado situaciones irregulares en la Institución”.

UNIVERSIDAD consultó a la Contraloría Universitaria sobre las dudas lanzadas por el Sindicato sobre su imparcialidad en este proceso, pero al cierre de esta edición no se obtuvo una respuesta.


Los 8 puntos de la demanda contra el rector

La demanda presentada por el Sindicato de Empleados de la Universidad de Costa Rica (Sindeu) contra el rector de la institución, Henning Jensen, contiene las siguientes petitorias:

  1. Investigar, a partir del 2013, todo lo relacionado con el ingreso de la psicóloga Elena Jensen al CIL.
  2. Investigar la forma en que se financió la plaza de psicología del CIL desde el 2011 y si el financiamiento cambia en algún momento dado.
  3. Asegurar que el rector actuó adecuadamente en las gestiones del nombramiento de la psicóloga del CIL.
  4. Convocar a la Asamblea Plebiscitaria y tomar las medidas disciplinarias correspondientes en contra del rector; de manera que se garantice la transparencia y la sostenibilidad institucionales.
  5. Separar temporalmente al rector y a todas las personas involucradas en la denuncia mientras se efectúa la investigación.
  6. Prohibir al rector Jensen la utilización de recursos de la institución para defenderse.
  7. Garantizar la seguridad de las personas de la comunidad universitaria que intervengan en el proceso.
  8. Comunicar a los habitantes del país lo acordado por el Consejo Universitario con respecto a la denuncia.

Ir al contenido