Universitarias

Se mantienen beneficios por conectividad, alimentación y gastos de carrera en la UCR

9595 estudiantes de beca categoría 5 que recibieron los ₡15.000 mensuales para conectividad el semestre anterior.

Para este II ciclo lectivo 2021 se mantendrán los aumentos del 30% en el monto de alimentación y el 15% en el de gastos de carrera, así como el apoyo de conectividad de ₡15.000 mensuales para el pago de servicios de Internet.

Asimismo, la excepción para el beneficio de reubicación geográfica por motivos de conectividad también seguirá vigente al haberse mostrado viable el semestre anterior, ya sea para tener acceso óptimo a Internet o a infraestructura universitaria.

Cabe destacar que los beneficios en alimentación, gastos de carrera o reubicación geográfica son para estudiantes con beca categoría 4 y 5 que cuenten con matrícula consolidada para este ciclo lectivo.

Por su parte, el monto por conectividad, aparte de requerir la matrícula consolidada, es exclusivo para estudiantes con beca categoría 5 que no cuenten con el beneficio por reubicación geográfica, una residencia universitaria ni una tableta con conexión a Internet brindada por la universidad.

Desde el semestre anterior se iniciaron los procesos que se necesitaban para aprobar el monto de conectividad de nuevo, así como los montos en gastos de carrera y en alimentación. MARÍA JOSÉ CASCANTE, Vicerrectora de Vida Estudiantil

En palabras de María José Cascante, Vicerrectora de Vida Estudiantil, esta resolución es el resultado de varios procesos de gestión y análisis de reformas presupuestarias como respuesta a la continuidad de la pandemia, la cual obligó a la UCR a replantear sus fondos para garantizar el acceso educativo a los estudiantes.

“Desde el semestre anterior se iniciaron los procesos que se necesitaban para aprobar el monto de conectividad de nuevo, así como los montos en gastos de carrera y en alimentación. Esto no solo es importante a lo interno, sino también ante el Consejo Universitario, puesto que estos montos extraordinarios no se incluyeron en el presupuesto 2021”, manifestó Cascante.

Para dichos ajustes financieros, la UCR ya hizo uso de la partida de transportes el semestre anterior, la cual vio reducidos sus gastos debido a la virtualidad. Para este segundo ciclo, se buscaron soluciones similares modificando otras partidas que hayan tenido menor ejecución, explicó Roberto Guillén, Vicerrector de Administración.

“Lo que se hizo fue una modificación presupuestaria de partidas que han tenido ahorros, como las de servicios públicos de electricidad o agua. De ahí sacamos para poder darle contenido a esta partida de becas. Por eso es que estamos analizando periódicamente el comportamiento de la pandemia y mientras esté la crisis se hará un esfuerzo enorme para estos montos”.

Para, Jesenia Jiménez, presidenta de la Federación de Estudiantes de la UCR (Feucr), es destacable el diálogo entre las partes involucradas, más aún luego de la manifestación estudiantil de hace unos meses que tuvo por objetivo solicitra la permanencia de los aumentos y apoyos en becas.

“El tema de becas abruma muchísimo a los estudiantes; siempre hay muchas dudas o desinformación. Las preguntas siempre están y nosotros respondemos lo que podemos responder, como ahora que salió la resolución de beneficios. El diálogo ha sido bastante abierto y horizontal, con espacios propositivos”, añadió Jiménez.

De esta manera, los aumentos en el sistema de becas se podrán mantener al menos por otro ciclo lectivo. Aunque quedan detalles por mejorar como la divulgación de la información a los estudiantes o el periodo definido para recibir las ayudas, el cual varía actualmente entre 15 a 22 días.

Los estudiantes pueden encontrar la información a través de la página web de la Vicerrectoría de Vida Estudiantil (ViVE) y la Oficina de Becas y Ayuda Socioeconómica (OBAS), así como en los perfiles de Facebook de ambas entidades. Sin embargo, queda pendiente de afinar el calendario para la recepción de los beneficios, según la Feucr.

“Entre lo que se debe mejorar está el calendario, que ya hemos venido trabajando con la Oficina de Becas. También se debe generar mayor estabilidad para que la gente sepa cuánto se da por cada monto y que siempre, ya sea mensual o quincenal, se dé por la misma cantidad de días”, explicó Jiménez.

Sin embargo, hay un punto a tomar en cuenta y es que para este ciclo lectivo se abrieron más de 600 cursos con modalidad híbrida o presencial en la UCR. Esta disposición, si bien necesaria para los cursos prácticos, obliga a reutilizar los fondos que se estaban destinando a otras partidas.

“No se le puede quitar la conectividad a un estudiante si lleva uno o dos cursos presenciales y el resto en virtualidad, por lo que depende de cada caso. Por poner un ejemplo, a los estudiantes se les dan ayudas en cuanto a transporte que hace poco no se estaban pagando. Por eso vamos haciendo el análisis conforme la situación nos va dando señales de cómo manejarlo”, destacó Guillén.

También se debe recalcar que estas medidas —aumentos en alimentación y gastos de carrera, monto por conectividad y excepción por reubicación geográfica— no son fijas en la UCR. De hecho, para el III ciclo lectivo 2021 se volverá a analizar la situación presupuestaria y de pandemia para determinar si se pueden mantener los beneficios.

“Representa oportunidades y una calidad de vida digna. Los montos no siempre alcanzan para todas las necesidades de las personas, y en algunos hogares las becas constituyen el ingreso fijo, pero representan la oportunidad de mantenerse en el sistema superior de educación pública. Son como ese rayito de luz en medio de la incertidumbre de la pandemia”, comentó la presidenta de la Feucr.

Ir al contenido