Universitarias

Rectoría alega que actúa a derecho con respecto a Kioscos Socioambientales

En días pasados el cuerpo docente a cargo de Kioscos denunció recortes que representarían un "cierre técnico" del programa

En una circular emitida este martes 15 de diciembre, la Rectoría de la Universidad de Costa Rica en conjunto con la Vicerrectoría de Acción Social defendieron su proceder con respecto al Programa Kioscos Socioambientales, cuyos integrantes han denunciado un «cierre técnico».

En días pasados el cuerpo docente a cargo de Kioscos denunció el recorte de hasta el 60% de los tiempos docentes, la ruptura de la continuidad de los contratos y la ausencia de nombramientos para dos profesoras, lo que implicaría el cierre de varios de los proyectos  que funcionan en el marco del programa.

Mientras tanto, una carta en solidaridad con casi 300 firmas de personas, unidades académicas y organizaciones de la sociedad civil circula en redes sociales. Las personas firmantes exigen «el reintegro de los y las compañeras a sus puestos de trabajo, la priorización del cumplimiento de los derechos laborales y que no se den más afectaciones a uno de los pilares sustantivos de la universidad».

Este martes las autoridades informaron que «la administración ha facilitado y apoyado a Kioscos Ambientales, en aquellas acciones que permite el marco reglamentario institucional» y que a pesar de las denuncias que han circulado no han recibido «ninguna acción formal ni se ha recurrido ninguno de nuestros actos por los canales que corresponde».

En el comunicado la Rectoría aclara que el Programa Kioscos Socioambientales está aprobado para el 2021 y añadió que «a los proyectos que lo conforman debidamente inscritos, aprobados y vigentes les fue asignada carga académica según los criterios presupuestarios actuales», aunque no aclaró cuáles son esos criterios, o los proyectos a los que no se les asignó o se les recortó la carga académica.

De acuerdo con las autoridades se han detectado algunos aspectos de administrativos «que podrían estar al margen del marco reglamentario y de un trato equitativo con respecto de otros proyectos y programas», por lo que informaron que trasladarán su análisis a la Oficina Jurídica y a la Contraloría Universitaria, para tener sus criterios.

Finalmente, aseguraron que aunque los ajustes «no son del gusto de algunas de las personas con trayectoria de permanencia en este programa, debe entenderse que esto es lo que corresponde en una gestión responsable, objetiva y respetuosa del orden reglamentario institucional».

El pasado viernes 11 UNIVERSIDAD consultó a la Vicerrectora, Sandra Araya, sobre la situación de los nombramientos de las y los docentes del programa y sus cargas académicas, las razones de los cambios y reducciones en los tiempos docentes y sobre la postura general de la VAS ante el programa. Aunque se nos indicó que se daría respuesta durante el fin de semana, esto no sucedió.

Ir al contenido