Universitarias Intercambio de declaraciones públicas:

Rector y sindicato chocan por investigación en caso del CIL-UCR

Aumenta la tensión por denuncia relacionada con el nombramiento de hija de Henning Jensen.

En un ir y venir de respuestas, comunicados y declaraciones se ha convertido la situación alrededor del caso del Centro Infantil Laboratorio de la Universidad de Costa Rica (CIL-UCR), en el que se señalan presuntas irregularidades en el nombramiento de la hija del rector Henning Jensen, en esa unidad.

“¿A qué se debe este ensañamiento contra mi persona y mis hijos?” es una de las preguntas que plantea el rector de la Universidad de Costa Rica en un comunicado dirigido a la comunidad universitaria el martes 14 de junio.

A Jensen, el Sindicato de Empleados de la UCR (Sindeu) lo señala por el presunto favorecimiento para que su hija lograra obtener un tiempo completo como psicóloga en el CIL, para lo cual en algún momento su plaza se financió con presupuesto de la Partida de Servicios Especiales de la Rectoría.

El rector Jensen ha negado tal favorecimiento y asegura que los movimientos en la plaza que hoy ocupa su hija han sido gestionados desde el CIL, por lo que su participación se ha limitado a lo que le obliga su cargo como autoridad universitaria.

El constante cuestionamiento hacia su persona en las últimas semanas, así como diversas investigaciones sobre su actuación en este caso, hacen, según el rector Jensen,  que los “ataques” estén lejos de detenerse.

“Tengo muchas razones para pensar que los ataques contra mi persona, contra mi nombre y honor, contra mi familia y mis colaboradores y colaboradoras, continuarán. Creo que se sirven del rumor y la desinformación para afectar el tejido institucional”, expuso el rector en el documento.

El rector considera que los señalamientos por parte del Sindeu responden en mucho a su intención manifiesta de renegociar la convención colectiva de la UCR para los primeros meses del 2017.

Sin embargo, Rosemary Gómez, Secretaria General del Sindeu, consideró que a lo largo del pronunciamiento el rector se desvía del tema y habla de “cosas que nada tienen que ver” en relación con los cuestionamientos actuales.

El sindicato presentó una denuncia por este caso la semana anterior ante el Consejo Universitario, además de una copia ante la Contraloría General de la República y la Procuraduría de la Ética.

Proceso en discusión

Otro correo electrónico titulado “A la comunidad universitaria y nacional, por la autonomía y la transparencia universitarias”, circulado también el 14 de junio y  firmado por vicerrectores y el director de la Oficina Jurídica, Dr. Luis Baudrit, entre otros funcionarios,  calentaron el enfrentamiento entre el rector y el sindicato.

En el mensaje se señala a la dirigencia del sindicato de “violentar” el debido proceso en el tema de los nombramientos del CIL, en donde se cuestiona la plaza concedida a la hija del rector, Elena Jensen.

Además, los firmantes se mostraron inconformes con la falta de confianza por parte del Sindeu a las autoridades universitarias encargadas de llevar a cabo la investigación del caso.

“Se han empeñado, violentando el debido proceso e irrespetando los límites de la autonomía institucional, en descalificar en medios de comunicación colectiva y a priori, lo que dictamine la Oficina de Contraloría Universitaria (OCU), llegando al extremo de amenazar con eventuales denuncias en órganos externos, tales como el Ministerio Público, la Procuraduría de la Ética y la Contraloría General de la República,” dice una de las consideraciones del escrito.

El Sindeu publicó un derecho de respuesta a este correo, en el que señaló su preocupación por lo que consideran “es una clara violación al principio de la Libertad de Cátedra y Libertad de Expresión”, pues califican este mensaje de altas autoridades como “una amenaza velada”.

“No aceptaremos ningún tipo de amenaza, cuestionamiento sobre nuestra actitud moral, o que, por haber procedido como lo hicimos se nos tache de reaccionarios”, indicó el Sindeu, que además cuestionó la participación de los firmantes de este documento.

“Llama mucho la atención que muchos de los que firmaron el documento son asesores personales de Henning Jensen y personas que ocupan puestos jerárquicos”, dijo Gómez a UNIVERSIDAD.

Entre los referidos se encuentra el director de la Oficina Jurídica de la Universidad de Costa Rica, Luis Baudrit, a quien el sindicato señaló, pues el Consejo Universitario había encomendado a este funcionario el análisis de las denuncias sobre este caso.

Por ese motivo, la agrupación sindical exige al Consejo Universitario abra una investigación sobre el accionar del director y considera que debe ser apartado de la investigación porque “con su firma toma partido político”.

Autonomía Universitaria

El texto firmado por los vicerrectores, junto al comunicado de Jensen, hacen hincapié a una presunta violación a la autonomía universitaria por parte del Sindeu, al llevar sus denuncias a instancias fuera de la Universidad desde un inicio.

Según se indica en ambos correos, el lunes 13 de junio, los funcionario Natanael Gómez Salas y Gustavo Madrigal Pérez, investigadores del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), ingresaron a la Oficina de Recursos Humanos de la UCR con el fin de analizar documentos relacionados con el proceso de investigación del caso del rector con el CIL.

“Requirieron el expediente de mi hija, sin apegarse al protocolo de ingreso judicial que justificara legalmente su petición,” declaró Jensen.

Para el Rector, esto es indicio de que el sindicato presentó la denuncia al Ministerio Público e indicó que la solicitud de documentos por parte de los investigadores judiciales no guardó las formas relativas al respeto por la autonomía universitaria, ni contaba con orden de un juez.

Gómez confirmó a UNIVERSIDAD que hicieron las denuncias a la Contraloría General de la República y a la Procuraduría de la ética, pero aseguró que en ningún momento se pronunciaron al Ministerio Público.

En su respuesta a estos señalamientos, el Sindeu minimiza el ingreso del OIJ  a las instalaciones de la Universidad.

“Este hecho no debe ser motivo de preocupación para ningún funcionario universitario, llámese docente o administrativo; por el contrario, el señor Sr. Henning Jensen y toda la comunidad universitaria debe ver esto como una oportunidad excelente para demostrar a todo el país, que en la UCR no hay nada que ocultar,” detalló la organización en su comunicado.

Gómez calificó de “cortina de humo” el conjunto de declaraciones presentes en el pronunciamiento del Rector y el documento en donde se cuestiona el accionar del sindicato y el asunto de la autonomía.

Además, adelantó que el jueves presentarán una denuncia por el caso de la exdirectora del CIL, Rocío Barquero.

Ir al contenido