Universitarias

Recorte al FEES propuesto por el Gobierno supera el presupuesto anual de la UNA, TEC y la UNED

UNA estima que eliminar dedicaciones exclusivas, disponibilidades, plazas interinas, 50% de las becas, 50% de los contratos de mantenimiento, horas extra, sobresueldos e incentivos y cerrar el 50% de los proyectos de investigación no bastaría para soportar el recorte, por lo que implicaría un cierre técnico de la universidad

El recorte de ¢129 mil millones al Fondo Especial de la Educación Superior (FEES) propuesto por el Gobierno el día de ayer en la Comisión de Enlace supera el presupuesto total anual de la Universidad Nacional de Costa Rica para este año, representa la mitad del del de la Universidad de Costa Rica (UCR) y es más del doble que el del Tecnológico de Costa Rica (TEC) y la Universidad Estatal a Distancia (UNED). 

Las autoridades de la UNA estiman que el recorte no se podrían afrontar ni siquiera con medidas como eliminar dedicaciones exclusivas, disponibilidades, plazas interinas, 50% de las becas, 50% de los contratos de mantenimiento, eliminar horas extra, sobresueldos e incentivos, aumentar la carga docente, eliminar el aporte del FEES a posgrados y cerrar el 50% de los proyectos de investigación. 

El comunicado oficial del Consejo Nacional de Rectores, en conjunto con al representación estudiantil advierte que este sería el caso de todas las universidades: “La aceptación de esta propuesta implicaría la reducción drástica de los servicios que ofrecen las universidades, tales como los cupos actuales y de nuevo ingreso a carreras, el cierre de proyectos de investigación y extensión y una disminución de nuestra presencia en las regiones. Además, afectaría la cobertura de las becas actuales y futuras para nuestra población estudiantil”

Las universidades calculan importantes despidos de personal que impedirían mantener las actividades esenciales en el funcionamiento y que las llevaría a un cierre técnico. 

El pasado martes inició la negociación del FEES en la Comisión de Enlace y durante la primera sesión los rectores de las universidades y la representación estudiantil pidieron el cumplimiento de lo establecido en la Constitución Política: no menos del presupuesto anual del año anterior, más el reconocimiento de la inflación o costo de la vida. 

Sin embargo, el Gobierno propuso en la segunda sesión incumplir con el mandato constitucional y en su lugar recordar el presupuesto de las universidades. Tras la conferencia , el Gobierno no abrió espacio a preguntas de parte de la prensa.

Al millonario recorte se le suman otras dos peticiones del Gobierno que implicaría afectaciones presupuestarias: la incorporación de la Universidad Técnica Nacional (UTN) al FEES, que implicaría aún menos presupuesto para cada universidad, y el condicionamiento de un 15% de ese presupuesto para gastos de capital. 

También se suma el no reconocimiento del alto aumento de costo de la vida implicaría una devaluación importante de los fondos: según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), la inflación interanual acumulada fue del 11,48% para julio.

“En el caso de la UCR implicaría no poder hacer frente a las obligaciones financieras de pago de becas y salarios, es un monto considerable. Nosotros somos plenamente conscientes de la crisis fiscal que vive el país y la crisis económica que viene desde hace un par de años y precisamente por eso las universidades han tomado una serie de medidas para contener el gasto en las principales partidas que los disparada, básicamente en los salarios, que nos ha permitido hacer un aumento en el presupuesto de becas” dijo Felipe Alpízar, rector a.i. de la UCR al cierre de la sesión del día de ayer. 

En los últimos cinco años el gasto en becas entre las universidades públicas ha aumentado un 50% y en el 2021 benefició a más de 69 mil estudiantes, mientras que el aumento porcentual en los los salarios ha venido en picada y este año disminuyó. 

Ante las graves afectaciones estimadas, el presidente de Conare y rector de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), Rodrigo Arias, dijo la propuesta no les parece desde ningún punto de vista, pero que continuarán con la discusión el próximo martes con una contrapropuesta.

“En un proceso de negociación a veces se plantean posiciones extremas en búsqueda de encontrar puntos de acuerdo (…) nosotros seguiremos apegados a la Constitución Política, porque la Constitución todos tenemos que cumplirla” dijo Arias ante consultas de la prensa. 

Este año la convocatoria a la Comisión de Enlace se realizó tarde, no fue hasta que la Asamblea Legislativa aprobó una moción que pedía el inicio de la negociación que la Ministra de Educación tomó acción. La negociación del FEES se suele llevar a cabo entre junio y agosto, ya que el Gobierno debe presentar el presupuesto a la Asamblea Legislativa el primero de setiembre.

De no llegar a un acuerdo en la Comisión de Enlace, el presupuesto de las universidades será decidido en la Asamblea Legislativa, según establece el artículo 85 de la Constitución:

 Artículo 85: El Estado dotará de patrimonio propio a la Universidad de Costa Rica, al Instituto Tecnológico de Costa Rica, a la Universidad Nacional y a la Universidad Estatal a Distancia y les creará rentas propias, independientemente de las originadas en estas instituciones.

    Además, mantendrá -con las rentas actuales y con otras que sean necesarias- un fondo especial para el financiamiento de la Educación Superior Estatal. El Banco Central de Costa Rica administrará ese fondo y, cada mes, o pondrá en dozavos, a la orden de las citadas instituciones, según la distribución que determine el cuerpo encargado de la coordinación de la educación superior universitaria estatal. Las rentas de ese fondo especial no podrán ser abolidas ni disminuidas, si no se crean, simultáneamente, otras mejoras que las sustituyan.

    El cuerpo encargado de la coordinación de la Educación Superior Universitaria Estatal preparará un plan nacional para esta educación, tomando en cuenta los lineamientos que establezca el Plan Nacional de Desarrollo vigente.

    Ese plan deberá concluirse, a más tardar, el 30 de junio de los años divisibles entre cinco y cubrirá el quinquenio inmediato siguiente. En él se incluirán, tanto los egresos de operación como los egresos de inversión que se consideren necesarios para el buen desempeño de las instituciones mencionadas en este artículo.

    El Poder Ejecutivo incluirá, en el presupuesto ordinario de egresos de la República, la partida correspondiente, señalada en el plan, ajustada de acuerdo con la variación del poder adquisitivo de la moneda.

    Cualquier diferendo que surja, respecto a la aprobación del monto presupuestario del plan nacional de Educación Superior Estatal, será resuelto por la Asamblea Legislativa.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido