Universitarias

Recordando a Marcos Guevara: construir saberes desde abajo y hacia adelante

El investigador y docente falleció la noche de este jueves, tras una larga batalla contra complicaciones causadas por el Covid-19.

El antropólogo, docente e investigador Marcos Guevara falleció este jueves 7 de enero, dejando tras de sí un legado de compromiso político y ético en la investigación académica. Su fallecimiento se dio tras batallar contra las complicaciones que le generó el Covid-19 y que lo mantuvieron en una Unidad de Cuidados Intensivos por cerca de un mes.

Su trabajo fue desarrollado principalmente en conjunto con comunidades indígenas, en favor de sus causas y con posturas críticas al abandono institucional de estos pueblos. Estudiantes, docentes y activistas de diversas ramas lamentaron en redes sociales su deceso, recalcando sus aportes y sus enseñanzas.

Onésimo Rodríguez, director a.i. de la Escuela de Antropología indicó que Guevara realizó «tremendas contribuciones no sólo académicas sino políticas en el campo de culturas indígenas» y agregó que «cualquier persona indígena que le haya conocido dirá lo mismo, pues él siempre puso por encima de cualquier cosa los ideales y aspiraciones de los pueblos indígenas de este país, su trabajo siempre fue elaborado alrededor de principios éticos inquebrantables».

Su producción académica, dijo Rodríguez, fue siempre crítico de «la inoperancia, el desdén y la indiferencia de las distintas administraciones que han tratado siempre el tema indígena con ligereza, él siempre busco el bienestar de los grupos, pero no el bien que él creía que era el bien, sino lo que estas personas le manifestaban».

Así, explicó el docente, Guevara ejerció una antropología política comprometida con las voces, sentimientos, perspectivas y posiciones políticas de los grupos con los que trabajó, y se abocó, desde la academia a servir como una especie de intermediario.

Margarita Bolaños, también docente de Antropología, lamentó el deceso del investigador a quien según comentó, conoció cuando era joven y recién regresaba de completar sus estudios en Francia. «Era una persona que siempre se mostró interesada por poblaciones indígenas, un discípulo especial de María Eugenia Bozzoli, él era de meterse a las comunidades, no sólo en Costa Rica, sino en Centroamérica, a entender sus cosmovisiones, pero también sus sufrimientos», comentó.

Incluso con las dificultades de ingreso a los territorios, explicó Bolaños, el compromiso de Guevara lo convirtió en un «investigador de a pie». «Marcos salió de la Universidad, habló y caminó con los pueblos indígenas para entender su sufrimiento ante los embates de la globalización, tanto así que esas comunidades reconocen sus aportes en el rescate de sus cosmovisiones y tradiciones», dijo.

La mayor enseñanza de la vida del profesor, según Bolaños, es justamente la importancia de salir de la burbuja universitaria. Rodríguez por su parte, destacó que Marcos Guevara enseñó, en la vida y en las aulas, que el conocimiento se construye desde abajo y hacia adelante: con la gente más oprimida y procurando el mejoramiento de sus condiciones.

Ir al contenido