Universitarias

Fiebre Pokémon Go arrasa la UCR

Jugadores de nueva aplicación de realidad aumentada se reúnen en "pokeparadas" y "gimnasios" ubicados en el campus Rodrigo Facio de la UCR

Alienados por un ejército de pokémon invisibles, con la vista clavada en las pantallas de sus celulares y la atención superenfocada en detectar siluetas que solo viven en el universo virtual, así luce la legión de fanáticos que ya ha caído presa de la fiebre de Pokémon Go en los pasillos y aulas de la Universidad de Costa Rica (UCR).
Se les ve caminar solos, en pareja o en grupo, de día e incluso en las noches.
Hombres y mujeres son parte ya del fenómeno mundial de Pokémon Go, un novedoso juego de aventura -en realidad aumentada- desarrollado por Niantic Labs y The Pokémon Company que permite a los jugadores combinar, a través de su teléfono celular, el mundo real con el virtual y encontrar allí determinados tipos de pokémon.
La aplicación permite a los jugadores utilizar mapas del mundo real -habilitando en sus teléfonos el acceso a la geolocalización- para conectar la ubicación en la que se encuentra el jugador, con las representaciones virtuales de los Pokémon y sus objetos, que los desarrolladores ubicaron en puntos estratégicos del campus Rodrigo Facio.
El juego solo ha sido lanzado oficialmente en Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y España. Sin embargo, en nuestro país, los “fiebres” de la franquicia se las han ingeniado para tener acceso a la aplicación y descargarla.
En la ciudad y también en el campus de la UCR existen “gimnasios” o centros virtuales que concentran gran cantidad de actividad y también “pokeparadas”, en donde los jugadores pueden conseguir objetos como pokebolas, bayas y pociones.
Las pokeparadas se ubican usualmente en lugares de interés común, como monumentos, parques, estatuas, fuentes, puentes, etc.
Los “gimnasios” funcionan como sitios virtuales donde se disputan combates pokémon y existe un líder.
Manuel Vásquez, estudiante de saxofón de la Escuela de Artes Musicales, ya es parte de esta cultura colectiva. Fanático desde su infancia de Pikachu, Milotic, Blaziken y Blastoise, ha recorrido este centro de estudios y ya reconoce la mayoría de sitios donde aparecen estas criaturas.
Manuel, ya encontró pokeparadas en la Facultad de Educación, Artes Plásticas, en el mural del Edificio Saprissa, el mural del Girasol en la Escuela de Estudios Generales, el busto de Pasteur, frente a Microbiología, la placa del Edificio de Agronomía, y la placa de conmemoración de la Municipalidad de San Pedro.
Manuel asegura, además, que hay “gimnasios” pokémon en la Escuela de Estudios Generales, Artes Musicales, la Facultad de Letras e incluso la Bomba El Higuerón.
Para este joven músico, la fiebre de éste fenómeno en la UCR se ve favorecida por el período de vacaciones de mitad de año, pues el juego induce a los jóvenes a salir de las casas y explorar el campus para encontrar a las criaturas virtuales.
El miércoles por la tarde, unos 25 jóvenes se reunieron alrededor de la pokeparada ubicada en la Escuela de Estudios Generales pues los diseñadores de la aplicación colocaron un módulo virtual “cebo” –unos dispositivos que se instalan en sitios predefinidos y que atraen monstruos Pokémon al lugar- allí. Manuel logró capturar un Goldeen, un pokémon de tipo agua.
Otro que también ha sido alienado por la fiebre de Pokémon Go es José Morales, estudiante de Dirección de Empresas, quien aprovechó el día de hoy para buscar y capturar a los famosos monstruos en la UCR.
José asegura que el videojuego lo ha incitado a hacer ejercicio pues ha tenido que caminar para encontrar ciertas criaturas y así sumarlas a su pokédex.
En el día de hoy, la búsqueda de José fue un poco “decepcionante” ya que deseaba capturar un Dratini, un pokémon de tipo dragón; sin embargo, cuando llegó al punto donde se encontraba la criatura, la aplicación se le cerró y no pudo hacerlo.
El fenómeno ha cautivado a los “ticos” y está ganando terreno poco a poco. De acuerdo un informe de Google Trends, Costa Rica aparece como el segundo país con mayores búsquedas en Google sobre Pokémon Go, superado solo por Holanda.
La poké-manía provocó también que las acciones de la compañía japonesa en la Bolsa de Valores de Tokio registrasen el pasado lunes 11 de julio, un alza del 25%, su mayor subida su mayor subida en una sola sesión desde 1983.

Ir al contenido