Sede del Caribe de la UCR

Falta de docentes y convenios tiene estancada carrera de Marina Civil

Antes de lanzarla, UCR no estudió factibilidad de la carrera.
Rectoría se compromete a resolver problemas actuales.

Estudiantes y docentes de la carrera de Marina Civil en la Sede Regional de Limón (SRL) de la Universidad de Costa Rica (UCR) se están enfrentando a un estancamiento en sus procesos universitarios.

Denuncian falta de cursos obligatorios, profesores especializados y certificados internacionalmente, retraso de aprobación e implementación de convenios internacionales, deficiencias en infraestructura, entre otras situaciones que les impide graduarse y avanzar los cursos de su Plan de Estudios.

Este es el edificio que está en etapa final donde va instalado el simulador de navegación. A partir del II semestre de este año, se podrá impartir el curso de Navegación III en estas instalaciones.

Marina Civil se creó en el 2012 y desde su origen fue catalogada como un hito histórico, al ser el comienzo de la primera carrera con doble titulación internacional de la UCR, del país y de la región centroamericana.

Sin embargo, fue también, desde que se creó, que el estancamiento de la carrera era inevitable. Según la Vicerrectora de Docencia, Marlen León, la administración de ese momento nunca hizo un estudio de factibilidad de la carrera y, por tanto, nunca se conoció si realmente había recursos docentes y materiales de infraestructura y de marco jurídico internacional para desarrollarla.

Para empezar a solventar los problemas denunciados, el estudiantado requiere la implementación del Convenio Internacional sobre Normas de Formación, Titulación y Guardia para la Gente del Mar (Convenio STCW), de la Organización Marítima Internacional (OMI). Pero, además se necesitan seis convenios más para la validez internacional prometida de los títulos universitarios.

La carrera cuenta actualmente con tres profesores a tiempo completo y uno parcial, con recargos que exceden en mucho las normas de la UCR, señaló José María Silos, Coordinador de la carrera.

Según Silos, la carrera tiene 160 estudiantes 140 en Ingeniería Náutica, diez en Ingeniería Marina y diez en Radioelectrónica. Los tres énfasis se ven afectados por los problemas actuales.

“La principal dificultad es encontrar personal docente. Según el Convenio STCW de la OMI, determinadas materias deben ser impartidas por titulados de esta carrera. En el país no existen, o los profesores que se graduaron en el extranjero tienen puestos de trabajo muy bien remunerados y no ven atractivos los salarios de docencia en la UCR”, explicó Silos.

Ante esto, León argumentó que el obstáculo está en el hecho de que la universidad cuenta con un único régimen de salarios, por lo que no se le puede pagar dedicación exclusiva a profesores extranjeros.

Además, indicó que para traerlos se deben desarrollar trámites de reconocimiento de títulos ante el Consejo Nacional de Rectores (Conare) y solicitud de visas en la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME). Cada uno de estos trámites puede durar cerca de un año.

Sin convenios 

Según José María Silos, Coordinador de Marina Civil, el Convenio STCW, aprobado el 9 de enero y el cual es Ley Formal No. 9418, debe ser implementado en el país por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), de manera que en esa implementación la Organización Marítima Internacional (OMI) pueda auditar a la Autoridad Marítima Nacional (entidad que aún no está creada).

En el proceso de implementación, se requiere proponer a la UCR como Centro de Formación Marítima; para eso, primero se debe implementar en la carrera de Marina Civil el Sistema de Gestión de Calidad (ISO-9001). Sin esto, la carrera no tiene validez internacional.

“Si bien la UCR ha solicitado al MOPT que se reconozca a dicho centro universitario como Centro de Formación Marítima, no es sino hasta la efectiva aprobación e implementación del Convenio STCW que podrá llevarse a cabo este proceso, pues se requiere un sistema de verificación de cumplimiento de estándares mínimos”, indicó Nelson Soto Corrales, Asesor Legal de la Dirección de Navegación y Seguridad del MOPT.

Soto agregó que “(…) que este proceso resulta nuevo para este Ministerio, por lo que deben llevarse (a cabo) el diseño de los procedimientos sustantivos que permiten la implementación, que se pueden resumir en tres principales: homologación de Centro de Formación Marítima, emisión de Títulos Profesionales y Certificados de Suficiencia y emisión de Libretas Marítimas”.

El Convenio establece entre los requisitos, que los estudiantes deben realizar práctica profesional de embarque solo en buques mercantes de cierta envergadura. A pesar de que es un requisito que debe solucionar el estudiante y el centro de formación (la UCR), según Soto, el MOPT ha enviado oficios dirigidos a las empresas navieras que conforman la Cámara Nacional de Armadores y Agentes de Vapores (NAVE), quienes están gestando contactos con sus casas matrices para lograr la colocación como “cadetes en práctica” de quienes cursan la carrera.

El MOPT espera recibir en el tercer trimestre de este año una auditoría de la Organización Marítima Internacional (OMI), que es clave para la acreditación de la UCR como centro de formación y para la acreditación del país ante dicha organización.

Por otro lado, un convenio universitario con la Universidad de Cádiz (UCA), prometido a los estudiantes desde la creación de la carrera, busca la doble titulación. En su momento, se divulgó la posibilidad de que mediante este, los estudiantes con mejores promedios podrían ir a España a cursar su último año académico mediante intercambios, además de que profesores de la UCA vendrían a la UCR a impartir cursos. No obstante, luego de casi siete años, el convenio no existe.

Para Ricardo Wing, Director de la Sede del Caribe “Es incorrecto decir que el convenio nunca existió, por cuanto ambas universidades han intercambiado varias versiones de borradores del mismo convenio para revisión y ajustes, y se continúa negociando (…). Lo que sí es cierto es que aún no se ha firmado el convenio específico.”

Además, añadió: “(…) más que un fracaso, el proceso se ralentizó y no se ha descartado aún; recientemente se renovó el convenio en un marco de cooperación con esta unidad y se continúan haciendo esfuerzos para concretar el convenio específico de esta carrera, aunque ya se sabe que no podrá contemplar la doble titulación”.

Wing explicó que el convenio específico con la UCA no se pudo concretar, sobre todo por un cambio de autoridades, y por tanto de intereses y prioridades de dicha universidad en ese momento.

Recientemente, la UCR firmó con la UCA un convenio, pero de carácter general. Es decir, no contempla las especificidades prometidas en su momento al estudiantado de Marina Civil.

La UCR firmó también un convenio con Japdeva; sin embargo, según Silos no ha servido para mucho por falta de interés de esta entidad.

Sin cursos = sin graduación 

Este es el sétimo año en que la carrera de Marina Civil está en funcionamiento. No obstante, según Cristina Sánchez, estudiante de dicha carrera, nunca se han impartido cursos como el de Navegación III.

También, los estudiantes deben cursar 17 cursos, adicionales al Plan de Estudios y obligatorios internacionalmente; pero al no haber implementado el convenio STCW, se deben llevar en el extranjero. Algunos de estos cursos son requisito indispensable para la práctica profesional de embarque, sin la cual no se pueden graduar.

“Cada año aparecen más carencias sin haberse solventado las anteriores y generan una reacción de cadena. Cada vez vemos más lejos la posibilidad de graduarnos, ya que se atrasa nuestro Plan de Estudios dejándonos con un futuro incierto (…) necesitamos las herramientas para poder formarnos”, subrayó Sánchez.

Según Sánchez, hay cuatro generaciones de la carrera con dificultades para matricular. Incluso, hay estudiantes que en el actual semestre no pudieron matricular nada.

Ante esto, según Marlen León, son aproximadamente 13 los estudiantes actualmente afectados por la crisis de la carrera.

El edificio del simulador 

Según José María Silos, Coordinador de Marina Civil, hay un retraso de casi tres años en el edificio financiado con el préstamo del Banco Mundial (BM) donde van instalados los simuladores para diversos cursos obligatorios. Como consecuencia de esto, a pesar de haber adquirido desde hace un año el simulador de navegación, no hay un espacio físico para instalarlo.

Ante esto, León explicó que la UCR ha hecho una inversión importante para tener solventado este problema en el próximo mes de mayo.

Este edificio tuvo un atraso en su construcción, ya que en su momento se le adjudicó a la empresa Chang Díaz S.A., pero esta quebró, lo que implicó otorgar la obra a otra empresa. En este momento, la compañía Torres e Ingenieros Asociados S.A., se encarga de las etapas finales de estas instalaciones.

León indicó mediante un comunicado, que el pasado lunes se hizo la “pre entrega” del inmueble, sin embargo este antes de usarse, debe pasar por estrictas pruebas de uso y seguridad.

Ricardo Wing, Director de la Sede del Caribe, aclaró que “El costo del edificio se incrementó, principalmente a raíz de la readjudicación, lo que agotó los fondos financiados por el BM, razón por la cual la adquisición de los simuladores y otros equipos debió ser cubierta con fondos ordinarios de la Rectoría..”

El nuevo edificio tiene un costo de $1,7 millones. Sumado a esto, está la instalación del simulador “Full Mission” de navegación, proceso adjudicado el año anterior a la empresa Náutica JJ S.A. por un costo de $767 mil. Esta instalación incluye una capacitación a cuatro docentes de Marina Civil por parte de la empresa adjudicataria.

El simulador también conlleva la instalación de cinco softwares para su funcionamiento. Estos tienen un costo de ₡750 millones.

Otra inversión proyectada es la contratación de la Certificación ISO 9001, que tiene un monto reservado de ₡14 millones.

Según León, toda esta inversión es para poder impartir, según los estándares internacionales, el curso de Navegación III, que se estaría ofertando en el II semestre del 2018.

Errores conocidos 

Marlen León, Vicerrectora de Docencia, indicó a UNIVERSIDAD que esta carrera se abrió sin un estudio de factibilidad.

“Soy la primera en reconocer que en su momento se tuvo que prever cada uno de estos detalles a la hora de hacer la apertura de la carrera. Desconozco los criterios que motivaron a las autoridades de la época a abrirla. Las carreras pasan por un estudio de factibilidad, según lo establecido en el Estatuto Orgánico, que en ese momento no se hizo”, añadió.

El pasado 11 de abril se le consultó a Libia Herrero, quien era Vicerrectora de Docencia cuando se abrió la carrera, sobre su actuación en la apertura de esta carrera y sobre la ausencia de un estudio de factibilidad. Herrero contestó vía correo: “Como Vicerrectora de Docencia de la UCR era mi deber hacer lo posible por cumplir con las necesidades del país. En ese momento se hablaba de la construcción de los muelles de Moín y cómo podíamos cooperar las cuatro universidades públicas y el Colegio Universitario de Limón para la capacitación de técnicos, especialistas y nuevos profesionales para hacerle frente a la demanda futura y ayudar al desarrollo de Limón”.

Herrero añadió: “¿Quién es responsable de lo que está pasando en este momento? La UCR. Debe preguntar a quienes han ocupado la Vicerrectoría durante los últimos seis años el porqué de la situación que hoy se vive”.

El 30 de marzo del 2012 (I-112-03-2012) el Decano de la Facultad de Ingeniería, Edwin Solórzano mostró sus molestias al Consejo Universitario de ese entonces por abrir Ingenierías como Ingeniería en Marina Civil sin ser consultados ni tomados en cuenta nunca para los procesos de decisión de estas carreras.

En ese entonces, Solórzano denunció violación al Estatuto Orgánico de la UCR en el principio de departamentalización y en la ausencia de “méritos y factibilidad” en la iniciativa de la carrera.

“La situación de la apertura de las carreras de ingeniería en la Sede de Limón es aún más

preocupante, pues no existe esa carrera en la Oficina de Planificación de la Educación Superior tal como se indica en la constancia OPES-CONST-1-2012. Los cursos, aunque utilizan presupuesto y espacio físico de la Universidad de Costa Rica, no nos pertenecen pues no han sido sometidos a las regulaciones internas como son el principio de departamentalización, tal como se demuestra con los oficios FIS-295-2012, DEM-214-12, ES-138-2012, EQ-314-2012 y los oficios de las Escuelas de Ingeniería”, detalla el documento.

Alberto Cortés Ramos, Coordinador de la Comisión de Política Académica en el 2012, denunció vicios de nulidad en la resolución (VD-R-8764-2012) que dio apertura a la carrera de Marina Civil. Además, destacó en ese momento que la doble titulación prometida no podía llevarse a cabo, pues no se contempla en ninguna normativa universitaria.

León indicó que la situación actual es compleja pues su solución no recae únicamente en la UCR, también se necesita del apoyo del MOPT, de Migración, de la Asamblea Legislativa y de la Casa Presidencial.

“La actual administración ha realizado las gestiones necesarias ante el Poder Ejecutivo, incluida la Presidencia de la República y la Asamblea Legislativa, e igualmente ante instancias internacionales como la Universidad de Cádiz, la Universidad Marítima Internacional de Panamá (UMIP) y la Armada de la República Dominicana; así como extraordinarios esfuerzos institucionales para atender las necesidades en recursos de infraestructura, docencia y materiales educativos, con el fin de buscar alternativas a las necesidades de formación que presenta la carrera”, indicó un comunicado enviado por la Oficina de Divulgación e Información de la UCR el pasado 12 de abril.

El rector de la UCR, Henning Jensen, y la Vicerrectora de Docencia, Marlen León, se reunieron el pasado 13 de abril con estudiantes de Marina Civil y con representantes de la Federación de Estudiantes (Feucr), y se comprometieron a resolver cada uno de los problemas que presenta la carrera con la mayor brevedad posible.

Entre los acuerdos tomados, está la apertura de cursos que deben ser impartidos por docentes nacionales e internacionales con los que no se cuenta. Ante esto, se anunció por León, la contratación de tres plazas docentes de tiempo completo para solventar este problema.

 

 

 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/universitarias/falta-de-docentes-y-convenios-tiene-estancada-carrera-de-marina-civil/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments