Estudiantes protestan por curso de Derecho Administrativo

La queja de los educandos inició a principios de este semestre, pero no fue hasta mediados de este mes que el Área de Docencia

Los estudiantes de uno de los cursos de Derecho Administrativo III reclaman a las autoridades de la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica (UCR) porque están estudiando los mismos contenidos que ya habían visto en el curso previo de Derecho Administrativo II.

La queja de los educandos inició a principios de este semestre, pero no fue hasta mediados de este mes que el Área de Docencia y Asuntos Estudiantiles los citó para escuchar su problema.

Las alumnos  Adriana Zamora, Susana Barrantes, Gabriela Carranza, Sonia Guerrero y Fresy García enviaron una serie de cartas a la Defensoría de los Estudiantes de la FEUCR, la Asociación de Estudiantes de Derecho (AED), Asuntos Estudiantiles de la facultad, al decano Rafael González Ballar y la rectora, Yamileth González García, pero las convocaron a una reunión el pasado 14 de mayo. La respuesta ha sido lenta y por eso recurrieron al Semanario UNIVERSIDAD, alegaron.

LA HISTORIA

Para estos estudiantes, el problema inició cuando revisaron el programa de los cursos impartidos por los profesores, Iván Salas y César Hines, y se percataron de que esos temas ya habían sido vistos en el curso de Administrativo II.

A pesar de la advertencia señalada por el grupo, ninguno de los profesores hizo cambios en los contenidos, lo cual provócó que la alumna Fresy García acudiera al coordinador de la Cátedra, Federico Sosto, a plantear la queja estudiantil.

Para solucionar el problema, el decano Rafael González se reunió con Sosto y los profesores de la cátedra a finales de marzo para analizar el futuro de estos cursos. La respuesta de la facultad fue integrar a los estudiantes de los profesores Salas y Hines en uno solo y con nuevo docente.

La responsabilidad quedó a cargo a partir del 1 de abril del abogado Alonso Núñez, quien asumió un grupo de 39  estudiantes,  a los cuales les anunció que recibirían contenidos del curso de Derecho Administrativo II, porque no habían estudiado todos los temas que ahora integraba el nuevo plan de estudios.

Con este último plan se aumenta de tres a cuatro el número de cursos de Derecho Administrativo en la carrera de leyes de la UCR.

Sin embargo, los educandos alegaron que toda la materia impartida hasta ahora era igual a la ya aprobada anteriormente. Consultado por UNIVERSIDAD, Núñez indicó que los estudiantes le han dado “cierta documentación para corroborar lo que dicen, pero no me consta si estoy dando materia vista antes”. Manifestó que sí está que sigue el programa vigente.

Este semanario intentó conocer la versión del coordinador Sosto pero fue imposible comunicarse con él, incluso no estuvo en el horario de clase en el que se le buscó el lunes 11 de mayo, tampoco contestó las preguntas que se le enviaron a su dirección electrónica.


OBSTACULIZARON INGRESO DE UNIVERSIDAD A REUNIÓN

Pese a que el Semanario UNIVESIDAD había sido invitado por los estudiantes que plantearon expresaron molestia con el manejo y los contenidos del curso de Derecho Administrativo III, este medio tuvo que superar varios obstáculos para poder ingresar a la reunión convocada el pasado 14 de mayo por el director del Área de Docencia, Pedro Chávez, junto con el Jefe de Asuntos Estudiantiles, Frank Álvarez.

A la cita también acudió el representante de la Defensoría de los Estudiantes, Manuel Emilio Mora, con ocho de los educandos, pues algunos debían trabajar a esa hora, indicaron.

Los alumnos llegaron ese día la 1:15 pm molestos con las autoridades de la facultad debido a que anteriormente habían acudido a una reunión citada con los mismos objetivos para el miércoles 13 de mayo y cuando se apersonaron al menos 20 estudiantes en la oficina del Decanato, se les informó que habían entendido mal, puesto que el encuentro estaba programado para el día siguiente.

 Con ese antecedente, los alumnos asistieron en menor cantidad y esperaron una hora para que los atendieran, sin embargo tanto Chávez como Álvarez se encontraban reunidos en un salón aparte.

Esperaban también la asistencia del coordinador Sosto, pero nunca se presentó a la cita con ellos, porque Sosto dejaría en manos de las otras dos personas la atención del conflicto, afirmó Adriana Zamora, representante estudiantil.

La asistente de docencia de Pedro Cháves, Marta Granados, dijo a esta redactora que no podía ingresar al sitio, pero ante una solicitud de este medio, ella indicó que haría la consulta con las personas que se encontraban reunidas en ese momento. Unos quince minutos más tarde confirmó a UNIVERSIDAD la negativa de ingreso, lo cual generó la protesta de la estudiante Zamora y la demanda de que los educandos sólo entrarían si este medio asistía a la cita.

Unos minutos después se permitió el ingreso de este semanario al encuentro, que inicio con la exposión del caso por parte de los estudiantes con quienes se acordó que debían expresar formalmente la queja ante la Oficina de Asuntos Estudiantiles.

Tras el acuerdo, UNIVERSIDAD trató de hablar con Chávez, pero éste se negó a dar inicialmente la entrevista porque esta comunicadora “no se presentó como tal”. Luego de cinco minutos accedió a dar declaraciones.

Chávez aclaró que en lo que va del semestre nunca se había enterado de que existía un problema en la Cátedra,  pues en ningún momento el Decano ni ninguna otra instancia le comentó sobre el problema, pues de haberlo conocido antes ya hubiera quedado resuelto.

“Lo que he estado haciendo es informarme, todavía falta información para tomar una decisión. Estoy en la etapa de recolectar información y escuchar todas las partes”, aseguró Chavés.

Como desde abril el profesor Sosto dijo que estudiaría individualmente cada caso  y no ha ocurrido, Chávez se comprometió a que con la presentación del caso formal, se le daría curso al asunto.

El decano, Rafael González, dijo a UNIVERSIDAD que estudiarían el caso y ver si son “necedades” de los estudiantes o si hay un inconveniente verdadero, pues no hay problema si a los alumnos se las da la misma materia, pero profundizando más.

Los educandos piden que se realice una verdadera reunión de cátedra para que comparen entre todos los profesores el programa del curso y se establezcan los parámetros de evaluación, así como los contenidos necesarios para este curso y el de Administrativo IV.

“Es una situación muy desagradable en el sentido de que se reformó el plan de estudios y estas reformas administrativas implicaron cambios importantes.  En este caso específico la idea es hacer todo lo posible para que los estudiantes no se vean más afectados de lo que están y ayudarlos”, agregó el Jefe de Asunto Estudiantiles.


¿Cómo poner una queja?

Si usted es estudiante en la Facultad de Derecho y desea plantear una quejasobre gestiones relacionadas estrictamente con el desempeño de un profesor en un curso debe dirigirla al Área de Docencia.

Los estudiantes deben presentar por escrito una queja detallada de su situación con datos concretos  y una petitoria de lo que necesitan, así como solicitar por adelantado el reconocimiento de los requisitos y el levantamiento de correquisitos en la carrera.

También pueden acudir a la AED o la Defensoría de los Estudiantes. En Asuntos Estudiantiles sólo deben presentarse casos relacionados con el expediente del estudiante o trámites de graduación.

Otros Artículos

El evento se realizó el 14 de mayo en la Sala de Exrectores de la Biblioteca Joaquín García Monge, de la Universidad Nacional (UNA),

La queja de los educandos inició a principios de este semestre, pero no fue hasta mediados de este mes que el Área de Docencia

Se trata de partituras de obras musicales de muy diversos géneros, la más antigua de las cuales data de 1856. El PDF es un

“La democracia es siempre un proceso en construcción, el verdadero   demócrata debe de probar que realmente cree en la Democracia no solo con el

Recibir presiones empresariales, ser objeto de robo y asalto, y enfrentar los cuestionamientos de algunos sectores inversionistas, se ha vuelto algo cotidiano en el

La nota consigna que "Según INEC, hay 358.000 que hablan inglés, 18.000 más que en el 2007" (sic).  Esa información se obtiene de la

El que parece sugerir una salida a la crisis similar a la de aplicada al gobierno de Arbenz, en 1954, fue el periodista y

Se podrían fijar dos extremos: unos la quieren perfecta; otros, consideran que es un asco. Creo que todos podrían decir, según sus posiciones, que