Universitarias Estudiantes señalan que docentes “están haciendo caso omiso al reglamento”

Estudiantes de Farmacia denuncian sobrecarga académica por acumulación de exámenes a final de semestre 

Estudiantes de farmacia sostienen haber enviado varias propuestas para realizar de manera virtual las evaluaciones de los cursos afectados, pero los docentes mantienen postura de realizar exámenes presenciales “porque los estudiantes copian”. Durante 2020, estos cursos se impartieron bajo la modalidad virtual.

La Facultad de Farmacia de la Universidad de Costa Rica (UCR) se encuentra en crisis luego de una avalancha de denuncias anónimas en redes sociales, en las cuales los estudiantes revelan que los docentes los conducen hacia una sobrecarga académica en el final de semestre, producto de la acumulación de pruebas del ciclo en un corto periodo de tiempo.

La presidenta de la Asociación de Estudiantes de Farmacia (AEF), Sofía Granados, dijo a UNIVERSIDAD que el problema surge debido a la negativa de los profesores de varios cursos avanzados a realizar exámenes virtuales, tras la decisión institucional de que se  suspendieran las actividades presenciales en la UCR hasta el 27 de junio.

“Yo siempre tengo confianza en los estudiantes; ellos quieren la mejor educación”, José Ángel Vargas, Vicerrector de Docencia

Los cursos a los que la dirigente Granados hace referencia específica son tres: Análisis de Medicamentos III, Fundamentos de Biotecnología Farmacéutica y Fisicoquímica Farmacéutica II. Todos ellos pertenecientes al área de Farmacia Industrial.

En total, 255 estudiantes de tercer y cuarto año de carrera matricularon estas clases, según datos de la AEF, al tiempo que se trata de doce profesores los que imparten el curso de Análisis de Medicamentos III; nueve los que dan Fisicoquímica Farmacéutica II; y tres docentes los que enseñana en Fundamentos de Biotecnología Farmacéutica, según los programas de cada curso.

 

Acumulación de carga académica

A pesar de que el oficio de Rectoría que suspende actividades presenciales insta a la virtualidad y que durante 2020 los cursos en cuestión se impartieron bajo esta modalidad, el profesorado de dichas asignaturas insiste en mantener las pruebas de forma presencial, por lo cual, hasta la fecha, aún no se han ejecutado ninguno de ellos. Esto a pesar de que, según los programas de estudio, varias de estas evaluaciones debieron haberse realizado.

Granados dijo que el rechazo de los educadores a esta modalidad se produce debido a que consideran que “hacer los exámenes virtuales no es el mejor método para comprobar el aprendizaje que se ha tenido en los cursos”.

Por esta razón, en lugar de aplicarlos de manera virtual, el cuerpo docente planteó postergar las evaluaciones hasta julio, o dejar los cursos en estado “inconcluso (IC)”, comentó la presidenta de AEF.

El problema no es hacerlos de forma presencial, sino en un periodo de tiempo tan reducido, expresó: “Un examen por semana no suena feísimo, pero es muy matador, puesto que es la materia de todo el semestre, aparte de que tenemos otros cursos y trabajos que entregar; es una acumulación de cosas de todo el semestre”.

Sobre la situación, la decana de la Facultad de Farmacia, Victoria Hall, expresó que “el trato con respeto y empatía debe imperar en el proceso de enseñanza-aprendizaje, ya sea de manera presencial o virtual, recordando que es deber de la UCR formar profesionales con calidad y excelencia, y velar por el bienestar estudiantil”.

Negativa a exámenes virtuales

Otros estudiantes de Farmacia entrevistados por UNIVERSIDAD y que pidieron anonimato por temor a represalias, explicaron que la oposición de hacer virtualmente las pruebas radica en la desconfianza de los formadores, porque aducen que el alumnado copia las respuestas.

“Esto es generalizado en todos los docentes; ellos han observado la manera en que aumentan los porcentajes de aprobación de los cursos y para ellos esto es un indicador de que hay estudiantes copiando. Ese es su principal motivo”, dijo uno de ellos.

La presidenta de AEF manifestó que existen problemas de comunicación entre el cuerpo docente y el estudiantil, lo cual impide que se llegue a una negociación.

“Lo que estamos buscando ahora es fomentar el diálogo, porque la situación está un poco complicada. Entonces es importante que se negocie y haya un poquito de flexibilidad por parte de los profesores, y también por parte de los estudiantes, para que se pueda llegar a algún punto en el que ambos estén de acuerdo”.

Este semanario tuvo acceso a varias propuestas de estudiantes donde se solicita realizar las pruebas de forma virtual, no obstante, hasta el cierre de edición, solo en el curso Fundamentos de Biotecnología Farmacéutica se accedió a hacerlos de esa manera.

En ese sentido, la decana de Farmacia expresó que la virtualidad ha significado un reto para el proceso de enseñanza y aprendizaje, y que desde esta unidad académica se está trabajando “para realizar los ajustes necesarios según el contexto actual”.

Sobre las propuestas, Hall señaló que “escuchamos y valoramos todas las propuestas e iniciativas del cuerpo estudiantil para tomar las acciones que favorezcan su proceso de formación integral y ética en el marco de los valores institucionales”.

Entre tanto, el Vicerrector de Docencia, José Ángel Vargas, dijo comprender que desde la virtualidad se requieren “muchas herramientas para poder hacer exámenes confiables y seguros”, a la vez que se comprometió en “darles mayores herramientas a docentes, para que puedan trabajar con el tema de la evaluación virtual”.

El Vicerrector también manifestó su confianza en los estudiantes: “Ellos quieren lo mejor para su proceso educativo”.

Vargas confirmó que “estamos generando los espacios suficientes de escucha, de ajustar las posiciones, en el entendido de que se hace lo correcto y lo justo”, para facilitar el proceso de negociación.

Reglamento

Entre los estudiantes que prefirieron guardar su identidad, señalaron que los cambios que los docentes están haciendo, al reprogramar la fecha de los exámenes, va en contra del reglamento.

“Los profesores están haciendo caso omiso al reglamento, como si no existiera, al mover fechas de exámenes sin mayoría absoluta. No están tomando en cuenta si el estudiante quiere que se corran o no de la fecha que se acordó en la Carta del Estudiante (programa del curso), porque para eso es la Carta del Estudiante, un contrato entre el profesor y los estudiantes”, argumentaron.

El artículo 17 del Reglamento del Régimen Académico Estudiantil dice que, para realizar modificaciones a las normas de evaluación establecidas en el programa de cada curso, se debe contar con la aprobación de la mayoría absoluta (50%+1) de los estudiantes.

UNIVERSIDAD tuvo acceso a un comunicado enviado en agosto de 2020 por el director de la Oficina Jurídica (OJ), Luis Baudrit, a la decana de Farmacia, en el que se señala que “no se puede variar la fecha programada para la realización de las pruebas, si no se cuenta con el consentimiento de la mayoría absoluta de los estudiantes matriculados en el curso y grupo respectivo”.

Al consultar a Hall si los profesores incurrieron en una falta, la decana indicó a este medio que “los docentes de la Facultad de Farmacia se han apegado a la normativa universitaria” y que no existe ninguna denuncia formal que señale lo contrario.

Ir al contenido