Universitarias

Escuela de Medicina de la UCR apura vacunación contra COVID de médicos internos antes del 14 de junio

El proceso de vacunación, que se prevé inicie lo más pronto posible, es un esfuerzo entre la Escuela de Medicina, la Oficina de Bienestar y Salud de la UCR y la Dirección Regional del Área de Salud.

La Escuela de Medicina, en conjunto con la Oficina de Bienestar y Salud y la Dirección Regional del Área de Salud, ha iniciado el proceso para organizar la vacunación contra la COVID-19 de los médicos internos de la Universidad de Costa Rica (UCR).

La vacunación de los internos apenas comienza, comentó Lizbeth Salazar, directora de la Escuela de Medicina de la UCR, pero asegura que ya hay un grupo de internos vacunados, ya sea porque salieron del país a vacunarse o porque se encuentran en algún otro grupo prioritario de vacunación.

Salazar dijo a UNIVERSIDAD que ellos vienen trabajando en este protocolo junto con la Oficina de Bienestar y Salud y el Área de Salud, siguiendo todos los pasos establecidos por el Ministerio de Salud, y que su propósito es tener a los internos vacunados antes del 14 de junio.

Salazar comentó que los estudiantes están entusiasmados porque inicie la vacunación, ya que esto les permitirá retomar sus proyectos académicos y profesionales e ilusiona al resto de alumnos de la carrera de que su retorno sea pronto.

“Los estudiantes están entusiasmados por recibir la vacunación y por poder integrarse lo antes posibles a sus prácticas”, mencionó Salazar.

Antes de esto, los internos de medicina habían realizado manifestaciones de protesta sobre el proceso de vacunación; porque, si bien el comunicado del Ministerio de Salud confirmaba que sí los iban a vacunar y que sí iban a reabrir el internado, no se les había informado ni cómo, ni cuándo iba a suceder.

Nicole Álvarez, médica interna de la UCR, dijo que esperan que se les empiece a vacunar en algún momento de esta semana, pero que todavía no cuentan con fechas precisas ni cómo será el protocolo a seguir.

“Los estudiantes están entusiasmados por recibir la vacunación y por poder integrarse lo antes posible a sus prácticas”, Lizbeth Salazar.

“Nos han dicho que piensan vacunarnos esta semana que viene, que lo planificará el Cendeiss y que seguramente será en el Hospital México, pero no es nada oficial y no nos han dicho qué vacuna nos van a poner, cómo va a ser el distanciamiento entre las dosis, pero sí se ha pedido información a las escuelas”, comentó Álvarez.

La pandemia por COVID-19 ha significado más de un año de atraso para los internos, el cual también arrastrarán el resto de educandos de medicina de la UCR, puesto que la carrera tiene casi año y medio de estar en un cierre técnico, es decir, desde marzo del 2020 no han podido avanzar.

Esta decisión se tomó para no comprometer la educación de los futuros médicos del país y asegurar que, quienes se gradúen de esta carrera, sepan realizar procedimientos en el paciente sin ningún problema.

Aulas virtuales con teoría

A pesar del cierre, Salazar asegura que la Escuela de Medicina ha apoyado a los estudiantes en su educación, con las dificultades que esto implica para la enseñanza en las carreras de salud, porque en esta área lo primordial e insustituible siempre será la práctica real con pacientes.

Uno de estos trabajos en conjunto entre la escuela y los estudiantes es la apertura de aulas virtuales para que los internos estudien contenidos teóricos que complementen las prácticas que eventualmente realizarán en sus rotaciones.

Igualmente, se han abierto más campos clínicos, principalmente para Medicina Comunitaria, en áreas de salud fuera del centro del país y en clínicas del Ministerio de Justicia y Paz.

Asimismo, se están realizando actividades similares para el resto de estudiantes de la carrera, por ejemplo, se imparten laboratorios de anatomía para el alumnado de segundo año; mientras que los cursos de los de primer año no se han cerrado, porque reciben materias como física, biología y humanidades.

Los médicos internos de la UCR, junto con el resto de internos de las otras universidades del país, regresará a rotar el lunes 14 de junio, pero únicamente en los bloques de Salud Comunitaria y Familiar, Ginecología y Obstetricia y Pediatría. Por su parte, la apertura de los bloques de Cirugía y Medicina Interna se proyecta que se dará en agosto, cuando ya todos los internos se encuentren vacunados.

De momento, hay 105 médicos internos de la UCR, de estos 70 ingresarán a rotar a alguno de esos bloques el próximo lunes, mientras que 35 no tienen campos clínicos.

De todos los internos de la UCR, el bloque en el que más estudiantes ha logrado concluir ha sido el de Medicina Comunitaria, porque es el que más tiempo ha estado abierto. De este solo 12 internos faltan por aprobarlo.

Además, la cantidad de médicos que ha completado cada bloque no es la misma, ya que hay algunos que han podido aprobar tres y otros solo dos.

Este último es el caso de Nicole Álvarez, quien solo ha rotado en dos bloques. Ella inició su internado el año anterior en el bloque de Salud Comunitaria y en marzo del 2021 realizó la rotación en Pediatría.

El internado rotatorio corresponde al último año de la carrera de medicina. Este comprende 5 rotaciones, de 10 semanas cada una y es un requisito para graduarse e incorporarse al Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica, por ende, lo requieren para que puedan ejercer la profesión en el país.

Debido a la pandemia del COVID-19, el internado se ha visto interrumpido completamente en dos ocasiones, en marzo del 2020 y en mayo del 2021, pero desde octubre del 2020 se dio la apertura de Medicina Comunitaria y en marzo del 2021, de Pediatría y Ginecología.

Ir al contenido