Directora del Consejo UCR: “Es muy peligroso nombrar a un Rector por tiempo indefinido”

El Consejo Universitario mantendrá el nombramiento de Carlos Araya como rector de la UCR hasta diciembre. Sin embargo, esto no obliga al Tribunal a realizar las elecciones.

El pasado lunes, el Consejo Universitario (CU) de la Universidad de Costa Rica (UCR) acordó mantener a Carlos Araya Leandro como rector y a su gobierno universitario de transición hasta el primero de diciembre, impulsados por la incertidumbre de las elecciones universitarias, las cuales aún no tienen una fecha definida. 

El actual rector fue nombrado de forma extraordinaria a finales de abril por “un tiempo prudente”, pero su nombramiento no tenía una fecha de vigencia establecida.

La directora del Consejo Universitario, Madeline Howard, considera peligroso cualquier nombramiento por tiempo indefinido y dijo que el plenario se mostró preocupado por la falta de comunicación del Tribunal Electoral Universitario sobre los avances en la planificación de las elecciones a la Rectoría. 

“Lo que percibimos es una comunicación ambivalente y poco clara que genera un clima de incertidumbre. Establecimos el nombramiento por un tiempo prudente, pero los meses pasan y pasan y no hay claridad”, dijo Howard.

Originalmente, la elección a la Rectoría se celebraría el 17 de marzo, pero fue suspendida después de la declaración de emergencia por parte de las autoridades de salud de nuestro país. 

El Tribunal, en reiteradas ocasiones, afirmó que estas elecciones no se pueden realizar hasta no tener “las condiciones idóneas” y que deben realizarse de forma presencial. 

Las elecciones de la Rectoría convocan a alrededor de 2400 personas a las urnas y el Tribunal asegura que estuvo trabajando, junto a las autoridades de salud, en los protocolos necesarios para poder llevar a cabo esta votación. 

En el mes de junio, el TEU fijó como nueva fecha de la elección el día 9 de septiembre, pero posteriormente volvió a cancelar el evento ante la evolución de la emergencia por COVID-19. 

El pasado 26 de agosto, se llevó a cabo la elección presencial a la Decanatura de Ciencias, en donde se puso a prueba los lineamientos establecidos con un padrón de alrededor de 200 personas.

Aunque tiene 9 años de formar parte del Tribunal Universitario, estas son las primeras elecciones a Rector o Rectora para Virginia Borloz, quien es miembro de este órgano desde el 2019. 

Este Semanario le solicitó declaraciones a Borloz pero al cierre de esta edición no las había obtenido. 

Tres elecciones programadas

Para el año 2020 la Universidad de Costa Rica tiene programadas tres elecciones: la de la Rectoría, la de miembros al CU y la elección a la representación de parte del Sector Administrativo.

Esta última es la que tiene el padrón más grande con alrededor de 3 mil personas y se realizará de forma virtual el próximo 27 de octubre, aunque la plataforma de votación aún no ha sido definida.  

El personal administrativo no vota directamente en las elecciones a Rectoría, sino que es representado por una persona en la Asamblea Plebiscitaria, compuesta por: profesores en régimen académico, eméritos, la representación estudiantil, representantes designados por los colegios profesionales y anteriores rectores y rectora.

¿Qué opinan las candidaturas?

Este Semanario consultó a las personas aspirantes a la Rectoría su posición, con respecto al acuerdo tomado por el Consejo Universitario. Solamente Lizbeth Salazar, candidata y directora de la Escuela de Medicina, considera negativo realizar las elecciones este año.

Salazar considera que el protocolo diseñado por el Tribunal no se adapta a las condiciones epidemiológicas actuales y que de realizarse las elecciones este año coincidirían con el pico de casos en el país, lo que pondría en riesgo a la población de riesgo de la Universidad. 

“¿Quién va a hacerse responsable si alguien muere? Yo prefiero la salud de cualquiera que una elección, además, la representatividad de la Asamblea no está clara y tenemos votantes en zonas alejadas a la Universidad”, dijo Salazar. 

El candidato y actual decano de la Facultad de Ingeniería, Orlando Arrieta, considera que el acuerdo podría impulsar al Tribunal a agendar las elecciones. 

“Todos pensamos que la administración es transitoria, es justo algo que hacía falta en el acuerdo tomado en abril”, dijo Arrieta. 

El catedrático  y aspirante, Ralph García, coincidió en que el límite de tiempo establecido por el CU es prudente ya que para final de año ya transcurrieron las negociaciones que la institución tenía pendientes, por las cuales resultaba crítico no tener a una persona designada en la Rectoría. 

“Esto pone al TEU en una posición de presión, ahora tiene que ver cómo enfrenta esta situación y que iniciativa va a tomar para lograr que se efectúen las elecciones y que la UCR no quede acéfala” 

Gustavo Gutiérrez Espeleta, candidato y genetista, “celebró” la decisión y espera que esto presione al Tribunal a establecer una fecha para la elección ya que sino “el CU tendrá que tomar una decisión con respecto al futuro de la administración de nuestra institución”. 

“Debo admitir que es de nuestra preocupación la limitación que podrían tener las elecciones presenciales para los y las profesoras eméritas, algunas personas estudiantes que viven en zonas rurales donde no tenemos infraestructura y de profesores y profesoras que tienen factores de riesgo”, agregó Gutiérrez. 

Jose Ángel Vargas, quien ocupó la dirección del Consejo Universitario en el 2011 y aspira nuevamente a la Rectoría, opinó que el Tribunal no ha explorado los suficientes medios para realizar las elecciones sin poner en riesgo a los y las miembro de la Asamblea Plebiscitaria. 

Vargas considera que para lograr llevar a cabo la votación es “urgente una muy buena comunicación entre el Consejo y el Tribunal”.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments