Universitarias Encuesta Conare

Costarricenses consideran “poco efectivo” vender instituciones y poner un impuesto a salarios para mejorar la economía

Un 79,1% de las personas encuestadas aseguró que sus ingresos disminuyeron como consecuencia de la pandemia del COVID-19.

Medidas como la venta de instituciones públicas y poner impuestos a los salarios son consideradas “poco efectivas” para mejorar la economía del país, según las personas consultadas en una encuesta del Consejo Nacional de Rectores (Conare).

La encuesta fue elaborada por la empresa Investigaciones Psicosociales S. A. entre el 11 y 23 de julio de este año, con una muestra de 1.203 personas con selección de los teléfonos mediante la técnica de muestreo Waksberg.

El estudio tiene un margen de error del 2,8% y un nivel de confianza del 95%.

El estudio consultó a las personas si durante esta pandemia habían visto reducidos sus ingresos, a lo que 79,1% respondió que sí, mientras que un 20,9% dijo que no.

Para el 17,1% la disminución de sus ingresos en el momento de responder la encuesta fue total, mientras que el 42,3% dijo haber perdido más de la mitad y un 28,3% entre un cuarto y la mitad del dinero que recibía mensualmente.

Entre las personas entrevistadas, un 15,2% dijo haber perdido su trabajo, mientras que el 26,3% comentó que algún miembro de su hogar se quedó sin empleo.

Al valorar la situación económica del país, el 43,2% consideró que es “muy mala” y el 26,5 la consideró “mala”, mientras que solo para el 3,2% es “buena” y el 1,1% dijo que es “muy buena”.

En cuanto a las acciones para mejorar la economía, la mayoría de las personas encuestadas considera muy efectivo elevar los impuestos a personas y empresas que más ganan (57,1%) y un 42% está a favor de aumentar la inversión estatal en servicios e infraestructura.

Para el 39,4% no sería nada efectivo para la economía reducir los salarios de los empleados públicos, mientras que el 35,4% dijo que la medida sería “algo efectiva” y un 19% consideró que es muy efectiva.

Tampoco la venta de instituciones públicas encontró buen ambiente entre las personas entrevistadas, pues el 56,8% dijo que la medida sería “nada efectiva”, frente a un 6,7% que la considera muy efectiva.

Elevar los impuestos a las personas asalariadas se calificó como “poco efectivo” para mejorar la economía del país en el 53,5% de las personas encuestadas, mientras que un 40,2% consideró “algo efectivo” reducir los presupuestos de las instituciones públicas.

En contraste, un 43,5% respaldó un aumento en la inversión en obras públicas de infraestructura como puentes y carreteras, mientras que un 34,8% consideró que se debe mantener como está.

En el caso de la Educación Superior Pública, el 50,7 opinó que la inversión estatal se debe mantener como está actualmente y un 46,2% dijo que se debería incrementar esa inversión, mientras que solo un 6% dijo que se debe reducir.

Sobre la inversión en educación primaria y secundaria, un 46,7% dijo que debe mantenerse, el 46,2% considera que se debe aumentar, mientras que un 73,7% cree que es necesario aumentar la inversión en salud pública y un 22,8% cree que hay que mantenerla.

 

Universidades públicas reciben altas calificaciones y respaldo

  • Una amplia mayoría respalda que se mantenga el resguardo constitucional a la autonomía universitaria y al financiamiento estatal a las universidades.
 Para el 55,7% la actuación de la Universidad de Costa Rica durante la pandemia de COVID-19 ha sido muy importante. (Gráfico: Encuesta Conare).
Para el 55,7% la actuación de la Universidad de Costa Rica durante la pandemia de COVID-19 ha sido muy importante. (Gráfico: Encuesta Conare).

Las universidades públicas del país reciben altas calificaciones de la ciudadanía y amplio respaldo a su financiamiento por parte del Estado, según una encuesta revelada esta semana por el Consejo Nacional de Rectores (Conare).

Según el responsable del estudio, Marco Fournier, las universidades estatales recibieron de los encuestados una puntuación promedio de 8,59 en una escala de 0 a 10 (la Universidad de Costa Rica (UCR) recibió un 8,98), mientras que las instituciones de educación superior privada obtuvieron una nota de 7,1.

Al calificar el aporte de las universidades públicas a las comunidades, recibieron una nota promedio de 8,25, mientras al solicitarse a los encuestados una calificación por la calidad de la educación que imparten, la nota promedio fue de 9,05.

En lo que respecta al papel de la UCR durante la pandemia, el 55,7% consideró que ha sido “muy importante, mientras que un 17,4% dijo que “algo importante” y un 4% consideró que ha sido “nada importante”. El restante 22,9% dijo que no “no sabe”.

Respecto de la principal fuente de financiamiento de las universidades, un 62% aseguró que no sabe, mientras que el 32,5% dijo que proviene del Estado y un 4,4% dice que viene del pago de matrícula.

Pese a este alto desconocimiento sobre de dónde provienen los fondos, el 46,1% dijo estar “muy de acuerdo” en que el Estado debe cubrir la mayoría del presupuesto de estas instituciones, frente a un 5,9% que está “muy en desacuerdo”.

Las universidades estatales reciben una calificación en promedio de 8,59 puntos en escala de 0 a 10, mientras las universidades privadas puntuaron 7,1. (Gráfico: Encuesta Conare).

Al consultarse si las universidades deberían dedicarse más a la enseñanza y menos a la investigación y acción social, el 20,3% está “muy de acuerdo” y el 19,1% “algo de acuerdo”; pero el 21,9% se manifestó “algo en desacuerdo” y el 26% está “muy en desacuerdo” con ese planteamiento.

Los encuestados dijeron mayoritariamente (62,3%) estar “muy de acuerdo” con que las universidades fortalezcan el desarrollo de sus sedes regionales, mientras que un 54,8% dijo lo mismo sobre la necesidad de que las universidades inviertan más en su aporte a las comunidades y al país.

Para el 85% de los entrevistados se debe mantener la garantía constitucional del financiamiento estatal a las universidades, y lo mismo piensa un 73% del articulado en la Constitución Política que garantiza la autonomía universitaria.

El rector de la UCR, Carlos Araya, aseguró que la Universidad tiene el compromiso de aportar al país en las distintas áreas del conocimiento, tanto en los contextos cotidianos como en las situaciones extraordinarias que trajo esta pandemia.

«Estos datos los recibimos como un mensaje claro de la población costarricense hacia el trabajo que desempeñamos como universidad pública, recibimos su respaldo y también sus exigencias», afirmó Araya.

Según Fournier, los resultados obtenidos en esta oportunidad sobre el posicionamiento de las universidades estatales son consistentes con estudios previos que han colocado a estas instituciones en los primeros lugares de valoración ciudadana.

No se registra un cambio de la población en este tema, las universidades públicas manejan una percepción positiva desde que se iniciaron las mediciones de la imagen institucional en la década de los noventa y esto solamente se ha venido reforzando”, comentó el experto.

Pies de gráficos

Gráfico 1: Casi cuatro de cada cinco costarricenses aseguró que sus ingresos mensuales han disminuido durante la pandemia. (Gráfico: Encuesta Conare).

Gráfico 2: Para el 73% de las personas entrevistadas el país debe aumentar su inversión en salud pública. (Gráfico: Encuesta Conare).

Gráfico 3: Las universidades estatales reciben una calificación en promedio de 8,59 puntos en escala de 0 a 10, mientras las universidades privadas puntuaron 7,1. (Gráfico: Encuesta Conare).

Gráfico 4: Para el 55,7% la actuación de la Universidad de Costa Rica durante la pandemia de COVID-19 ha sido muy importante. (Gráfico: Encuesta Conare).

Ir al contenido