Consejo Universitario analiza régimen de horas estudiante y horas asistente

Aunque la consulta se hizo a todas las unidades de la Universidad de Costa Rica en 2013, el reglamento se aprobó en el 2015.

Aunque la consulta se hizo a todas las unidades de la Universidad de Costa Rica en 2013, el reglamento se aprobó en el 2015 y entró en vigencia en el ciclo I-2016, ante lo que miembros de la comunidad universitaria alzaron la voz.

El Consejo Universitario (CU) de la Universidad de Costa Rica (UCR) decidió –el pasado 8 de marzo– analizar una reforma que se realizó al Reglamento de horas estudiante, horas asistente y horas asistente de posgrado que causó incertidumbre a la comunidad universitaria.

La reforma al reglamento cambia sustancialmente la dinámica de la designación de estudiantes bajo este régimen becario, así como su vinculación con los docentes responsables y los encargados de las jefaturas administrativas.

Ante esta situación, la directora del CU, Yamileth Angulo, solicitó al plenario dejar sin efecto lo dispuesto en el artículo 17 del reglamento (sobre la inopia), que se refiere al promedio ponderado requerido –7 en pregrado y grado, 8 para posgrado– para que el estudiante sea designado en una de las categorías de colaboración estudiantil, pues surge la duda sobre si realmente es pertinente este requisito.

También se acordó que la persona encargada podrá designar otras actividades afines a la naturaleza de la asistencia (ya sea docencia, acción social, investigación o apoyo administrativo) según considere apropiado.

Esta reforma al reglamento se aprobó el 11 de agosto de 2015, según el acta de la sesión N.° 5916 que se puede consultar en el sitio web del Consejo Universitario.

De acuerdo con la misma acta, la propuesta se aprobó tomando en cuenta la consulta realizada a la comunidad universitaria entre el 5 de julio y el 13 de agosto de 2013.

En el momento en que se votó la totalidad de la propuesta de cambio al reglamento, estuvieron ausentes el rector de la UCR Henning Jensen y la representante estudiantil Madeline Soto. La votación obtuvo 8 votos a favor y 2 en contra: de Federico Blanco, el otro representante estudiantil ante el CU y Yamileth Angulo, la actual directora del órgano decisor.

Oposición

En el acta de la sesión N.° 5916 del CU, se menciona por qué Yamileth Angulo votó en contra de la propuesta. Su negativa surge de la desventaja que plantea el artículo 13, inciso b, a los estudiantes de posgrado, pues los autoriza a participar en el sistema de horas asistente únicamente a través de inopia.

Además, Angulo destacó que la institución no ofrece suficiente cantidad de horas asistente de posgrado, lo que “perjudica significativamente a la investigación de la UCR”.

El representante estudiantil Federico Blanco argumentó su voto en contra en función del requisito del promedio ponderado, pues se “desconoce por completo la realidad de los estudiantes de la UCR”.

 

Trabajando de la mano

El Consejo Universitario (CU), según el artículo 23 del Estatuto Orgánico de la UCR, es “el organismo inmediato en jerarquía a la Asamblea Universitaria”. El artículo 24 del mismo estatuto aclara que el CU se compone de un representante por cada una de las seis áreas académicas, una persona representante de las sedes y recintos, un representante administrativo, dos estudiantes, el rector y un representante de los colegios profesionales.

En el artículo 30, el Estatuto Orgánico confiere al CU funciones de desarrollo, promoción y estudio de políticas que garantizan el funcionamiento institucional. Es algo similar a lo que ocurre con la Asamblea Legislativa a escala nacional.

Precisamente para conocer mejor ese proceso, UNIVERSIDAD conversó con Anabelle León, directora de la Oficina de Becas y Atención Socioeconómica, pues su oficina ejemplifica la importancia del vínculo entre el CU y las unidades que componen la “U”.

León cataloga el trabajo del CU como “el órgano competente para tomar decisiones fundamentadas con una visión institucional” y cataloga su trabajo como “una gestión responsable y participativa que sigue los debidos procesos”.

“Cuando el CU requiere hacer un análisis, sea la situación que sea, se apoya en el órgano técnico competente y operador de la norma”, comentó León. De hecho, ella recuerda cómo brindó su apoyo al hacer la reforma al “reglamento de horas”, traducido en datos, a través de la vicerrectoría de Vida Estudiantil.

Según León, el CU hace una propuesta que es enviada a consulta de todas las instancias universitarias, para canalizar la retroalimentación de la mejor manera y generar la norma.

Una vez aprobado el reglamento, si este tiene un componente operacional o informático, surge un canal de comunicación bilateral que pretende capacitar a todos los involucrados, y si es necesario, incluir un tema en la agenda del CU derivado del nuevo proceso.

 

Artículos de cuidado

Hay varios artículos que han causado dudas e inquietudes ente la comunidad universitaria.

ARTÍCULO 1. Objetivo El presente reglamento regula la participación de la población estudiantil en actividades sustantivas y complementarias de la gestión y del quehacer universitarios, mediante la designación de horas estudiante, horas asistente y horas asistente de posgrado, con el propósito de fortalecer su formación integral. Las actividades desempeñadas por la población estudiantil en este régimen de designación de horas estudiante, horas asistente y horas asistente de posgrado no podrán sustituir labores propias del personal universitario.

ARTÍCULO 4. Las horas asistente tienen carácter de colaboración, pero requieren de la población estudiantil mayor conocimiento, destrezas y responsabilidad. Las personas designadas en el régimen de horas asistente, además de cumplir con los requisitos para ser designadas en horas estudiante, deberán tener aprobado al menos el 50% del respectivo plan de estudios y un promedio ponderado anual de al menos 8,0.

ARTÍCULO 16. Procedimientos para la designación: Las horas de colaboración disponibles deben ser publicadas por cada unidad y garantizar una amplia difusión en el mayor número de medios digitales y físicos de que se disponga en la unidad respectiva, con la indicación expresa de las fechas de recepción de las solicitudes. El funcionario o la funcionaria responsable hará la recomendación de la designación; el superior jerárquico determinará si procede o no, y velará por el cumplimiento de las disposiciones de este reglamento. Los resultados de la designación serán comunicados a las personas que hayan participado.

 

Descontento en Ciencias y Artes

UNIVERSIDAD consultó a los distintos Consejos Estudiantiles para conocer su posición con respecto a este cambio normativo dentro de la UCR. El Consejo de Estudiantes de Ciencias Básicas (CECB) y el de Ingeniería (CEI), así como el Consejo Interdisciplinario de las Artes (CIArtes) fueron los que lograron captar una mayor disconformidad entre los distintos miembros de la comunidad universitaria.

Los Consejos de Estudiantes de Letras (CEL) y de Ciencias Sociales (CES) no reportaron quejas. Los Consejos de Estudiantes Ciencias Agroalimentarias (CEA) y de Ciencias de la Salud (CECS) no externaron respuesta ante la consulta.

Nathalia Retana, coordinadora del CIArtes explicó que hasta la semana pasada pudieron iniciar el proceso para recibir comentarios de los docentes y estudiantes del área. “Lo que más hemos recibido son dudas de parte de los estudiantes y quejas de los profesores”, comentó Retana.

También reproduce la opinión de varios docentes al señalar que “la autorización [para nombrar a un estudiante] venga de un superior [en el caso de Artes, del director de la unidad académica] es pasarle por encima al profesor”.

José Miguel Rincón, coordinador del CECB, compartió un documento enviado también a Vladimir Sagot (representante estudiantil ante el Consejo Universitario) y Yamileth Angulo (directora del mismo órgano).

En él se explica cómo 8 artículos afectan a la población estudiantil de esta área, principalmente por los requisitos de promedio (7,5 en el año lectivo anterior y 8,0 como promedio ponderado para el ciclo en que se prestará la asistencia). Como consecuencia, la no designación de algunos estudiantes podría afectar el quehacer de 14 centros de investigación de la UCR.

El requisito del promedio también afecta a los estudiantes de Ingeniería, según resaltó Mauricio Arias, coordinador general del CEI.

Arias recordó a los estudiantes becados que complementan el dinero que reciben de la beca con asistencias, y que ahora se pueden ver perjudicados por el requisito del promedio y el de haber aprobado el 50% del plan de estudios respectivo.

También, tanto Rincón como Yorusti Mena –coordinador del CEL– comentan la preocupación por la designación de horas ad honorem, pues no exoneran del pago de matrícula a quien esté designado bajo esta categoría. Además, Mena teme que se abra la posibilidad de sacar a concurso horas ad honorem y que afecte el acceso del estudiantado a las horas remuneradas.

 

Ingenuidad en las convocatorias

Algunas convocatorias para el “régimen de horas” se orientan a actividades muy específicas que no cualquier estudiante puede realizar, por ejemplo, las asistencias en difusión de la información.

Es lógico y sano que quien requiera un periodista, diseñador gráfico o productor audiovisual se asegure de que el estudiante tenga afinidad por el proyecto y cierta experiencia en su campo, pero ¿qué pasa cuando se establecen requisitos irreales para postularse a la convocatoria?

Ante este tipo de casos, María Fernanda Tristán, presidenta de la Asociación de Estudiantes de Comunicación Colectiva, hace un llamado a quienes requieran asistencia de estos estudiantes, para que se acerquen a las Unidades Académicas y las Asociaciones de Estudiantes y conozcan la realidad del alumnado de la carrera.

“Dependiendo de las necesidades que tengan, la escuela o la asociación podría recomendarles qué necesitan”, añadió Tristán, pues no siempre es posible solventar todas las demandas.

 

Ruth de la Asunción Romero, Vicerrectora de Vida Estudiantil

“Desde segundo año de carrera mantuve designaciones de horas asistente o estudiante, lo que enriqueció muchísimo mi formación académica”

Para la cabeza de la vicerrectoría de Vida Estudiantil, Ruth de la Asunción, la designación de horas estudiante y asistente “es una vía que favorece la consolidación de los esfuerzos por una formación completa, integral e integradora, y que estimula las conexiones entre los diferentes saberes y quehaceres institucionales”.

De la Asunción considera que potenciar las habilidades de los estudiantes a través de estas designaciones no solo enseña tareas o funciones específicas: también incluye buenos hábitos de trabajo en equipo y gestión del tiempo.

“Desde la Vicerrectoría de Vida Estudiantil y la Oficina de Becas hemos tomado todas las acciones posibles en el marco de la responsabilidad de implementación del nuevo Reglamento, hemos analizado situaciones especialmente complejas y buscar posibilidades de solución con las unidades académicas, siempre respetando el marco normativo aprobado por el CU”, añadió la Vicerrectora.

“La realidad va cambiando”

Anabelle León, directora de la Oficina de Becas y Atención Socioeconómica, cree que es importante el proceso de retroalimentación que hacen los órganos técnicos al Consejo Universitario para que pueda tomar las mejores decisiones en cuanto a la normativa, tomando en cuenta que los contextos cambian.

“La normativa tiene que irse actualizando”, opinó León. “Como un proceso natural, [el cuerpo normativo] tiene que irse actualizando. Realmente el marco legal debe ser la expresión de una realidad: los perfiles van cambiando, las realidades van cambiando, independientemente del tema que se trate”, añadió.

León destacó que este no es un sistema normativo aislado, sino que se inscribe dentro de toda la legislación universitaria. El objetivo particular del “régimen de horas” es complementar la formación del estudiante, pero no sustituirla: por ese motivo hay un tope de horas.

También, hay actividades asociadas a las distintas categorías, pues implican un reconocimiento económico que va en función de las actividades desarrolladas. Esto también categoriza a los estudiantes según su nivel de avance en la carrera, para que tengan las competencias necesarias para cumplir con las asignaciones que se les asignen.

 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/universitarias/consejo-universitario-analiza-regimen-horas-estudiante-horas-asistente/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments

Otros Artículos

Los adeptos del “fin de la historia” según Fukuyama –todos, incluido el maestro, metafísicos en su interpretación del desarrollo social

A la Vicerrectoría de Acción Social llegó una carta, una más con acusaciones contra el Programa Kioscos desde el actual Gobierno,