Universitarias COVID-19

Carrera de medicina de la UCR no abrirá cursos este semestre por falta de cupos clínicos en la CCSS

Autoridades universitarias solicitan a la CCSS que abra los cupos clínicos para que las y los estudiantes puedan llevar a cabo su práctica, pues la situación afecta a más de 800 estudiantes.

La Escuela de Medicina de la Universidad de Costa Rica (UCR) no ofrecerá matrícula en cursos de tercero, cuarto y quinto año del Bachillerato en Ciencias Médicas y de la Licenciatura en Medicina y Cirugía, durante el primer ciclo lectivo 2021, ya que la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) aún no abre los cupos clínicos, cerrados desde el inicio de la emergencia nacional por el COVID-19.

Lizbeth Salazar Sánchez, profesora catedrática y directora de la Escuela de Medicina de la UCR, confirmó que se pospuso la apertura de los cursos de Medicina y que se calcula que la medida afecta a alrededor de 800 estudiantes.

“¿Cómo vamos a abrir cursos si no hemos terminado? No es que no queremos abrirlos; es que no hemos terminado los cursos. Esto urge; es como una presa. Los internos tienen que graduarse como médicos, los que están en quinto año tienen que hacer el internado, y así sucesivamente los estudiantes de todos los años”, dijo Salazar a UNIVERSIDAD.

“No hemos podido terminar las rotaciones clínicas y en la formación médica seria, que es nuestra responsabilidad con el país, los médicos necesitamos tener prácticas clínicas para formarnos y si ninguno ha atendido un parto, no podemos pasar los cursos de ginecología, por ejemplo. Los médicos no se forman en el Campus Rodrigo Facio, sino en los hospitales”, agregó.

En el oficio EM-D-503-2020 del 16 de diciembre pasado, se informa a la población estudiantil que “hasta tanto no se hayan completado todas las prácticas pendientes de los cursos teórico-prácticos impartidos en el IC y IIC 2020, las personas estudiantes no contarán con la aprobación de los requisitos y correquisitos establecidos en el plan de estudios vigente”.

Y se añade que “la matrícula en los cursos que integran el Internado Rotatorio Universitario dependerá de la programación, por parte de las autoridades de la CCSS, del examen para optar por el campo clínico, así como de la anuencia a recibir un nuevo grupo de internos(as) universitarios(as) en el año 2021”.

La decisión en manos de la CCSS

Según el oficio citado  “a pesar de las gestiones y consultas realizadas por la Escuela de Medicina, las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social no se han pronunciado respecto a la rehabilitación de los campos docentes necesarios para el desarrollo de las prácticas clínicas de los cursos de tercero, cuarto, quinto y sexto año de la carrera de Bachillerato en Ciencias Médicas y Licenciatura en Medicina y Cirugía”.

Salazar explicó que “las autoridades de la Caja dicen que estamos ante una pandemia, que tenemos que esperar, que están analizando la situación, que están viendo los protocolos”.

“Desde la Escuela de Medicina se han buscado reuniones con las autoridades de la CCSS, se han enviado cantidad de oficios, se han hecho los protocolos que nos han pedido, hemos dado un curso sobre los protocolos a los estudiantes, los estudiantes ya están asegurados, hemos hecho reuniones con ellos para que tengan todo el equipo de protección personal. Hemos hecho todo lo que han pedido; pero ellos no han abierto los cupos clínicos y si ellos no los abren, nosotros no podemos avanzar”, enfatizó.

José Ángel Vargas, vicerrector de Docencia de la UCR, dijo a  UNIVERSIDAD, que la Rectoría está tratando de atender este tema con la junta directiva de la CCSS.

“La junta directiva de la Caja y el Cendeisss (Centro de Desarrollo Estratégico e Información en Salud y Seguridad Social) no han dado la aprobación para que se puedan incorporar los estudiantes. Desde la rectoría estamos negociando esa posibilidad para que la Caja pueda aceptar, aunque sea gradualmente, a los estudiantes que necesitan hacer sus prácticas clínicas. Es un tema bastante crítico que estamos tratando de atender”, declaró.

Este medio envió la consulta a la CCSS; pero no se obtuvo respuesta antes de la fecha de cierre.

“Somos 800 estudiantes que estamos varados”

David Romero, presidente de la Asociación de Estudiantes de Medicina de la UCR, refirió a este medio cómo la situación trasciende lo académico y ya afecta su situación económica y emocional. Actualmente están a la espera de una reunión urgente con el nuevo rector Gustavo Gutiérrez Espeleta.

“Somos 800 estudiantes que estamos varados, que no tenemos nada que matricular. Pero no es simplemente que no vamos a poder matricular cursos y avanzar. Hay pensiones alimentarias que no van a poder justificarse, aseguramiento en la Caja que no va a poder justificarse, compañeros que sin cursos no van a poder acceder a una beca, que ocupan una cantidad de créditos mínimos; muchos que no pueden conseguir trabajo. Entonces es una situación que ya trasciende a la vida personal de todos”, expresó Romero.

El joven contó su caso, que es similar al de sus 150 compañeros de cuarto año de medicina, dijo:

“El 2020 empezó normal. Pero en marzo nos enviaron un oficio de la Caja. Yo estaba en media consulta, me llegó al teléfono y decía: ‘Por favor, tienen que retirarse de las instalaciones’. En ese momento creíamos que iban a ser tres semanas… Bueno, nos fuimos a cursos virtuales. El primer semestre yo llevé los cursos de ginecología y obstetricia y de esos se pudo hacer solo un mes de prácticas clínicas; todo lo demás fue virtual. Las prácticas clínicas quedaron rezagadas. Igual el segundo semestre, llevé pediatría, se hizo todo virtual; pero las prácticas quedaron rezagadas», comentó el estudiante.

«Estábamos esperando a ver qué pasaba, a ver si este año podíamos recuperar las prácticas, reponer un semestre en menos tiempo; pero todavía no se ha dado nada. Yo sigo en cuarto año a pesar de que lo empecé el año pasado, igual mis compañeros de tercer año, no pueden pasar, los compañeros de quinto tampoco. Por eso es que no van a abrir cursos, lo cual tal vez es injusto con los compañeros que cumplen con todos los requisitos para llevar el plan de estudios en la universidad pero que por esta decisión no los van a poder llevar. Yo por dicha ahora conseguí un trabajo y puede ser que dure lo que dure mi contrato o si en abril nos dicen que podemos volver a la U, voy a tener que renunciar”, agregó.

“No podemos formar médicos virtuales”

Lizbeth Salazar destacó: “Tenemos una responsabilidad como Universidad de Costa Rica, que no podemos formar médicos virtuales. Eso sería irresponsable para el país. Imagínese un médico que no sepa hacer una historia clínica porque nunca ha estado en contacto con un paciente de verdad. Hemos utilizado herramientas como la simulación, la virtualidad; pero nosotros necesitamos al paciente en el ámbito hospitalario para hacer la práctica”.

“En las universidades privadas los están mandando a hospitales privados, a consultorios privados, pasándolos virtualmente; pero es que esa no es la Universidad de Costa Rica, nosotros no podemos jugar con la formación médica”, agregó.

“También consideramos que los estudiantes deben formarse con la realidad mundial, el COVID-19 ha cambiado la dinámica de los hospitales y la misma práctica clínica; por eso es importante que los muchachos se vayan insertando y que vayan viendo cuál es la sintomatología y cómo tratar a esos pacientes”, recalcó.

Por ahora, durante el primer ciclo lectivo 2021 se ofrecerán cursos de extensión o módulos de enseñanza por modalidad virtual, impartidos por docentes de la Escuela de Medicina sobre temas relacionados con diversas áreas de la Medicina (Ginecología, Obstetricia, Farmacología, Enfermedades Infecciosas, Patología Humana, Psiquiatría, Pediatría, Medicina Interna, etc.). Dichos cursos son voluntarios y gratuitos.

Salazar señaló que con estos cursos quieren reforzar temas importantes para la formación y además los docentes quieren mantener la práctica docente. Esto está pendiente de aprobación por parte de la Vicerrectoría de Acción Social (VAS).

Pero David Romero, de la Asociación de Estudiantes de Medicina, comentó que necesitan “soluciones permanentes”. “No se sabe si los módulos de extensión docente van a poder aplicarse para recibir beca porque no existe normativa; además son módulos en horario de día y la gente que está trabajando no podría optar por ellos. La verdad no se nos resuelve nada con esos módulos”, dijo.

 

 

Ir al contenido