Universitarias Temas como la seguridad alimentaria y educativa destacaron entre los expuestos

Becarios en el extranjero exponen investigaciones que impactarán en comunidades

La actividad contó con la participación de 11 personas becarias y exbecarias de distintas carreras, 7 más en comparación con la edición anterior.

Por primera vez, los proyectos de investigación que realizan las personas estudiantes becadas en el exterior, con un impacto directo en las comunidades, fueron expuestos en la Diáspora de la Universidad de la Costa Rica, que se realiza anualmente.

Entre el 22 al 26 de agosto del presente año se realizó la segunda edición de la Semana de la Diáspora UCR: Puentes UCR con el mundo 2022. Un espacio de reflexión y demostración de los proyectos que realizan las personas becarias en el extranjero, con el apoyo de la Oficina de Asuntos Internacionales y Cooperación Externa (OAICE).

“Los becarios no solo son las personas que van y vuelven, y la diáspora brinda un espacio para aplicación y demostración de conocimientos”.

Este año, la diáspora tuvo la particularidad de que se dio espacio a aquellos proyectos que tienen una clara huella hacia la acción social y no únicamente a la investigación, como sucedió el año anterior. Estos espacios se habilitaron todos los días, con una persona becaria invitada, acompañada de una autoridad universitaria.

Diana Senior, directora de la OAICE, comentó que este espacio fue para dar esa visión a las personas de que existe la posibilidad que las investigaciones tengan componentes de devolución a las comunidades con las que están vinculadas los proyectos.

Dentro de la semana de la diáspora se realizaron otras dos iniciativas: “Mi tesis en 5 minutos”, un espacio de presentación de proyectos de investigación mediante el uso de video, y “La voz de la diáspora”, una iniciativa similar pero que tuvo como fin presentar un resumen general de la experiencia de los becarios en el extranjero.

En el marco de la inauguración del evento, se destacó la importancia de vinculación con los becarios a nivel científico, social y cultural. Esto porque, según la OAICE, son los embajadores en el exterior y promotores de un cambio social.

Para este año, la cifra de becarios entre personas docentes y administrativas asciende a 129, distribuidos en 21 países de África, América, Asia y Europa. Todas las personas en el exterior realizan posgrados e investigaciones relacionadas con su área de estudio.

El día miércoles 24 de agosto se realizó la Diáspora UCR: Proyección y oportunidades para la Acción Social. Este fue el primer espacio destinado únicamente a temas de investigación relacionados con el entorno social y fue impartido por Tatiana Martínez y Gabriel Garbanzo. En este espacio se trataron tópicos como la seguridad alimentaria y educativa, el acompañamiento psicológico, proyectos sobre enfermedades y sanidad de suelos.

Gabriel Garbanzo, quien se encuentra en Guinea-Bisáu donde realiza un posgrado en agronomía gracias a una beca de la Universidad de Lisboa, en asociación con la Universidad de Wageningen en los Países Bajos, participó como invitado en la Diáspora. En este espacio, destacó que los proyectos de investigación siempre llevan consigo un trabajo de campo, por lo que este tipo de espacios son una forma de dar a conocer esos vínculos sociales.

“Lo bonito de la diáspora es que tenemos la oportunidad de dar a conocer lo que estamos realizando en el extranjero, además, abrir esas oportunidades para las personas que están en la universidad”, comentó Garbanzo.

Otra de las personas invitadas a participar fue Francisco Siles, quien presentó una investigación de un algoritmo matemático que permite rastrear células cancerígenas con el fin de aportar un mecanismo de diagnóstico especializado.

Siles destacó que la Universidad tiene como uno de sus pilares el humanismo, por lo que considera de suma importancia que se brinden espacios de apoyo y conocimiento a proyectos de acción social.

Redes internacionales y herramientas de articulación

La Diáspora de este año trató como temática principal las redes internacionales, con el fin de fortalecer las oportunidades UCR con el mundo y abordar la importancia y el impacto de la cooperación internacional en la educación superior.

“Los becarios no solo son las personas que van y vuelven, y la diáspora brinda un espacio para aplicación y demostración de conocimientos, que pueden motivar a más personas a formar parte”, añadió Siles.

Otro de los temas que se trataron en la Semana de la Diáspora fueron las herramientas académicas de articulación internacional, la transversalidad de los objetivos de desarrollo sostenible y las experiencias académicas en América Latina.

Las solicitudes para optar por una beca en el extranjero para personas docentes y administrativas son organizadas por las respectivas unidades académicas en función de las necesidades que cada solicitante requiera. Es decir, si usted requiere información o gusta de participar en alguna oportunidad de posgrado en el extranjero, debe dirigirse a la unidad académica que pertenezca, con el fin de ser asesorado de la mejor manera.

El tiempo promedio de estudio para una persona becaria es de dos años para maestría y cuatro años para doctorado. Además, para participar de los procesos de selección debe cumplir ciertos requisitos, que van desde conocer el idioma del país a concursar, hasta un informe final de estudios al regresar. Para conocerlos a detalle también puede consultar en su respectiva unidad académica.

Si desea obtener mayor información de las actividades sostenidas durante la Semana de la Diáspora puede acceder a la página web de la OAICE (oaice.ucr.ac.cr), o bien, a sus redes sociales. En estos espacios encontrarán resúmenes de cada uno de los días que se llevó a cabo el evento, además de grabaciones de las presentaciones de las personas invitadas.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido