Auditoría examina eficiencia del sistema: Contraloría y UCR chocan por enfoque de becas

Para estudiantes con Beca 11, la UCR brinda alojamiento en una residencia estudiantil a quienes lo necesitan. Actualmente, casi el 25% de los alumnos

Para estudiantes con Beca 11, la UCR brinda alojamiento en una residencia estudiantil a quienes lo necesitan. Actualmente, casi el 25% de los alumnos con esa beca provienen de hogares en condición de pobreza extrema.

Las diferencias de criterios sobre la manera en que debe financiarse el Sistema de Becas de la Universidad de Costa Rica (UCR) salieron a la luz ante un informe de auditoría presentado por la Contraloría General de la República (CGR), donde se cuestiona la manera en que se administra este programa.

Si bien el documento trata diversos aspectos, muchos de ellos pasan por los criterios de cobro de matrícula, lo cual provocó que el rector de la UCR, Henning Jensen Pennington, afirmara que el enfoque de la CGR a la hora de calificar el Sistema de Becas es “meramente contable”.

El informe de la CGR, titulado “Auditoría sobre la eficacia del Sistema de Becas de la UCR”, dado a conocer el 24 de setiembre, critica que desde el 2003 las becas dejaron de ser financiadas solamente por los ingresos de matrícula –como estaba estipulado– y que comenzaron a tomar fondos también del presupuesto de la Universidad, es decir, lo otorgado por el Fondo Especial para la Educación Superior (FEES).

DIFERENTE ENFOQUE

El Sistema de Becas era financiado anteriormente a partir del cobro de matrícula, que es el monto que pagan los estudiantes no becados al inicio de cada semestre. Actualmente, el 50% de la población universitaria se beneficia de este modelo, lo que significó una inversión de ¢12.664,3 millones para el 2013. Mientras tanto, el presupuesto estimado en el 2013 por concepto de derechos de matrícula fue de ¢3.606,1 millones.

La CGR critica que la UCR tenga un límite máximo de 12 créditos (unidad de medida de la carga académica por materia) por semestre para cobrar cada curso y sostiene que el costo del crédito se ha reducido en términos reales en 14,6% entre 1995 y 2013.

Es por esto que desde hace unos años se ha hecho necesario tomar parte del presupuesto universitario, otorgado por el estado a través del FEES, para sostener el programa de subvenciones y beneficios a estudiantes de escasos recursos.

Sin embargo, dentro de la Universidad, el crecimiento del Sistema de Becas no es visto como algo negativo. “Si ha crecido el monto dedicado a becas se debe a que la naturaleza y características de los estudiantes han ido cambiando debido a la creciente desigualdad social”, explicó el Rector.

La CGR insiste en la necesidad de revisar el costo de la matrícula y el tope de créditos, pero la administración de la UCR duda del impacto que esto pueda tener en la filosofía del Sistema de Becas: “Eso tendría un efecto perverso sobre el enfoque solidario de la Universidad de Costa Rica. Eso significaría que para poder dar becas tendríamos que cobrar tarifas bastante altas que llevaría a una ‘chilenización’ del modelo de educación superior”, afirmó Jensen, haciendo alusión al sistema chileno, basado en préstamos a los estudiantes.

La discusión se acrecienta cuando se toma en cuenta que existen proyectos que plantean reducir el monto otorgado al FEES, como la moción presentada por el diputado Rolando González, la cual reduce 1% del presupuesto de las universidades estatales.

Ruth de la Asunción Romero, vicerrectora de Vida Estudiantil de la UCR, aseguró que, dada la vocación humanista de la UCR, es natural utilizar sus recursos para fortalecer el Sistema de Becas, pues da la posibilidad de estudiar a personas que no pueden financiarse su carrera.

Tanto la Vicerrectora como el Rector de la Universidad coinciden en que si el presupuesto ha aumentado es porque así lo han hecho los beneficios complementarios y la cantidad de becarios.

CGR QUIERE VER IMPACTO DE BECAS

En la UCR, los estudiantes que tienen beca categoría 10 u 11 –que cuentan con mayores beneficios– deben cumplir algunos requisitos como matricular un mínimo de 12 créditos por semestre y mantener un promedio alto.

Al respecto, la CGR es enfática al señalar en su informe que esto no garantiza la efectividad del Sistema de Becas, ya que no existen estudios integrales sobre el impacto de este en el desempeño de los estudiantes beneficiados.

El informe dice: “La situación expuesta afecta la eficacia del Sistema de Becas, debido a que las autoridades universitarias no cuentan con la información suficiente sobre el aporte de este Sistema en la permanencia y graduación de los estudiantes becarios”.

“A lo largo de los años, se han ido haciendo varios análisis específicos, enfocados en diferentes aspectos. La razón por la cual no existe un estudio integral es la disponibilidad de recursos en la Vicerrectoría”, explicó De la Asunción. Sin embargo, enfatizó que sí hay conocimiento de la situación en que otorgan las becas: “No es que seamos tripulantes a ciegas”.

Un ejemplo de estos estudios es una investigación realizada por el Centro de Evaluación Académica, publicada en el 2013, donde se indica que los estudiantes becados suelen graduarse en menos tiempo que los estudiantes que no cuentan con ayuda socioeconómica. Según el trabajo de los investigadores Eugenia Gallardo, Mauricio Molina y Rebeca Cordero, estos jóvenes tienen un 42% más de probabilidades de graduarse en siete años (promedio en que se gradúa un estudiante de la UCR), mientras los demás sólo un 30% de posibilidad de terminar su carrera en ese plazo.

En el momento de la publicación del estudio, De la Asunción indicó que el efecto de la beca en el tiempo de graduación de los estudiantes se debe a múltiples motivos, como que la población que califica para este beneficio se ve motivada a sacar sus estudios universitarios más rápidamente, pues ven en estos una manera de acceder a más oportunidades laborales y mejorar la situación económica propia y de su familia.

UCR DEBE ACATAR DISPOSICIONES

El estudio de la Contraloría dispone medidas obligatorias que deben ser acatadas por distintos órganos de la Universidad de Costa Rica (UCR) en un plazo de uno o dos años, dependiendo de la medida.

Entre ellas se encuentran la revisión del tope de créditos que pagan los estudiantes, el replanteamiento de la manera en que se calcula el costo de estos créditos para que sea acorde con el crecimiento del colón, la efectividad en el cobro de matrícula y la realización de un estudio integral del impacto del Sistema de Becas en los estudiantes beneficiados.

De la Asunción fue clara en que la administración de la UCR será respetuosa a la hora de acatar todas estas disposiciones.

Otros Artículos

A la hora de escuchar las propuestas de los candidatos a la presidencia, si alguno mencionaba el delicado tema, lo que la mayoría pensaría

El curso de nuestro mundo se refleja en la sensibilidad hacia la época que ha constituido. Emerge en nuestra desventurada conciencia la ruin percepción

Navegue en nuestro mapa interactivo por algunas de las obras financiadas por JUDESUR que registran irregularidades y que motivan la intervención de esa entidad.

Para estudiantes con Beca 11, la UCR brinda alojamiento en una residencia estudiantil a quienes lo necesitan. Actualmente, casi el 25% de los alumnos

Vos, Eva, no te limitaste a lo reglamentado. Supiste de tu tiempo para salir de la pesadez del Edén, tu hogar destinado, más no

A pesar de que el Partido Liberación Nacional (PLN) retiró la moción con la que pretendía recortar un 1% del aumento al presupuesto para

Este año, el Parque La Libertad ha realizado actividades en las que han participado alrededor de 14 000 personas. (Foto: cortesía del Parque La

Las fotografías celebran cuerpos reales y libres, como el de Niza Castro. (Foto: Allan Barboza)Cuerpos desnudos, en un río, en un estudio, sobre una