Expectativa del Gobierno tras fallo de la Sala IV

Víctor Morales: «Lo importante es que el proyecto de huelgas se apruebe en corto tiempo»

La legislación de huelgas ha ocupado un espacio relevante en la agenda del Gobierno, pues durante el primer debate del proyecto el ministro de la Presidencia renunció temporalmente como ministro para poder votarlo, además fue convocado en sesiones extraordinarias.

Cuatro días después del fallo de la Sala IV sobre el proyecto que regularía las huelgas, el ministro de la Presidencia, Víctor Morales, aseguró que para el gobierno es importante que el proyecto se apruebe en el corto plazo, independientemente del camino que escojan los diputados para corregirlo.

El proyecto de ley que pretende regular las huelgas en el país avanza en la Asamblea Legislativa y el  viernes por la noche, los magistrados de la Sala IV encontraros dos vicios de constitucionalidad.

Ahora, los diputados tendrán que corregir los dos señalamientos que hizo la Sala, «muy sencillos», según los calificó el presidente de la Asamblea Legislativa, Carlos Ricardo Benavides -impulsor del proyecto-.

El  primero tiene que ver con la  disolución de sindicatos por las conductas delictivas de sus dirigentes , pues según el criterio de la Sala, «no se puede trasladar la responsabilidad penal personal y personalísima de los dirigentes sindicales a todo el sindicato”.

El segundo es que los legisladores debieron consultar a la Corte Suprema de Justicia «cuáles servicios judiciales y auxiliares de la justicia son considerados esenciales (los cuales tendrían prohibición al derecho de huelga)”.

El gobierno ha manifestado el respaldo a este proyecto; incluso para el primer debate legislativo, el ministro de la Presidencia, Víctor Morales, renunció temporalmente a su cargo como ministro para poder votar el texto desde su curul.

Lea también: Presidente de la Asamblea Legislativa no ve problemas para corregir proyecto de huelgas 

Por su parte, el presidente de la República, Carlos Alvarado, ha calificado el proyecto como «positivo» inclusive para los trabajadores, pues considera que se respetan sus derechos; así como para los costarricenses al haber mayor control de los movimientos de protesta y para que no afecten a la mayoría.

Durante un año y medio de administración, el gobierno de Alvarado ha tenido una relación compleja con los sindicatos. Hace un año, la huelga contra el plan fiscal se extendió por tres meses. El Poder Ejecutivo también afrontó la presión articulada de una alianza entre sindicatos y grupos de sectores sociales que pedían la cabeza del ministro de Educación, Édgar Mora, por la oposición a decisiones de su gestión como la implementación de baños neutros en centros educativos.

UNIVERSIDAD conversó con el ministro de la Presidencia sobre el fallo de la Sala y las expectativas del Ejecutivo porque se apruebe el proyecto.

¿Cómo toma el gobierno el criterio de la Sala? 

-Lo tomamos con mucho positivismo. Nos parece que el fallo en lo sustantivo valida, desde el punto de vista constitucional, derechos humanos. Hay un par de precisiones en el sentido de la norma que se refería al tema de disolución de sindicatos que me parece que eso obviamente se elimina y la parte de procedimiento que ahí me parece que los diputados tienen opciones para resolver eso: una es retroceder a la respuesta de la Corte y la otra es la posibilidad de eliminar del texto esa parte. 

Lo importante es que cualquier que sea la vía, podamos tenerla en un plazo corto aprobada la ley. Lo que nos parece es que hay una posibilidad ya cierta y real con blindaje constitucional a esta legislación. 

¿Por qué el  proyecto es  tan importante para el Poder Ejecutivo?

-Es importante para el país, yo diría que más que para el gobierno es una legislación importante para el país para la sociedad costarricense para estar en un proceso de mejora de legislación que regula la convivencia social. Cuando hay vacíos, abusos, excesos en el ordenamiento jurídico,  que demanda revisiones de los Poderes de la República. En este caso es una iniciativa de orden legislativo, porque me parece que viene a atender una demanda social. 

Nosotros lo apoyamos. Creemos desde luego en el tema de huelgas así como se ha consagrado en nuestro ordenamiento jurídico…. Nos parece que es legislación que busca equilibrios y conciliación de derechos y, en este sentido, nos parece que la Sala Constitucional ha dejado claro que no hay una violación a derechos fundamentales como se argumentó. No un tema menor para nosotros. Yo estuve personalmente involucrado en la comisión especial. Yo soy un fiel creyente del diálogo social, por eso promoví espacios de diálogo con organizaciones sindicales para poder construir una visión compartida de este normativo. 

Una vez que  el proyecto supere el proceso legislativo -se corrijan los vicios que encontró la Sala, se vote en segundo debate- ¿Cuán pronto lo firmaría el Ejecutivo?

-El Ejecutivo la firmará en el momento en que esté completo el proceso legislativo. Una vez que reciba el voto completo, tienen que transcurrir unos días, trasladarlo a la convención de consultas de constitucionalidad, tomar esa decisión. Hay en la mesa como dos rutas, una es hacer lo ajustes de la comisión de consultas de constitucionalidad y quitar del texto los temas sobre los cuales la Sala ha llamado la atención y por ejemplo evitarse una consulta a la Corte; y la otra es mantener la consulta a la Corte;  eso lleva más días. Dependerá de los tiempos legislativos. 

¿Hay premura porque sea este año?

-Veo que es posible, según sea la ruta que se siga, eso es posible. Nos parece importante tener la legislación aprobada en el tiempo que sea necesario, aquí la regla es llevar las cosas con los tiempos necesarios para que salgan bien; yo creo que ese es el tema. No se trata de apurar procesos y exponerse a que luego tenga problemas o debilidades. Aquí lo que importa es que esto salga en los tiempos correctos. 

No nos parece que tenga que estarse empujando innecesariamente en los tiempos y exponerse a cometer a algún error. Esto ha sido un proceso muy cuidado a lo largo de todo los meses, llevamos ya prácticamente  un año. Lo que importa es que siga su ritmo. 

¿Usted planea  renunciar a su cargo temporalmente como ministro para presentarse a votar el proyecto en segundo debate, así como lo hizo en el primero?

-No, no eso no lo tengo valorado. Lo que me parece importante es que ahora sigamos adelante aprobando e impulsando esta legislación. La decisión de presentarme a la Asamblea depende de cada caso en particular: la urgencia, la necesidad, pero ahorita no tengo valorado dejar el cargo de ministro para ir a la Asamblea. 

El presidente Carlos Alvarado ha dicho que la norma técnica se firmará este año. Sabemos que es un tema que polariza a la población y no se descarta que haya movilización social. ¿El proyecto de huelgas sería un elemento importante de respaldo para cuando se firme la norma técnica?

-No lo estoy viendo de esa manera. Creo que en realidad, para mí es una legislación importante. Ya estamos donde estamos, me parece que es fundamental haber llegado aquí y entonces lo que sigue es simplemente corregir, atender las indicaciones que ha hecho la sala. No estoy viendo que entonces haya un movimiento de huelga en el corto plazo para pensar que nos surge para eso. Cuando el ordenamiento jurídico cuente con esa herramienta, en la obligación de acatar las leyes, lo cumpliremos, pero hasta ahora trabajamos y operamos con los elementos que tenemos. 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments