Tesorera Nacional y Viceministro de egresos rechazan que faltante de ¢600.000 millones se deba a un error de cálculo

La Tesorera Nacional, Marta Cubillo respaldó la versión del exministro de Hacienda, Helio Fallas y señaló que «agujero» en finanzas no es un error de cálculo, sino consecuencia de la falta de una reforma fiscal integral

La tesorera Nacional, Marta Cubillo y el viceministro de Egresos, Rodolfo Cordero, rechazaron la afirmación de que durante la administración Solís Rivera (2014-2018) se  cometiera un error al calcular el presupuesto del 2018, y que eso haya ocasionado el faltante de ¢600.000 millones para amortizar el pago de deuda interna.

Cubillo aseguró que eso no es así y explicó que esa falta de recursos responde a un una serie de agravantes que tuvo el país en materia fiscal, específicamente, la dificultad de colocar bonos en el extranjero  para el pago de la deuda interna a largo plazo.

De acuerdo con la tesorera durante el 2017 Hacienda negoció con inversionistas extranjeros bonos para pagar la deuda del Estado por  $1.500 millones a un plazo de 10 años.

Sin embargo, los inversionistas se retiraron y no se logró cerrar el acuerdo. En esa decisión influyeron que el país no alcanzó un acuerdo en la Asamblea Legislativa para aprobar una reforma fiscal integral y la cercanía del periodo de elecciones nacionales.

Cubillo detalló que en lo que va de este año, Hacienda  ha tratado de colocar canjes de deuda -en vez de pagar con dinero, pagar con bonos- pero sólo ha conseguido que sean por periodos de corto plazo que vencen este mismo año.

Por estos motivos,  para el Gobierno será «imposible» sostenerse si laAsamblea Legislativa no aprueba el presupuesto extraordinario de ¢600.000 millones solicitado el martes 31 de julio.

Lea también: Gobierno envía al Congreso un abultado presupuesto extraordinario de ¢600.045 millones para amortizar su deuda interna 

Por su parte, el exministro de Hacienda, Helio Fallas defendió a través de una publicación en su perfil de Facebook que el faltante de ¢600.000 millones que dejó la anterior administración  se debe a las nuevas circunstancias que afronta el país por el deterioro de la situación fiscal, más que a un error en los cálculos de la cartera que tuvo a su cargo.

Fallas explicó que el presupuesto del 2018 fue elaborado a mediados del 2017, bajo “supuestos económicos y financieros” distintos a los  que se encontró el Gobierno actual.

Según la explicación del exministro, la Tesorería Nacional tuvo que recurrir a endeudamientos extraordinarios de corto plazo, para cumplir con sus obligaciones en los últimos meses del 2017 y se dificultó «realizar canjes de deuda al mismo ritmo que se hizo en el pasado».

“Al incrementar las colocaciones de deuda con vencimiento en el 2018, cuando en principio se preveía colocar deuda con vencimiento en 2019 y más allá, se hace necesario ajustar la partida de amortización en el Presupuesto Nacional, tal y como lo está haciendo la actual Administración. Esto no solo fue algo que no se pudo prever al hacer el actual presupuesto ordinario, debido a la incertidumbre que provoca la falta de una solución a la situación fiscal, sino que podría volver a darse en el futuro si el problema no se resuelve”, agregó el exministro de Hacienda.

De acuerdo con Fallas, “la situación no podía ser prevista al arranque del segundo semestre del 2017, más aún cuando la proyección de déficit fiscal fue revisada al alza recientemente”.

Fallas acotó que los retos que debería de enfrentar la nueva administración producto de la crisis fiscal “fueron señalado con detalle” a todos los actores políticos en las elecciones. Además de que la situación fue comunicada a los jerarcas actuales en reuniones de transición que se realizaron entre abril y mayo de este 2018.

Descontento Legislativo

El  Poder Ejecutivo remitió este martes un presupuesto extraordinario por ¢600.044,9 millones a la Asamblea Legislativa, para subsanar la «amortización de deuda interna que debe efectuarse este año».

Ante el faltante que hereda la administración de Carlos Alvarado, diputados de distintas fracciones temen que interfiera en el proceso para la aprobación de la reforma fiscal.

Silvia Hernández del Partido Liberación Nacional dijo que le preocupa el crecimiento nominal del presupuesto del 2019. Además, calificó el faltante como “una barbaridad y una irresponsabilidad de la administración Solís Rivera”.

La propuesta del Presupuesto Extraordinario que hizo la Ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, deberá ser revisada por la Asamblea Legislativa a través de la Comisión de Asuntos Hacendarios. Una vez que esta comisión dictamine el presupuesto, quedará en manos del Plenario Legislativo la votación final del mismo.

*Lea la entrevista completa que será publicada en la próxima edición del Semanario Universidad del 8 de agosto. 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments